Senadora Josefina Vázquez Mota para referirse a los hechos ocurridos en la Comisión de Seguridad Pública

Versión de la intervención desde su escaño de la senadora Josefina Vázquez Mota para referirse a los hechos ocurridos en la Comisión de Seguridad Pública

Gracias, presidente.

Quiero sumarme a lo que ha expresado la senadora Claudia Anaya, quienes ayer estuvimos como miembros de esta Comisión de Seguridad.

El dictamen que se nos pidió votar ayer a favor y que de manera muy respetuosa, y ahí está el registro del Canal del Congreso, expresamos preocupaciones que creemos son importantes.

Hay temas de fondo y hay temas de forma, presidente.

Senadoras y senadores, en temas de fondo, este dictamen ni siquiera considera la reforma constitucional que nosotros votamos como Senado para la creación de la Guardia Nacional.

Esto fue uno de los puntos que, entre otros, también pedimos que se reconsideraran. Y en mi persona hice la propuesta de darnos un espacio a los equipos técnicos para lograr sacar por consenso este dictamen.

En segundo lugar, tampoco se han llevado a cabo las comparecencias de diversos funcionarios y también hice la propuesta, en la mejor de las actitudes y de manera civilizada, como corresponde, de llevar a la Junta de Coordinación el día de hoy, porque no es la primera vez que la Junta colabora a que se cumplan o se asistan a este diálogo y a estas comparecencias, que creemos indispensables, aún más tratándose de una Estrategia Nacional de Seguridad Pública, por la que este Senado ha trabajado de manera incansable, buscando el mayor de los consensos.

Aprovechando una votación en el pleno, lamentamos que de manera autoritaria se haya votado este dictamen sin hacer estas consideraciones.

Y la forma, presidente, la forma es realmente lamentable, de cualquiera senadora o senador que use, cuando ya no hay ideas lo que sigue entonces sea la descalificación, cuando no hay contenido lo que sigue sea la ofensa o cuando no hay sustancia lo que siga sea el agravio, la calumnia y la difamación.

La respuesta que se dio a la senadora Claudia Anaya es reprobable, como si se hubiese dado a cualquiera de nosotras o nosotros.

En el Senado, si no guardamos y cuidamos la civilidad política y el respeto, no podemos entonces seguir construyendo para el país.

Por lo tanto, presidente, consideramos que este dictamen tiene que ser revisado de manera urgente y sería muy lamentable que siguiera adelante un proceso legislativo con las deficiencias que se han señalado; hay problemas de fondo y hay problemas de forma.

Es cuanto, presidente.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *