Celebra GPPAN aprobación de Guardia Nacional cien por ciento civil

El Grupo Parlamentario del PAN celebra la aprobación de una Guardia Nacional 100 por ciento civil, con mando e integrantes civiles, que respetará los derechos humanos, servirá para prevenir el delito y recuperará la paz de los mexicanos.

Las leyes secundarias de la Guardia Nacional garantiza que será de corte civil y no militar, integrada por civiles o militares con licencia, que contarán con el Certificado Único Policial y controles de confianza obligatorios; una Guardia Nacional que fortalecerá a las policías locales y, en caso de excesos, será juzgada por delitos del orden civil y no militar.

Este cuerpo policial solo podrá hacer uso de la fuerza en casos extraordinariamente necesarios, respetando a cabalidad los Derechos Humanos; estará entrenada para buscar soluciones pacíficas y tendrá claro que la fuerza letal es el último recurso.

Además, no podrá, en ningún caso, usar la fuerza en caso de manifestaciones pacíficas.

Se aprueba la Ley del Registro de Detenciones, el cual será un registro confiable de detenciones a nivel nacional que transparente los hechos, cuide la cadena de custodia, evite abusos y violaciones a los derechos humanos, además de ser obligatorio para todas las instituciones que lleven a cabo funciones de seguridad pública.

Este registro, cuidando los datos personales, consignará toda la información de los detenidos y estará accesible para todos los ciudadanos, dando certeza a familiares e interesados, cuidando y sancionando manipulaciones.

Además, la Guardia Nacional robustecerá la coordinación entre estados y municipios, fortalecerá la doctrina policial y utilizará la información para planear acciones contra la delincuencia.

La Guardia Nacional 100 por ciento civil respetará los Derechos Humanos, brindando transparencia y certeza a los detenidos a partir de información oportuna y coordinación entre los niveles gobiernos.

ooOoo

 

 

21 de mayo de 2019

Versión de la intervención en tribuna del senador Damián Zepeda Vidales, para presentar el posicionamiento del GPPAN al proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública; al proyecto de decreto por el que se expide la Ley de la Guardia Nacional; al proyecto de decreto por el que se expide la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza; y al proyecto de decreto por el que se expide la Ley Nacional del Registro de Detenciones

 

Con su permiso, Presidenta.

Con el permiso de la Mesa y con el permiso de toda la Asamblea.

México vive un momento de profunda violencia y de profunda inseguridad. Es un tema que no respeta colores, que no es un tema de partido, es una preocupación de todos los mexicanos.

En el 2011, en el corazón de lo que fue llamada la guerra contra el narcotráfico, hubo 35 por ciento menos de homicidios de los que se han reportado en este primer cuatrimestre. Al siguiente sexenio se aumentaron, y hoy la violencia parece no tener freno.

No, no es un tema de un año determinado, ni de un gobierno en particular, es un problema de Estado y como problema de Estado todos tenemos que contribuir a resolver y eso es lo que tiene aquí al Partido Acción Nacional.

Nosotros estamos entrando este tema con responsabilidad y con madurez, queriendo que al gobierno le vaya bien, a todos los gobiernos, federal, estatales y municipales, porque si le va bien a la institución de seguridad pública le va a ir bien a los mexicanos en donde se encuentran sus familias, sus hijos y los de todos los mexicanos.

Por eso hoy celebramos profundamente este día esperanzador, y digo esperanzador porque es una muestra de lo que podemos lograr juntos cuando hacemos a un lado esa visión partidista y ponemos por delante el interés común de todos los mexicanos.

Hoy, de nueva cuenta, así como lo hicimos hace unos meses venimos aquí a, prácticamente por unanimidad, aprobar las leyes que van a regir a la Guardia Nacional.

Hace algunos meses se celebró fuertemente el acuerdo que parecía imposible en el Senado de la República, una Guardia Nacional civil que pudiera recuperar la paz para los mexicanos. Un apoyo, hay que decirlo, a la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador que busca acabar con la violencia que tiene este país.

Sí, así lo decimos sin ningún freno, claro que queremos apoyar una estrategia que recupere la paz para los mexicanos, con eso cuentan con el Partido Acción Nacional.

¿Y qué tenemos hoy ante nosotros y por qué este día todos hemos celebrado esta construcción? Porque hay que decir las cosas como son, se aprueban cuatro grandes leyes que van a darle forma a la Guardia Nacional.

Primero, una Ley Orgánica de la Guardia Nacional, qué es esto, una ley que rige cómo va a funcionar la Guardia Nacional. Y el primer gran logro que hoy hay que celebrar es que cumplimos letra a letra lo que dice la Constitución. La Guardia Nacional es 100 por ciento civil en este marco normativo y eso es una buena noticia para los mexicanos; 100 por ciento civil desde quien la encabeza, que es el secretario de Seguridad Pública el encargado de organizar, de dirigir y de supervisar; 100 por ciento civil en las características que tiene que tener su mando más alto y cualquiera de ellos, hasta los integrantes del rango más bajo de este instituto.

Y si son militares, un gran acuerdo que nos costó mucho trabajo, pero que hoy tenemos que celebrar, que es la separación de toda función de su institución, de Fuerza Armada de origen, para quedar adscrito 100 por ciento a la Secretaría, a la Guardia, y bajo el mando de la Guardia Nacional bajo un fuero civil y bajo la única disciplina que es la que establezca esta ley y las leyes que de ellas deriven de la Guardia Nacional.

No, no hay duplicidad de fuero. No, no hay duplicidad de mando. No, no habrá duplicidad de disciplina, y sé muy bien que esto cuesta trabajo aceptarlo por algunos pero es lo que necesitamos para este país, porque una cosa es el permiso especial que este Senado de la República le dio por cinco años, permiso que por cierto no ha tenido ningún Presidente de la República con anterioridad en la historia reciente del país, para que las Fuerzas Armadas participen en labores de seguridad pública siendo Fuerzas Armadas y otra cosa es la integración de este cuerpo policiaco civil, al cual no le puede aplicar ninguna disposición militar. Civil es civil, ni más, ni menos.

Tercero. Una claridad en la investigación de los delitos bajo la conducción y mando del Ministerio Público que va a llevar a cabo esta Guardia Nacional, aunque hay un par de temas que debemos decir con toda claridad que hubo disenso, como lo es las intervenciones telefónicas y las operaciones encubiertas.

Cuarto. Una disciplina dura, homologada, como lo dijimos desde la reforma constitucional, al régimen militar, ahí sí, pero con el sentido común de ajustar todo aquello que no aplique a un régimen civil, porque yo les pregunto, compañeros, cómo va aplicar para un régimen civil que metan a la cárcel a un elemento de la policía por hacerle una seña o un además a su superior jerárquico.

Se entiende la penalidad del abandono de puesto o de este tipo de insubordinación o desobediencia cuando estás en un régimen de guerra, para el cual está hecho el código militar, no se entiende para el desempeño de funciones policiales civiles el que se apliquen este tipo de penas.

Así es que nuestra ley, la ley que aquí vamos aprobar, establece un régimen disciplinario duro, firme, para que tenga disciplina la Guardia Nacional, pero sin olvidarse que se trata de un cuerpo policiaco civil.

Una coordinación adecuada entre estados, municipios y la Federación. Se decía mucho si la Guardia Nacional iba a sustituir en sus funciones a los estados y los municipios, si iba a realizar de manera temporal la función que constitucionalmente le corresponde un estado, a los municipios.

No señores y señoras senadores, la Guardia Nacional es federal, le toca atender los delitos federales, pagada por el Gobierno federal en su 100 por ciento, eso sí, puede coordinarse, puede establecer convenios para los apoyos estatales y municipales que jamás pueden ser rechazadas.

No sustituye, que haría un daño terrible, a los estados de los municipios, sino que coadyuva, colabora, suma esfuerzos y, en ese caso, pues, claro que los estados y los municipios tendrán que aportar lo correspondiente.

Un tema muy importante, y aquí quiero hacer un reconocimiento a la senadora Mayuli, del estado de Quintana Roo, por la propuesta específica que realizó y que a nombre del Grupo Parlamentario del PAN se llevó a la mesa, como también hay que decir que el presidente de la Comisión de Turismo, por conducto del doctor Mancera la llevó, que es establecer protocolos específicos para la atención en las zonas turísticas de este país.

El turismo representa 8.7 por ciento del PIB nacional, 10 millones de empleos directos e indirectos, segunda fuente de Divisas de nuestro país y una actividad en crecimiento anual; lo tenemos que cuidar y no es la misma atención que tiene que haber en esas zonas turísticas que en el resto del país.

Felicidades compañeros senadores, por sus propuestas.

La obligación, que había tela de dudas, de que todo elemento que integra la Guardia Nacional tiene que contar con el Certificado Único Policial y esto es importantísimo: no va a haber un solo elemento en la Guardia Nacional, ni los que están siendo asignados de la Policía Militar, naval, los que viene la Policía Federal, así como los que ingresen, que no cuente con el Certificado Único Policial, entre lo cual se encuentra, por ejemplo, el control de confianza.

Por supuesto, ¿cómo hacerle para decenas de miles de policías militares y navales que están llegando de golpe? Se da un período de dos años para que puedan llevar a cabo esas evaluaciones; el sentido común impera. Es imposible hacerlo en un solo momento.

Sin embargo, para todos los de nuevo ingreso, no se les puede ingresar a la Guardia Nacional si no cuentan con el Certificado Único Policial y es un gran logro de este Senado de la República.

Establecimos una rendición de cuentas y control parlamentario, que ya venía de la reforma constitucional, pero que se fortalece en este marco de la Guardia Nacional con informe de personal desplegado, operativos, muertos, que desgraciadamente se den en las operaciones que desarrolle la Guardia Nacional y muchos temas más.

Y, por supuesto, un transitorio para regular la vida, la incorporación de los militares en este ámbito temporal de asignación, que van a estar apoyando a la Guardia Nacional.

Segundo, la Ley del Uso de la Fuerza, que en general en lo que consiste es en regular el uso de la fuerza de cualquier composición policiaca de todo el país y establecer principios básicos, protocolos, límites, descripción de armas que se pueden utilizar bajo la premisa de que se debe de evitar el mayor daño posible a los ciudadanos.

El uso letal queda prohibido salvo que está en riesgo la vida la oficial, salvo que esté en riesgo la integridad de la persona, salvo que haya un riesgo mayor que cuidar y hay una descripción del uso gradual, diferenciado del uso de la fuerza, que busca una proporcionalidad a la situación que se está viviendo.

Manifestaciones públicas pacíficas prohibido expresamente el uso de armas, por supuesto prohibido el uso de cualquier tipo de la fuerza pública, salvo que se conviertan en violentas y que tenga que ser atendido de alguna otra manera.

Las Fuerzas Armadas, que fue tan debatido sí les aplicaba o no, queda textualmente en el artículo primero de esta ley que le aplica la Ley de Uso de la Fuerza no sólo a las instituciones de seguridad pública, sino a las Fuerzas Armadas cuando estén realizando tareas de seguridad pública, y a ambas cuando estén desarrollando tareas de protección civil, y que por algún caso extraordinario tengan que utilizar la fuerza pública.

Qué distinto hubiese sido la tragedia que vivimos con el problema de huachicol si hubiesen existido protocolos claros de actuación por parte de las Fuerzas Armadas, en ese caso para controlar la situación.

Tercero, la Ley del Registro de Detenciones. Una ley que crea un registro moderno, que lo que busca es darle certeza a toda la cadena de custodia, es decir, que si un policía municipal, estatal o federal te detiene, en cualquier parte de este país, quede registrado en este Registro Nacional de Detenciones, con un informe que se tiene que presentar ahí, directo, inmediato, por el policía o la persona que lleva a cabo la detención.

Que tenga que incluir además de los datos personales de la persona y las razones de la detención… voy Presidenta… concluyo, que tenga que incluir el estado físico que tenía la persona en el primer momento que se les detuvo ¿para qué? para que si más adelante, en la actualización que se tiene que hacer cuando se pone a disposición, por ejemplo, del Ministerio Público o de un juez, si aparece milagrosamente dañada la persona o dañada en su estado físico, tengamos claro de quién es la responsabilidad. Quién era la autoridad que lo tenía bajo su custodia y qué estado físico tenía.

Una información que tiene grados de publicidad, que va a tener acceso público, cualquier mexicano va a poderse meter y conocer, si una persona está detenida, qué autoridad lo detuvo, con quién lo pusieron a disposición y la fecha, hora y lugar. Esto da certeza para que no se puedan cometer abusos. Lo que hace este registro es cerrar las brechas que existen en este país, hoy, para la tortura, para la violación derechos humanos, para las desapariciones forzadas, porque si tienes claro quién detuvo a una persona, no puede salir ese oficial con que se tardó 10 horas en llegar a una distancia que estaba 15 minutos, máxime que estamos estableciendo en la ley la obligación de tener GPS para conocer la ruta del traslado y que si falla se tiene que presentar un informe.

De esta forma, con este registro, se les da certeza a los mexicanos… voy Presidenta, le pido la tolerancia que ha mostrado con el resto de los participantes y voy a concluir.

Y le recuerdo que son 4 leyes las que estamos presentando…

Gracias, Presidenta, concluyo.

El registro va a servir como una herramienta moderna para poder comparar las versiones de las autoridades.

Si a una persona le violaron sus derechos y está defendiéndose ante la autoridad judicial, la autoridad judicial va a poder ir y consultar qué dice el registro que tuvo un primer reporte que no puede ser manipulado, porque hay un sistema que te genera alertas de mal uso de la información, y hay una responsabilidad penal de 2 a 8 años para cualquier sujeto obligado que manipule malamente esa información.

En conclusión, sumadas estas tres leyes a la del Sistema de Seguridad Pública que hace una mejor coordinación entre los estados, municipios y la Federación, lo que tenemos es un marco jurídico muy fuerte, muy sólido, para regular la Guardia Nacional.

Seguimos tendiendo pendientes, uno de ellos, que fue muy bien rescatado en una iniciativa que presentó la compañera Gina, de Baja California, para hacer una regulación específica de los 5 años que se le da un permiso especial a las Fuerzas Armadas para participar en seguridad pública; sin embargo, con mucha satisfacción debo decir que el corazón o el espíritu de dicha reforma está recogida aquí en el trabajo que hizo el Senado de la República, porque sí se regula la participación de las Fuerzas Armadas tanto en uso de fuerza como en registro de detenidos y como en participación de la Guardia Nacional.

Termino felicitando a este Senado, a los coordinadores parlamentarios, todos y cada uno de ustedes por esa capacidad política que han tenido de diálogo, de consenso y acuerdo, empezando por el coordinador parlamentario de mi Grupo Parlamentario del PAN, Mauricio Kuri, te quiero agradecer Mauricio mucho tu apertura, tu generosidad para sumar esfuerzos y aprovechar que todos podamos haber estado participando en este ejercicio; al senador Dante Delgado, coordinador de Movimiento Ciudadano, su carácter, su valentía para siempre empujar en los momentos determinantes la construcción de acuerdos; al coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio, su supervisión, su dirección, de un trabajo muy positivo que realizó su Grupo Parlamentario, particularmente todos, pero estuvo presente mucho la senadora Claudia Ruiz Massieu, el senador Añorve, la senadora Claudia Anaya, felicidades coordinador.

A la coordinadora Geovana, su participación activa, sus propuestas siempre muy sensatas; al senador Raúl Bolaños Cacho, del Partido Verde; a la senadora Sasil, y muy particularmente un reconocimiento al coordinador del grupo mayoritario de Morena, al senador Monreal, es evidente senador y se lo digo a nombre de todo el Grupo Parlamentario, es evidente que estas leyes pudieron haber logrado de mayoría simple, sin embargo optaron por cumplir la palabra empeñada en un ejercicio previo en una reforma constitucional, eso tiene un valor tremendo en política, sé que no fue fácil, sé que hubo muchas opiniones distintas, pero hoy créame que tiene usted más respeto aún del que ya tenía de todos sus compañeros senadores, y yo le quiero decir al grupo mayoritario de Morena que tienen un muy buen coordinador, el senador Ricardo Monreal.

Junto con los coordinadores parlamentarios le quiero reconocer y agradecer al resto los senadores que formaron parte de este esfuerzo.

Concluyo, Presidenta, no se desespere, un minutito de verdad, le doy mi palabra, estoy agradeciendo; también le agradezco a usted.

-Interrupción

Le quiero agradecer al Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, el senador Eduardo Ramírez, por la habilidad política que has tenido, Eduardo, para lograr estos consensos.

Le quiero agradecer a la senadora Nancy de la Sierra; la senadora Verónica; a la senadora Eunice; le quiero agradecer a los senadores que participaron de mi Grupo Parlamentario, todos, por supuesto, pero a los tres integrantes de la Comisión de Seguridad Pública: a Ismael, a Josefina, a Raúl; le quiero agradecer a Xóchitl toda la participación y propuestas que se hicieron desde la reforma constitucional; le quiero agradecer especialmente a Julen Rementería todo el tiempo que le dedicó y profesionalismo.

-Interrupción.

Senadora, Presidenta, para allá voy. Gracias, todos han tomado un tiempo.

-Interrupción.

Presidenta, estamos aprobando el marco normativo que va a regir a la Guardia Nacional, le pido a usted que tenga sentido común, por Dios, hombre.

A la senadora Kenia López Rabadán, por ser siempre impulsora de los derechos humanos y vínculo con los organismos de la sociedad civil, muchos y muy diversos que nos hicieron sus recomendaciones.

Y muy particularmente al doctor Miguel Mancera, que verdaderamente ha sido un honor, doctor, compartir con usted todo este tiempo su conocimiento y sus propuestas.

Hoy compañeros senadores, estamos haciendo algo muy positivo para el país, aunque parece que algunos tienen prisa, creo que más vale hacer las cosas bien que apuradas.

Hoy damos muestra de que la pluralidad puede lograr acuerdos y que si ponemos por delante el interés del país logramos cosas maravillosas.

¡Que viva México!

 

 

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *