Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, durante la discusión de un dictamen en materia de igualdad de género

Intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, que reforma diversos artículos de la Constitución.

 

Versión de la intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al participar en la discusión de un dictamen de las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Para la Igualdad de Género y de Estudios Legislativos, que reforma diversos artículos de la Constitución

Gracias, Presidenta.

Compañeras, mujeres, senadoras, senadores:

Estoy segura que mi abuela ni lo pensó, mi abuela se murió de 34 años con ocho hijos. Si mi madre lo pensó, nunca escuché que se quejara, aceptó con resignación esa vida de violencia y de pobreza.

A mí no me tocaba ser ingeniera y lo soy, jamás me hubiera tocado ser empresaria y soy empresaria, no me hubiera tocado ser integrante de un gabinete y lo fui, por supuesto que no me tocaba ser jefa delegacional.

Crecí en una cultura del “te toca”, “te toca lavar los trastes”, “te toca acarrear el agua”, “te toca servirle a tus hermanos”, “te toca vender las gelatinas” y me atreví a romper ese paradigma.

Lo que hoy está haciendo este Senado es que ya no sean “garbanzos de a libra”, lo que hoy estamos haciendo es que esta reforma constitucional le permita a cientos y a miles de mujeres indígenas y campesinas a las que hoy “les toca” lavar los trastes, acarrear, sembrar, porque sus padres no las educan en la posibilidad de ser ingenieras, de ser políticas.

Por todo esto, muchas felicidades y enhorabuena, para que a todas estas mujeres “les toque” ser senadoras, “les toque” estar en un gabinete.

Muchas gracias.

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *