Víctor Fuentes solicita que Cueva de la Boca en Nuevo León sea declarada como santuario de murciélagos

  • Preocupante, la reducción presupuestal a la Semarnat y sus organismos sectorizados
  • Delegados de Profepa Y Semarnat no han sido designados para Nuevo León, lo que deja en la indefensión el derecho de los neoleoneses a un medio ambiente sano
  • Cueva de la Boca es un área rica en biodiversidad y muestra de ello es que aloja a una de las poblaciones más grandes de murciélagos, con más de 5 millones de ejemplares

El senador Víctor Fuentes Solís solicitó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que declare la Cueva de la Boca como Área Natural Protegida en la categoría de Santuario.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, el legislador federal apuntó que la cueva ubicada en Santiago, Nuevo León, es un área rica en biodiversidad y muestra de ello es que aloja a una de las poblaciones más grandes de murciélagos con más de 5 millones de ejemplares.

Señaló que las características de la cueva y las condiciones de la región promueven que la especie se reproduzca con éxito, lo que ayuda al control de las plagas y a que las condiciones ambientales se mantengan en equilibrio.

Fuente Solís puntualizó que lo que hace falta para que la Cueva de Boca sea declarada como Santuario es un análisis de impacto regulatorio moderado, a través de la Semarnat, y las ampliaciones y correcciones a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), así como la emisión del dictamen total final por parte de la Comisión de Mejora Regulatoria (Cofemer).

Por ello, en representación de asociaciones de la sociedad civil organizada y en alcance a esfuerzos realizados desde el Poder legislativo local, el senador por el PAN propuso, mediante un punto de acuerdo enlistado en la Gaceta Parlamentaria de la Comisión Permanente, exhortar a las autoridades federales a cumplir con lo necesario para que el Santuario de murciélagos sea una realidad.

Por otro lado, alertó sobre una serie de focos rojos que el Gobierno federal debe atender de manera precisa y diligente.

En ese sentido, se refirió al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) aprobado el año pasado y que planteó una reducción de 11 mil 60 millones de pesos a la Semarnat, lo que ha repercutido en el recorte de personal y de áreas destinadas a la investigación y protección del medio ambiente.

“Este recorte ha provocado que dependencias como la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA); el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC); la Comisión Nacional Forestal, y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) hayan tenido reducciones de entre 19 y hasta 35 por ciento de su presupuesto”, denunció.

También calificó como preocupante que particularmente en Nuevo León no se han nombrado a los delegados de la Profepa y de la Semarnat.

“No es posible que a seis meses de la entrada del Gobierno federal aún no se haya nombrado a estos delegados y más considerando la contaminación que se vive en Nuevo León”, aseveró.

El Estado tiene que dar las condiciones necesarias para proteger a la población, y en particular sus derechos humanos, dijo.

“Esto se traduce en la obligación del Gobierno federal de nombrar a los delegados, porque de lo contrario estaría atentando en contra de la salud y del medio ambiente sano, derechos fundamentales de los seres humanos”, concluyó.

ooOoo

Comunicado de la oficina del senador Víctor Fuentes Solís

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *