Senadora Alejandra Reynoso exhorta a la Secretaría de Salud a reforzar estrategias contra la Hepatitis C

Senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al participar en la discusión de un dictamen de la Segunda Comisión que exhorta a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas, a reforzar las estrategias para mejorar el acceso, cobertura y calidad de las acciones que permitan la prevención, detección, diagnóstico y atención oportuna de la Hepatitis C Crónica.

17 de julio de 2019

 

Versión de la intervención de la senadora Alejandra Reynoso Sánchez, al participar en la discusión de un dictamen de la Segunda Comisión que exhorta a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas, a reforzar las estrategias para mejorar el acceso, cobertura y calidad de las acciones que permitan la prevención, detección, diagnóstico y atención oportuna de la Hepatitis C Crónica

 

Con su venia, presidente.

La Hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus en la sangre y que se transmite, entre el 60 al 80% de los pacientes infectados desarrollan una infección crónica, asintomática y que tienen un alto grado de riesgo para generar cirrosis hepática o cáncer de hígado.

En México, la prevalencia de esta enfermedad oscila entre el .4 y .5%, por lo que se calcula que debe de haber aproximadamente 600 mil personas padeciéndola, aunque del 2000 al 2016 sólo se han diagnosticado 31 mil casos, lo que significa que el 95% de los pacientes no han sido identificados.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el derecho a la salud incluye el acceso a un sistema de protección en donde se ofrezca a todas las personas las mismas oportunidades de disfrutar el grado máximo de salud que se pueda alcanzar.

En el 2015, la ONU estableció, entre los objetivos de desarrollo sostenible, que los países miembros deben, para el 2030, poner fin a las epidemias del Sida, tuberculosis, la malaria y las enfermedades tropicales desatendidas y combatir la hepatitis, las enfermedades transmitidas por el agua y otro tipo de enfermedades transmisibles.

La meta para ello son: para eliminar la Hepatitis C en un 90% para el 2030. Reducir la mortalidad por Hepatitis C en 65% para el 2030 y elevar el número de diagnósticos al 90% para el 2030. Ampliar el acceso a tratamientos curativos en un 80% para este mismo año.

Y, en este orden de ideas, todas las personas en México tienen derecho a que les sea reconocido y garantizado el acceso a la salud, y en este principio radica la importancia de que las personas que padecen la enfermedad conocida como Hepatitis C Crónica sean reconocidas en la planeación de los programas de salud.

La reducción en la mortalidad asociada a esta enfermedad está ligada con el diagnóstico oportuno con el acceso al tratamiento, y los avances de la medicina del siglo XXI han permitido tener los agentes antivirales directos que ofrece la posibilidad de erradicar completamente el virus de Hepatitis C en un 95%, y es por ello que es indispensable que se considere tanto por la Secretaría de Salud el programa integral para el manejo de esta Hepatitis C Crónica.

En el PAN, por supuesto que estaremos siempre a favor de la subsidiariedad y el bien común para dignificar a las personas con políticas públicas planeadas y eficaces y, por supuesto, en este tema acompañamos, sin duda, con nuestro voto a favor la disposición. También agradecemos de la comisión dictaminadora y la aprobación del presente dictamen porque yo estoy convencida de que en las causas que nos unen está, sin duda, la salud, y que para México y para todos los mexicanos la salud siempre debe de ser primero.

Es cuanto, presidente.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *