Senadora Josefina Vázquez Mota presenta un dictamen de las comisiones unidas de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, y de Estudios Legislativos

 

Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, al presentar un dictamen de las comisiones unidas de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, y de Estudios Legislativos, que reforma diversas disposiciones de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

 

Gracias, Presidente.

“El que pueda alcanzar el corazón de un niño, puede alcanzar el corazón del mundo”.

La minuta, motivo del presente dictamen, tiene como objetivo extender la protección especial que el Estado mexicano brinda mediante la legislación general a las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en desamparo familiar.

Particularmente hago énfasis a aquellos en situación de abandono, exposición o institucionalización.

Quiero agradecer a la Comisión de Estudios Legislativos que preside el Senador Manuel Añorve y a todos los participantes en esta comisión por este valioso acompañamiento.

En México requerimos de un procedimiento único, que permita que el trámite de adopción sea rápido, eficaz y transparente, mediante la homologación de los requisitos y procedimientos administrativos, quienes establezcan en forma expresa que la adopción es plena e irrevocable.

Que ese establezcan parámetros mínimos que deberán observar las autoridades competentes a nivel nacional y en las entidades federativas también, con el único propósito de que niñas, niños y adolescentes ejerzan su derecho a vivir en familia, mediante una adopción plena, la cual será irrevocable y en el proceso deberá anteponerse el interés superior de la niñez.

El sistema para el desarrollo integral de la familia, hizo un diagnóstico con proyecciones estadísticas sobre el aumento de número de niñas y niños en desamparo familiar en nuestro país, mostró que en el año 2005, el número de niñas y niños en casas hogar era aproximadamente de 28 mil, estimando que en el año 2010, se tendrían ya a más de 29 y mil y para el año 2040, si no hacemos algo importante, como lo que se está proponiendo ahora, vamos a llegar a una población mayor a 33 mil niñas, niños y adolescentes en casa hogar sin derecho a una familia.

Asimismo, en el año 2015 el Centro de Estudios de Adopción publicó que el número de niñas y niños sin cuidados familiares en el país supera ya la cifra de 30 mil niñas, niños y adolescentes. De esta forma es que los diversos órdenes de gobierno establezcan urgentemente políticas para que niñas, niños y adolescentes puedan permanecer o en su entorno familiar, o en su caso sean atendidos a través de medidas especiales de protección.

Las niñas, niños y adolescentes en situación de desamparo familiar deben ser reintegrados cuando sea posible con su familia o en su defecto ser incorporados a una familia mediante la adopción a través de un proceso seguro y ágil.

Es de gran relevancia que los sistemas DIF mantengan estrecha comunicación intercambiando información a efecto de materializar el derecho a vivir en familia, urge dar mayor certeza jurídica.

Por eso, muy estimadas Senadoras y Senadores, a nombre de la Comisión de los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, agradecemos su acompañamiento para votar a favor del presente dictamen y poder brindar a miles de niñas, niños y adolescentes el derecho a una familia.

Permítanme terminar con lo más importante, con la realidad, con lo que diario sucede en muchas ciudades o rincones de nuestro país. Este es el testimonio de una niña que no ha encontrado, no ha tenido este derecho a una familia, y el testimonio dice lo siguiente.

“Desde mi nacimiento, los hospitales, las operaciones y los doctores fueron para de mi vida, ya que por mi condición física fui abandonada al nacer.

He recibido atención médica de calidad; sin embargo, necesito el amor de una familia.

Puedo ser adoptada desde que tengo cinco años, pero ya han pasado doce años y sigo esperando. Aunque pronto seré mayor de edad, mentalmente sigo siendo una niña.

Soy cariñosa, cooperadora y muy alegre, puedo caminar despacio y usar zapatos ortopédicos, me gusta dibujar y recortar.

Todos los días le pido a Dios por encontrar la familia que necesito”.

Hoy tenemos la oportunidad de colaborar a que miles de niñas, niños y adolescentes puedan tener el derecho como la gran mayoría de nosotras y nosotros, a vivir en una familia y a tener la oportunidad de construir su felicidad.

Les pido que nos acompañen votando a favor de este dictamen.

Es cuanto, Presidente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *