Senadores del PAN votarán en abstención Estrategia Nacional de Seguridad Pública

Por la inconsistencia entre combatir a delincuentes y brindarles amnistía, la falta de acciones para fortalecer el federalismo y las capacidades de los municipios en la materia, y la ausencia de inversión en inteligencia, tecnología y capital humano, el grupo parlamentario del PAN votará en abstención la Estrategia Nacional de Seguridad Pública presentada por Alfonso Durazo como titular de la dependencia.

A nombre de su bancada, Ismael García Cabeza de Vaca, senador por Tamaulipas, dijo en tribuna que Acción Nacional exigirá que se respete la letra de los acuerdos con las demás representaciones en el Congreso que han dado origen a la nueva Guardia Nacional.

Para los senadores del PAN, el Sistema Nacional de Seguridad Pública carece de acciones concretas y de fondo que fortalezcan a estados y municipios en esta materia.

“De nada servirá modificar las fórmulas para el cálculo de aportaciones, si no se hace una reingeniería a fondo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que abarque el fortalecimiento del federalismo en la materia, ponga énfasis en la construcción de capacidades e institucionalidad a nivel municipal, reconstruya nuestro capturado sistema penitenciario y redignifique el rol y estatus del policía en lo local”, dijo García Cabeza de Vaca.

Los senadores de Acción Nacional, explicó, celebran el interés del Gobierno federal de perseguir el robo de hidrocarburos, el lavado de dinero y el combate al tráfico de armas.

Sin embargo, advirtió que los planes de austeridad de la administración federal no deben impedir la inversión en estrategia, tecnología y recursos humanos para enfrentar a los delincuentes.

“Sin inteligencia y talento, e inversiones considerables en capital humano y tecnológico, poco se podrá avanzar. Es impostergable que el Gobierno federal voltee a estos rubros como estratégicos”, aseguró.

García Cabeza de Vaca expresó que los senadores del PAN están preocupados por la contradicción de mensajes al interior del Gobierno Federal y por el impacto que puede causar el anuncio de amnistía a los criminales en los niveles de impunidad y violencia.

“La promesa de amnistía, el cese del combate frontal al crimen organizado, la caída estrepitosa en la incautación de narcóticos y armas. Estos mensajes han generado una atmósfera de permisividad e impunidad que ha envalentonado a los grupos criminales”, dijo el senador tamaulipeco.

García Cabeza de Vaca explicó que hay dos historias distintas entre los mensajes del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública y las conferencias matutinas del presidente que dañan la efectividad de la estrategia.

“Esta creciente contradicción genera tensión en la narrativa presidencial, un falso diagnóstico bajo el cual se están tomando decisiones en el día a día, y una incapacidad para agregar a nivel estratégico la información para, verdaderamente, alimentar la formulación una política criminal y de prevención que en la realidad revierta la tendencia innegablemente alcista de la violencia”, aseguró.

Si bien Acción Nacional participará activamente en la elaboración de las leyes secundarias de la Guardia Nacional, votará en abstención la Estrategia Nacional de Seguridad Pública, agregó.

“No compartimos la estrategia, pero el Grupo Parlamentario del PAN votará en abstención. La pacificación del país es la más fundamental y entera de las responsabilidades del Gobierno de la República”, dijo García Cabeza de Vaca.

A nombre de la bancada albiazul, el legislador tamaulipeco deseó suerte a Alfonso Durazo como responsable de la Secretaría de Seguridad Pública.

ooOoo

 

Versión de la intervención del senador Ismael García Cabeza de Vaca para presentar el posicionamiento del PAN en el marco del análisis de la Estrategia Nacional de Seguridad Pública

Con su venia, presidente.

Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, de forma respetuosa, quiero darle la bienvenida a este recinto parlamentario, que es su casa.

En primer lugar, creo que es fundamental establecer el posicionamiento del Grupo Parlamentario de Acción Nacional respecto a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

Será fundamental que, con su acompañamiento y el consenso de todos los grupos parlamentarios, se respete la letra y también el espíritu de los acuerdos que dieron vida a la Guardia Nacional como nueva institución mexicana, que por cierto fue votada por unanimidad en este pleno, dándole al Ejecutivo las herramientas necesarias para restablecer la paz, el orden y el Estado de derecho en nuestro país.

Acción Nacional está de acuerdo en fortalecer el enfoque de prevención, tanto a nivel situacional, como focalizado, así como a través de políticas públicas que atiendan las causas delictivas. Sin embargo, es fundamental que estas medidas estén acompañadas de acciones concretas, presupuestos, acompañamiento de la sociedad civil en el terreno, así como de consecuencias concretas y previsibles.

El Gobierno de la República debe reconsiderar la implementación de programas de prevención social de las violencias con la coadyuvancia de la sociedad organizada.

La reconfiguración de los programas y participaciones federales a los estados y municipios es parte importante de la estrategia, Acción Nacional la acompaña. Sin embargo, de nada sirve modificar las fórmulas para el cálculo de aportaciones, si en el fondo no se hace una regeneración a fondo del Sistema Nacional de Seguridad Pública que abarque el fortalecimiento del federalismo en la materia, ponga énfasis en la construcción de capacidades e institucionalidad a nivel municipal, reconstruya nuestro sistema penitenciario y dignifique el rol y estatus de la policía en lo local.

Celebramos la atención particular del Gobierno de la República que quiere darle al robo de hidrocarburos, a la persecución del lavado de dinero y las estructuras financieras del crimen organizado, la utilización de la extinción de dominio y el combate al tráfico de armas.

Todos estos objetivos son fundamentales para revertir los descalabros de años de desatención en estos rubros, sin embargo, no se puede dejar de mencionar que, sin inteligencia y talento, e inversiones considerables en el capital humano y tecnológico, poco se podrá avanzar.

Es impostergable que el Gobierno federal voltee a estos rubros como estratégicos y, más allá de las políticas de austeridad, dedique los recursos necesarios para verdaderamente incidir en estos cambios.

Al mismo tiempo, se fortalece la inteligencia financiera del Gobierno federal, sería muy edificante verla perseguir a fondo narcotraficantes, huachicoleros y traficantes de armas.

Un tema preocupante para el Grupo Parlamentario es la contradicción en el mensaje del Gobierno federal actualmente envía a las organizaciones criminales.

Desde la promesa de amnistía, el cese del combate frontal al crimen organizado, la caída estrepitosa en la incautación de narcóticos y armas. Estos mensajes han generado una atmósfera de permisividad e impunidad que ha envalentonado a los grupos criminales.

Casos como Minatitlán no se entienden más que en un contexto de vacío de autoridad que, hasta el momento, no ha sido llenado con un mensaje claro y contundente del Ejecutivo federal en favor del Estado de derecho, el abatimiento de la impunidad y la atención particular y decisiva de la autoridad federal en estos casos ruines que ofenden hasta la médula a todas y todos los mexicanos.

La demanda de paz y seguridad no es y nunca ha sido exclusiva de un partido o un grupo social en particular. Es el principal reclamo social y político a nivel nacional. Bien haría en sensibilizarse y recordar que las comunidades más vulnerables del país son las principales víctimas de la violencia y la delincuencia.

Un tema que es de su competencia, secretario, es el crecimiento inconsistencia de las cifras que las propias autoridades federales publican diariamente en materia de violencia y homicidios.

La creciente diferencia entre las cifras que se publican diariamente durante las conferencias de prensa, contrastadas con las cifras que el propio gobierno publica a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública cuentan dos completas distintas contradicciones.

Esta creciente contradicción genera tensión en la narrativa presidencial, un falso diagnóstico bajo el cual se están tomando decisiones al día a día, y una incapacidad para agregar a nivel estratégico la información para verdaderamente alimentar la formulación de una política criminal y de prevención que en la realidad revierta la tendencia innegable alcista de la violencia.

En lugar de esas promesas, como que en seis meses se reducirá la violencia, le invito a que con base en análisis serios y con datos firmes, como los publicados por el propio Secretariado, se implementen estrategias, programas y políticas basadas en evidencias y no en una ocurrencia del día.

Acción Nacional hace votos para que en seis meses cese la violencia, o por lo menos disminuya sustancialmente, tal y como se prometió.

El Partido Acción Nacional participará activamente en la configuración de las leyes secundarias que darán vida a la nueva Guardia Nacional, sin embargo, nunca dejaremos de señalar las omisiones nn materia de seguridad pública, como en el resto de la agenda nacional, seremos una oposición constructiva y propositiva para los acuerdos.

La seguridad es demasiado importante para estar sujeta a la mezquindad política.

No compartimos la estrategia, pero el Grupo Parlamentario del PAN se abstendrá de votarla en contra. La pacificación del país es la más fundamental y entera de las responsabilidades del Gobierno de la República. Por lo tanto, señor secretario, le deseo mucho éxito en este gran reto que tiene por delante.

Muchas gracias, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *