Exige GPPAN que Canciller presente al Senado documentos firmados del acuerdo comercial-migratorio con Estados Unidos

  • Informe presentado ayer por Marcelo Ebrard “es una vacilada”, no contiene información ni documentos firmados
  • Discusión y aprobación en comisiones del T-MEC debe darse después de la comparecencia del canciller ante el Senado
  • Gobierno federal no debió permitir que se mezclaran en la negociación los temas migratorios con los comerciales

El Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) exigió al Gobierno federal que, a través del canciller mexicano, Marcelo Ebrard Casaubón, entregue al Senado de la República los documentos firmados del acuerdo comercial-migratorio que acordó con el presidente Donald Trump.

Asimismo, solicitó posponer la aprobación en comisiones del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) hasta en tanto no comparezca ante esta representación el canciller mexicano, bajo protesta de decir verdad, para conocer los acuerdos firmados y las implicaciones que tendrían al Tratado que se discute en el Poder Legislativo.

En conferencia de prensa, las y los senadores del PAN lamentaron que el Gobierno federal no respete las facultades de la Cámara alta en materia de política exterior, al no otorgar la importancia necesaria al diálogo entre poderes sobre este tema, y enviar a funcionarios de segundo nivel para explicar el T-MEC.

El senador Gustavo Madero Muñoz, presidente de la Comisión de Economía, indicó que el informe presentado ayer por el canciller Ebrard “es en realidad una vacilada. Es un diario de campo, es una bitácora; no contiene información, documentos firmados; no contiene, no relata, no comparte y todavía se nos dice que no lo puede hacer por motivos de estrategia”.

El acuerdo comercial-migratorio entre México y Estados Unidos no es un acuerdo bilateral, “es un sometimiento de nuestro Gobierno a las condiciones del Gobierno de Estados Unidos; no hay ningún compromiso recíproco; solamente nuestro Gobierno se compromete ante ellos y ni siquiera se establecen mecanismos, indicadores verificables para poder recurrir a un tercero en un momento dado”, indicó Madero Muñoz.

El senador por Chihuahua criticó que el Gobierno federal haya permitido mezclar los temas comerciales y migratorios. “Lo aceptó en la práctica y hoy  está reconociendo implícitamente, porque no lo hacen explícitamente, que eventualmente nos tendrán que convocar a otro periodo extraordinario de sesiones para considerar a México un tercer país seguro, si Estados Unidos no está satisfecho con la reducción de los indicadores migratorios. Qué grave, qué grave”.

Por su parte, la senadora Alejandra Reynoso Sánchez dijo que el PAN está a favor de la aprobación del T-MEC, porque es necesario que nuestro país genere confianza en medio de tanta incertidumbre.

Sin embargo, la vicecoordinadora de Política Exterior del GPPAN, lamentó que no se respeten las facultades del Senado ni los procesos legislativos, “por la intransigencia de Morena”.

En su turno, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, insistió en que el T-MEC debe ser aprobado posteriormente a la comparecencia del canciller mexicano. “Nosotros creemos importante que este dictamen se apruebe una vez que el secretario canciller, Marcelo Ebrard, haya comparecido al Senado de la República”.

¿Por qué las prisas y por qué no comparecen los funcionarios responsables, las cabezas de ambas secretarías, de la Secretaría de Economía y de la Secretaría de Relaciones Exteriores?, cuestionó.

ooOoo

 

 

Conferencia de prensa ofrecida por senadoras y senadores del PAN, para hablar sobre el acuerdo comercial-migratorio negociado entre México y Estados Unidos.

 

12 de junio de 2019

Versión de la conferencia de prensa ofrecida por senadoras y senadores del PAN, para hablar sobre el acuerdo comercial-migratorio negociado entre México y Estados Unidos

SENADORA ALEJANDRA REYNOSO SÁNCHEZ (ARS): Esta mañana lo que queremos manifestar, a nombre del Partido Acción Nacional, como ustedes saben estamos convocadas cuatro comisiones dictaminadoras del T-MEC y que desde ayer lo manifestamos, pues que era realmente preocupante y muy grave que el Ejecutivo no atendiera con la importancia que tiene este tratado para México, para su economía, para poder generar confianza en medio de tanta incertidumbre y pues que nos enviaran y no vinieran a titulares, sino a una subsecretaria de Economía y a un director de Relaciones Exteriores.

Si bien es cierto, ayer mismo se avisó que vendría el canciller el próximo viernes, pues sin duda las formas no se respetan, es decir, se va a aprobar un dictamen, y que hay que decirlo, en donde iremos a favor porque estamos a favor del T-MEC, sin que previamente haya dado la cara el canciller.

Así es de que pues no se siguen cuidando las formas, se siguen atropellando los procesos, sin embargo, reconocemos que lo que México necesita es confianza en su economía y lo que el PAN quiere para México, que le vaya bien y que finalmente podamos generar, a través de este instrumento, de este tratado, confianza en la economía para que podamos generar, a través de este tratado, pues no solamente, como lo manifiestan luego las ratificaciones, la aprobación en las facultades que en el Senado tenemos.

Y a mí me gustaría también cederle la palabra a la presidenta de la Comisión de América del Norte y al presidente de la Comisión de Economía, para que nos hicieran comentarios al respecto.

En Acción Nacional estaremos acudiendo a la Comisión, pedimos, y se hizo también desde la Comisión de Hacienda, que emitió una opinión, que se pudiera diferir este dictamen, su aprobación en comisiones, una vez que se haya escuchado al canciller, sin embargo, pues la intransigencia de Morena vive todos los días, no lo aceptaron, prefieren que se apruebe el T-MEC independientemente de que se escuche al canciller, siguen sin cuidar las formas y siguen sin respetar a la institución.

Entonces le cedo la palabra a mi compañera Gina Cruz, para que también pueda hacernos algunos comentarios.

SENADORA GINA ANDREA CRUZ BLACKLEDGE (GACB): Muy buenos días tengan todos ustedes, amigas, amigos de los medios de comunicación, muchas gracias por estar aquí y atender al Grupo Parlamentario del PAN en este tema.

Como ya lo comentó nuestra vicecoordinadora de Asuntos Internacionales, la senadora Alejandra Reynoso, el Grupo Parlamentario del PAN, y siempre lo hemos manifestado, estamos a favor de la ratificación del tratado de comercio con América del Norte…, con Estados Unidos de América del Norte y con Canadá; sin embargo, yo sí quiero hacer aquí una reflexión, este tema del tratado, del T-MEC, se ha venido trabajando ya desde hace algunos meses con ninguna formalidad, en virtud de que apenas el 4 de junio fue entregado de manera oficial por parte del Gobierno federal.

Sin embargo, yo quiero hacer una reflexión y una anotación, que el día de ayer durante la sesión que tuvimos de comisiones unidas se comentaba, hace algunos meses el mismo presidente de la República, López, comentaba de la necesidad inclusive cuando compareció por primera vez al Senado de la República el canciller Marcelo Ebrard, en su primera reunión que tuvo con el Senado de la República, recién nombrado, él decía que era importante que el Senado la República lo aprobáramos posterior a que lo aprobara el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, en virtud de que hasta que no tuviéramos certeza de que iba a ser aprobado por Estados Unidos.

Sin embargo, hace un par de semanas se nos turna un calendario establecido en la Junta de Coordinación Política, donde, bueno, por lo menos a su servidora, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, nunca me pidieron opinión y, bueno, con la responsabilidad que tenemos nosotros asumimos esa responsabilidad, y decir, bueno, vamos a poner junto con las comisiones unidas, vamos a ponerle fecha y la fecha fue el día de ayer; sin embargo, no contábamos con esta situación que se iba a estar presentando casi-casi al mismo tiempo en que se estaba presentando aquí en el Senado la República y se estaba haciendo el calendario, con estas manifestaciones por parte del gobierno de los Estados Unidos.

Lo que nosotros hemos manifestado es ¿por qué las prisas?, sabemos que éste es un tema muy importante y aunado a esto, bueno, el día de ayer nosotros esperábamos que hubiera…, pues estuvieran aquí con nosotros, como lo merece el Senado de la República, por la importancia que reviste y que el Senado de la República somos la autoridad para precisamente aprobar todos los temas que tienen que ver con la política exterior, y por eso ayer manifestábamos aquí, en este mismo lugar y ya en las comisiones unidas de por qué no comparecían los funcionarios responsables, las cabezas de ambas secretarías, de la Secretaría de Economía y de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Y, bueno, y el ejemplo lo vimos ayer precisamente durante la comparecencia de los funcionarios, de una subsecretaria y de un director para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, cuando se le hacía una pregunta por parte de un senador y él mismo dijo: yo no estuve en las negociaciones, yo no te puedo contestar eso.

La verdad que se me hace un despropósito, una falta de respeto y es por lo cual que ayer nos enteramos, también por este director, que viene aparentemente el próximo viernes el canciller a la Comisión Permanente, a la Segunda Comisión entiendo, y la verdad que nosotros creemos importante que este dictamen se apruebe una vez que el secretario canciller, Marcelo Ebrard, haya comparecido al Senado de la República; sin embargo, como ya se comentó, nosotros estaremos a favor.

Creemos firmemente de la importancia y de la necesidad de la ratificación de este tratado internacional y, bueno, estaremos siempre aportando y como Grupo Parlamentario del PAN, apoyando lo que es bueno para México.

Muchas gracias.

SENADOR GUSTAVO MADERO MUÑOZ (GMM): Buenos días a todas y a todos.

El T-MEC es necesario para dar certidumbre, para eso es el T-MEC: para garantizar que hay reglas, que hay compromisos bilaterales a los que se someten los tres países para su intercambio comercial de productos y servicios.

Lo que estamos viviendo es el reconocimiento de que el instrumento es inservible.

El TLC en su artículo 232 establece precisamente que ningún país unilateralmente puede fijar aranceles. No lo podía hacer Donald Trump, pero su amago, aunado a una doble debilidad, la debilidad económica de nuestro país y la debilidad política de su gobierno nos llevaron a aceptar condiciones unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos, discrecionales, no verificables sino totalmente a juicio del leal saber y entender del gobierno de los Estados Unidos.

Eso nos postra ante el gobierno de Estados Unidos y vuelve inútil e innecesario cualquier acuerdo después de lo que sucedió el viernes pasado.

Para saber los alcances de estos acuerdos, a cuentagotas el gobierno mexicano ha revelado los alcances de este diálogo.

El más reciente informe, por llamarlo de alguna manera, fue remitido a la Mesa Directiva del Senado de la República el pasado 11 de junio; curioso, porque los únicos fundamentos que se esgrimen son los estatutos de los servicios parlamentarios administrativos para recibir correspondencia a nombre del presidente de la Mesa Directiva.

Este informe pormenorizado en realidad es una vacilada, es un diario de campo, es una bitácora; no contiene información, documentos firmados; no contiene, no relata, no comparte y todavía se nos dice que no lo puede hacer por motivos de estrategia.

Es el Senado de la República no el que debe ratificar el T-MEC, es el Senado de la República el que aprueba el T-MEC y esto lo dice el artículo 76 en el segundo párrafo. Aquí nos tratan de decir que esto se trata de una ratificación. Discúlpenme.

Ayer se instalaron las comisiones unidas. Ayer comparecieron no los titulares y hoy quieren que se apruebe el T-MEC sin conocer, sin rendir informes legales, formales y vinculantes a esta soberanía por parte del Ejecutivo. Eso es en lo que no estamos de acuerdo.

No estamos cuestionado el T-MEC, lo que estamos cuestionando es el trato que el Gobierno federal le pretende dar a esta soberanía, imponiendo condiciones y tiempos de votos ciegos sin conocer los alcances de los compromisos que han establecido el canciller y su equipo.

Nos han llevado a una posición muy vulnerable y creen que la fortaleza de nuestro país es que el día de hoy las comisiones unidas aprobemos el dictamen y el próximo martes se apruebe en el Pleno. Discúlpenme, si hacemos eso y el Congreso Estados Unidos no aprueba, no ratifica, vamos a quedar en una posición más vulnerable, más exhibida.

A partir de lo que sucedió el pasado viernes con el TLC o con el T-MEC, este gobierno acepta una voluntad superior del gobierno de Estados Unidos para violar sus propios acuerdos e imponer condiciones unilaterales discrecionales, asimétricas.

El acuerdo que menciona Ebrard no es un acuerdo bilateral, es un sometimiento de nuestro gobierno a las condiciones del gobierno de Estados Unidos; no hay ningún compromiso recíproco, solamente nuestro gobierno se compromete ante ellos y ni siquiera se establecen mecanismos, indicadores verificables para poder recurrir a un tercero en un momento dado. Totalmente sujeto al humor, al entendimiento que en ese momento haga el gobierno de los Estados Unidos a las acciones que nuestro gobierno haga en materia migratoria, llegamos a ese punto.

Llegamos al punto de que este gobierno aceptó vincular dos temas que no se deben de relacionar: migración y acuerdos comerciales. Lo aceptó en la práctica y hoy está reconociendo implícitamente, porque no lo hacen explícitamente, que eventualmente nos tendrán que convocar a otro periodo extraordinario de sesiones para considerar a México un tercer país seguro, si Estados Unidos no está satisfecho con la reducción de los indicadores migratorios, qué grave, qué grave.

El Grupo Parlamentario del PAN no condiciona, no duda en suscribir el T-MEC, pero sí exige al Gobierno federal transparencia y rendición de cuentas, por eso le exigimos que en su comparecencia próxima, el canciller explique y entregue sin pretextos a esta soberanía los documentos signados, no se puede esgrimir pretextos de estrategia política ante una soberanía que es la responsable de aprobar los acuerdos internacionales y también las convenciones diplomáticas, y esto es precisamente lo que están haciendo ellos sin la aprobación y el respaldo del Senado, que es el que tiene la autoridad constitucional para hacerlo.

Por eso el día de hoy avanzaremos en la discusión en las comisiones, pero no quitaremos el dedo del renglón de regresarle al Senado el estatus que la Constitución nos ha dado.

No está escrito en piedra, incluso lo que decida próximamente el Congreso de Estados Unidos de abrir o no algunos de los capítulos y de los alcances del acuerdo firmado en noviembre pasado.

México necesita certidumbre, certidumbre que este gobierno no le ha sabido dar desde el inicio de su administración, cancelando obras arbitrariamente con consultas a modo, con decisiones caprichosas que no se sustentan en fundamentos y hoy en el departamento más menospreciado de esta administración que es las relaciones internacionales, nos está entrando una imposición.

Este gobierno no le ha dado prioridad a sus relaciones internacionales, no va asistir al G-20, en el G-20 es el espacio privilegiado para luchar por una agenda en donde no sea la ley de la selva de las más fuertes o de la discrecionalidad del presidente Trump, sino los acuerdos internacionales, la razón y los entendimientos que se cumplan lo firmado y lo pactado, y eso es justamente lo que hoy no tenemos por culpa de este gobierno.

Muchas gracias.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *