Los legisladores no debemos disculparnos por vigilar al Gobierno; presidencia tiene que comprobar cómo gasta el dinero de los mexicanos: Julen Rementería

 

  • La información publicada es real, pues está en un sitio oficial del Gobierno

El senador panista Julen Rementería del Puerto aseguró que la solicitud del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para que se disculpe por dar a conocer datos publicados por la propia Presidencia de la República sobre sus gastos “está fuera de lugar”.

Reiteró que la información publicada en sus redes sociales es real, pues está en un sitio oficial del Gobierno que, si está equivocada, debieron haberla corregido.

A quien debe pedirle el presidente que se disculpe es a sus colaboradores que lo meten en estos asuntos, abundó, y subrayó que la Presidencia debe comprobar cómo se gasta el dinero de los mexicanos.

Una de las principales funciones de los legisladores es fiscalizar al Gobierno y vigilar que no se comentan abusos con el dinero de los mexicanos, subrayó.

“Miren, yo la verdad sí creo que está fuera de lugar la solicitud de una disculpa porque al final lo único que yo hice fue dar a conocer un presupuesto que tiene la Presidencia publicado, que no es falso, que existe como tal, muy mal hecho sí, que debieron haber corregido, también, pero eso es responsabilidad, en todo caso, de quienes no lo hicieron.

“Yo creo que el presidente debiera pedirle una disculpa a quienes lo meten en estos bretes, porque alguien tuvo que haberse dado cuenta, si no va a gastar esta cifra, si estas cifras con incorrectas, si es solamente un presupuesto también hay que corregirlo.

“Y decirle, además que los actos de presupuestación tienen una razón de ser. No es simplemente un cumplimiento de alguna norma para poder decir hubo un presupuesto, sino es para tratar de ceñirse a una cifra, a un rigor matemático en el ejercicio del gasto que permita decir ´en esto voy a gastar tanto´ y entonces me queda libre para gastar lo que me queda de esta partida en otra que pueda necesitar el Gobierno.

“No es simplemente datos referenciales, son datos que deben de tener un rigor, digamos que en la administración pública, y que se tienen que ocupar.

Yo creo que quien tiene que pedir disculpas es precisamente el Gobierno de la República a todos los mexicanos por no haber corregido su presupuesto y, en todo caso, también tendrá que demostrar lo que se está gastando, porque no debemos solamente pensar en creer lo que el presidente, con mucho respeto, pero no por que lo diga el presidente lo tenemos que creer, esto no es un dogma de fe.

“Aquí los que nos tienen que demostrar cómo están comprobándose los gastos y si efectivamente tienen una razonabilidad en sus fondos.

“No da lugar ni siquiera a interpretación, está así porque los precios que ahí aparecen yo no los puse, yo no hice esa tabla, mucho menos la publiqué en un sitio oficial, yo simplemente la tomé tal cual, escogí algunos ejemplos que me parecían verdaderamente exorbitantes y los di a conocer a través de una red social.

“No (tengo por qué disculparme), la verdad es que no, porque lo que yo estoy haciendo simplemente, yo quiero recordar al presidente y a todo el público, que al final de cuentas una de las labores principalísimas que tiene cualquier Congreso, cualquier ente legislativo es precisamente la de ser un contrapeso y la de legislar, pero además la de fiscalizar, aunque entiendo que específicamente esta parte de la fiscalización le toca más a los diputados que al Senado, pero de alguna manera tenemos esa obligación.

“Y aquí lo que teníamos que haber hecho, que es yo creo que es parte de lo que logró aquí, evitar que se cometan, pues, errores, vamos a decirlo de manera, digamos, que pues correcta, para no lastimar a nadie, que errores que pudieran simplemente dañar al erario público, a todo el país.

“En resumen, yo creo que aquí el presidente lo que tiene que hacer es corregir sus presupuestos y, sobre todo, lo que más me preocupa es no solamente lo que puede valer un kilo de longaniza, porque no creo que aún a esos preciosa vayan  a acabar con la economía de México comiendo longaniza, me parece que lo que preocupa es el desdén, la falta de cuidado en la presupuestación, en el rigor, en el cumplimiento de la norma, porque es una norma la que obliga a tener un presupuesto y ceñirse a él”, finalizó.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *