Senadora Josefina Vázquez Mota, durante la sesión especial con la visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

 

Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, durante la sesión especial con la visita de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

 

Gracias, Presidente.

“No concibo un desarrollo a espaldas de las personas donde sólo importan los números y no cómo la están pasando las familias en sus casas”: Michelle Bachelet.

La protección de los derechos humanos debe iniciarse desde los primeros días de vida. La Unicef ha establecido que la humanidad tiene la oportunidad de reinventarse con cada niño que nace; la primera infancia es el periodo de la vida en que el cerebro duplica su tamaño, se trata de una oportunidad irrepetible, porque si priorizamos el comienzo de la vida cambiamos toda la historia.

Excelentísima señora Michelle Bachelet, muy bienvenida. El día de hoy a usted como mujer, madre, médico pediatra y experta en temas de género y de primera infancia, queremos compartirle nuestra enorme preocupación frente a las políticas públicas de la actual administración federal que atentan contra la obligación del Estado al cancelar sin sustento programas sociales claves como las Estancias Infantiles, entre otros, sustituyéndolos con entrega de recursos directos a la población, con lo cual derogan en los hechos los derechos de la niñez y de las madres a la seguridad social que el Estado debe proporcionarles.

La persona invitada por el actual gobierno para dirigir este programa y que se encuentra aquí con nosotros, fue notificada el 5 de febrero que cerrarían las estancias por razones de orden político.

El día de hoy más de 9 mil estancias infantiles que atienden a cerca de 330 mil niños se encuentran en peligro. El programa ha beneficiado a cerca de 2 millones de madres y padres solos y atendido a más de 2 millones y medio de niñas y niños de las familias más vulnerables de nuestro país.

Cerca de 4 mil niñas y niños con discapacidad estaban siendo atendidos. Se han presentado más de 4 mil amparos y a la fecha se han otorgado suspensiones definitivas favorables en su mayoría no han sido acatadas.

Al encarecer el servicio y sin intervención del Gobierno federal al 50 por ciento de las niñas y niños, de mujeres y padres trabajadores nos coloca en una grave emergencia social, esas decisiones afectan los objetivos de la Agenda 2030.

La Comisión de los Derechos Humanos ha manifestado que es una medida discriminatoria contra padres y madres trabajadores que profundiza las brechas de desigualdad de género.

Todas las fuerzas políticas de este Senado votamos por unanimidad un exhorto al Poder Ejecutivo para mantener este modelo con estándares de transparencia, a la fecha no hemos sido escuchados.

El pasado jueves un grupo de senadoras, senadores, actores de la sociedad civil hicieron entrega de una carta Naciones Unidas sobre el estado que guardan las estancias infantiles, tenemos la certeza que esta carta está en sus manos.

Retomando sus palabras puedo decirle que me des de familia la están pasando muy mal en sus casas, por eso su presencia en nuestro país es una ventana de esperanza y pedimos que su voz se sume a la de miles de niñas y niños. Usted sabe que las niñas y los niños no tienen partido, tienen derecho.

Y terminó con Pablo Neruda: “El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta”.

Pedimos su apoyo.

Es cuanto.

ooOoo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *