Senadora Kenia López Rabadán al presentar diversos dictámenes de la Comisión de Derechos Humanos

Intervención en tribuna de la senadora Kenia López Rabadán al presentar diversos dictámenes de la Comisión de Derechos Humanos.

 

 

 

Con su venia, señora Presidenta, es un gusto que presida usted este Senado.

Vengo a fundamentar cinco dictámenes aprobados en la pasada reunión ordinaria de la Comisión de Derechos Humanos.

En el primer dictamen se exhorta, respetuosamente, a los congresos estatales a que armonicen plenamente el contenido de sus constituciones locales, con la reforma constitucional en materia de derechos humanos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de junio de 2011.

Quisiera hacer mención respecto a esta importante reforma constitucional, ya que es la más relevante en la historia de nuestro país en materia de derechos humanos. Por ello, las entidades federativas están obligadas a establecer, en sus constituciones locales, los principios pro-persona de universalidad, de interdependencia, de indivisibilidad, progresividad e interpretación conforme a los tratados internacionales.

Lo anterior, para garantizar la existencia de un cuerpo de derechos que fortalezcan el pleno goce y ejercicio de los derechos humanos, así como tengan una protección y defensa eficaz.

En el segundo dictamen, se solicita, respetuosamente, a los titulares de la Fiscalía General de la República y del Instituto Nacional de Migración, a que rindan un informe sobre las acciones para prevenir y erradicar la trata de personas, así como a las y los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial de las 32 entidades federativas, a que informen las medidas jurídicas y las decisiones de política pública que han instrumentado para erradicar la trata de personas en sus espacios de jurisdicción.

Es oportuno mencionar que México es un país de origen tránsito y destino de víctimas de trata de personas, considerando como grupos más vulnerables a las mujeres, niñas y niños, personas en contextos de movilidad urbana, personas originarias de poblaciones indígenas o aquellas que viven diversos tipos de violencia, quienes son separadas de sus hogares y comerciados como mano de obra, servidumbre o como objetos sexuales.

La información recibida servirá para evaluar el trabajo que se está realizando en las entidades federativas, así como para realizar las adecuaciones legislativas que sean necesarias.

En el tercer dictamen, se exhorta a las entidades federativas que tienen pendiente armonizar sus legislaciones locales, de conformidad con la Ley General de Víctimas. Igualmente se les exhorta a instalar sus comisiones estatales de atención a víctimas y a constituir sus fondos de ayuda, atención y reparación integral.

Asimismo, se solicita rindan un informe sobre el avance en el cumplimiento de dichas obligaciones.

En este punto quiero resaltar que aún está pendiente la constitución de 11 comisiones estatales de atención a víctimas y, si bien es cierto, en algunas entidades federativas ya se han nombrado a sus titulares, también lo es que en muchas de ellas no se cuenta con la infraestructura adecuada para dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley General de Víctimas.

En el mismo sentido, existen otras entidades que no cuentan con fondo de ayuda, asistencia o reparación integral o que existiendo su monto es insuficiente para dar protección, ayuda, asistencia, atención, acceso a la justicia, a la verdad y a la reparación integral de las víctimas u ofendidos.

En el cuarto dictamen, se exhorta, respetuosamente, al titular del Poder Ejecutivo a concretar el proceso de firma y ratificación de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, adoptada el 15 de junio de 2015 por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos.

Es de destacar que la Convención Interamericana Sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, es un instrumento vinculante que promueve, protege y asegura el reconocimiento y pleno goce y ejercicio en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de las personas mayores, a fin de contribuir en su inclusión, integración y participación en la sociedad, por lo que resulta imperante que el Estado mexicano lleve a cabo la firma ratificación de tan importante instrumento internacional.

En el quinto y último dictamen se acuerda colocar una placa de reconocimiento post mortem en el espacio denominado “La Cuña” de este recinto legislativo, que disponga el nombre de la defensora de derechos humanos Digna Ochoa y Plácido y reconozca a las víctimas y a las personas defensoras de derechos humanos.

Es de subrayar que Digna Ochoa se destacó por su entrega, pasión y brillante desempeño como defensora de derechos humanos, por su labor ha sido reconocida y homenajeada por diversas instituciones y organizaciones, ya que, sin duda, ha sido un ejemplo y fuente de inspiración para los defensores de los derechos humanos.

Señora Presidenta, no omito mencionar que todos los dictámenes han sido aprobados en la Comisión, por unanimidad.

Muchísimas gracias.

 

 

 

 

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *