GPPAN condena el discurso de odio de Donald Trump, que incita ataques contra los mexicanos

  • Lo ocurrido en El Paso, Texas, forma parte de los más de 250 ataques con arma de fuego contra personas inocentes en tan sólo 216 días en Estados Unidos, lamentó Reynoso Sánchez

Las y los legisladores del PAN expresamos nuestra más enérgica condena al discurso de odio de Donald Trump, que incita ataques contra los mexicanos en Estados Unidos y exigimos la condena del gobierno de México al racismo, la intolerancia y el supremacismo blanco como instrumento de los procesos democráticos en Estados Unidos y en cualquier parte del mundo, aseveró la senadora Alejandra Reynoso Sánchez.

Lo anterior, al emitir el posicionamiento del Grupo Parlamentario del PAN ante los hechos ocurridos el pasado 3 de agosto en El Paso, Texas, donde murieron 22 personas, 8 de ellas nacionales mexicanos.

“Lo ocurrido en El Paso, Texas, forma parte de los más de 250 ataques con arma de fuego contra personas inocentes en tan sólo 216 días en Estados Unidos”, lamentó.

La legisladora guanajuatense expresó que México y los mexicanos hemos sido utilizados como parte del discurso electoral del presidente Donald Trump, quien ha exacerbado nuestras diferencias por el color de la piel, la lengua, nos ha acusado de ser violadores, criminales y nos responsabiliza de hacer una invasión en la Unión Americana.

Su discurso de odio, mediante el cual se manifiesta el racismo, la xenofobia, la discriminación, genera profunda división, una grave polarización, exalta la intolerancia e incita e inspira crímenes de odio, señaló “La Wera” Reynoso.

Desde esta tribuna, dijo, “nos solidarizamos con los familiares de las víctimas mortales y con los heridos, este hecho lamentable ocurrido en El Paso, Texas, a todos nos duele, a todos nos lastima. Es por ello, que las senadoras y los senadores del PAN exigimos el cese de los ataques contra México y los mexicanos de la campaña electoral de Donald Trump en los Estados Unidos”.

Para concluir su discurso, la legisladora citó las palabras de Guillermo del Toro, quien al develar su “estrella” en el “Paseo de la Fama” envió un mensaje a los migrantes diciendo: “El antídoto ante el miedo y la división, es unirnos y darnos cuenta que estas divisiones son totalmente una fantasía. Hagamos de México la unidad como una realidad y que los discursos no se queden en una mera fantasía”.

 

ooOoo

7 de agosto del 2019

Versión de la intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al presentar el posicionamiento del GPPAN sobre la masacre ocurrida el pasado 3 de agosto en El Paso, Texas, Estados Unidos

Con su venia, presidente.

Lo ocurrido en El Paso, Texas, forma parte de los más de 250 ataques con arma de fuego contra personas inocentes en tan sólo 216 días en los Estados Unidos.

Sin embargo, éste en particular es distinto a los demás porque el atacante dijo hacerlo con el objetivo de matar a los hispanos y detener su invasión al país.

Desde las elecciones presidenciales de 2016, las campañas políticas presentaron discursos altamente estridentes y violentos contra minorías étnicas y religiosas, con el objetivo de alimentar las diferencias sociales para ganar simpatizantes.

México y los mexicanos hemos sido utilizados como parte del discurso electoral del presidente Donald Trump, quien ha exacerbado nuestras diferencias por el color de la piel, la lengua, nos ha acusado de ser violadores, criminales y nos responsabiliza de hacer una invasión en la Unión Americana; nos califica como hombres malos, personas malas.

Trump ha utilizado el discurso para generar miedo a los mexicanos y a los hispanos, a los que no tenemos las características de lo que para él representa el ciudadano americano.

Su discurso de odio, mediante el cual se manifiesta el racismo, la xenofobia, la discriminación, genera profunda división, una grave polarización, exalta la intolerancia e incita e inspira crímenes de odio, como el ocurrido el pasado domingo, en el que murieron 22 personas inocentes, 8 de ellas nacionales mexicanos.

Desde esta tribuna, nos solidarizamos con los familiares de las víctimas mortales y con los heridos; este hecho lamentable ocurrido en El Paso, Texas, a todos nos duele, a todos nos lastima.

El día de ayer, durante la develación de su “estrella” en el “Paseo de la Fama”, Guillermo del Toro portó la bandera tricolor enviando un mensaje a los migrantes y les dijo: estamos en un momento de mucho miedo, mucho miedo y mucha división, porque para eso se usa el miedo, se usa para dividirnos, para decirnos que somos diferentes, que no debemos confiar el uno al otro, y esas mentiras hace que sea más fácil controlarnos y odiarnos. El antídoto es unirnos y darnos cuenta que estas divisiones son totalmente una fantasía.

Después del ataque en El Paso sabemos que los discursos de odio que se usan y que principalmente usan los líderes populistas tienen consecuencias mortales. Lamentablemente, El Paso nos ha enseñado el sabor amargo que genera el odio, la xenofobia, la discriminación y la violencia verbal. En El Paso han muerto personas inocentes, lo más triste de ello es que esas muertes pudieron evitarse.

En el 2016, durante la conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Discriminación, el alto comisionado de las Naciones Unidas recordó a los gobiernos sobre sus obligaciones legales para detener el discurso y los crímenes de odio en sus naciones; ante ello, el gobierno mexicano también debe poner el ejemplo.

Por lo anterior, las y los legisladores del PAN expresamos nuestra más enérgica condena al discurso de odio que incita a los ataques contra los mexicanos en Estados Unidos.

Exigimos la condena del gobierno de México al racismo, a la intolerancia y el supremacismo blanco como instrumento de los procesos democráticos en Estados Unidos y en cualquier parte del mundo.

Las senadoras y los senadores del PAN exigimos el cese de los ataques contra México y los mexicanos de la campaña electoral de Donald Trump en los Estados Unidos.

Y repetiría las últimas palabras de Guillermo del Toro: El antídoto ante el miedo y la división, es unirnos y darnos cuenta que estas divisiones son totalmente una fantasía.

Hagamos de México la unidad como una realidad y que los discursos no se queden en una mera fantasía.

Es cuanto, presidente.

 ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *