Senador Julen Rementería del Puerto para presentar reservas a un dictamen en materia educativa

 

Intervención en tribuna del senador Julen Rementería del Puerto para presentar reservas a un dictamen que reforma diversas disposiciones constitucionales en materia educativa.

 

Con su permiso, Presidente.

Está claro el día de hoy no se aceptará ninguna reserva, ni siquiera la que han propuesto alguna Senadora de Morena, ni siquiera esa se aceptó.

Nuestra obligación es decir lo que todavía le falta a esta reforma y lo que en todo caso supone un retroceso, la obligación de ustedes es hacer el trabajo bien; no incompleto, no solamente cumplir órdenes, porque eso es lo que está pasando aquí. No se dicen esas cosas, pero aquí se ha venido a cumplir con una instrucción que dice “saquémosla y saquémosla ya”.

Y sólo se habla como si fuera ésta la reforma, hasta estos momentos vigente, agravios para los docentes, o como si los que hemos venido a proponer cambios al dictamen lo que pretendiéramos es lastimar a los maestros. Y eso es absolutamente falso.

Se ha demostrado aquí, y no hubo una sola aclaración, y estoy seguro que si la hubiera, aquí la hubieran enseñado, rápidamente alguien de ustedes habría brincado: “no, mira, estás mal por esto y esto”. No se ha corrido a un maestro en el país durante toda la vigencia de ésta que dicen ustedes mal llamada reforma educativa, a ni uno.

Los retaron a que lo demostraran, nadie pudo hacerlo.

¿Por qué? Porque no es cierto que se haya corrido a nadie.

Simplemente, insisto, se viene aquí a acatar una instrucción. Lamentable ¿eh? porque cuántas veces en el pasado se quejaron, ya que les gusta tanto hablar del pasado, cuántas veces los que hoy están en esa fracción parlamentaria criticaron precisamente el actuar de las Cámaras, de los órganos como éste legislativo, por mandato de otro poder.

Es lo que está pasando, así fue con la reforma laboral.

Así está ocurriendo con esta reforma educativa.

En la reunión de las comisiones del día de ayer muchos de los Senadores de todos los partidos, pero también de Morena, dijeron que le hacía falta cosas a esta reforma, que hay que todavía perfeccionarla y, sin embargo, ya la vamos a aprobar.

¿Cuál es la prisa?

Pero además ni siquiera se advierte lo que puede significar para bien de esta reforma.

Miren, yo traigo dos reservas, específicamente en el artículo 3°, en el párrafo octavo, y sobre todo algo que me parece de la más alta importancia y que significa una verdadera regresión precisamente a ese pasado que ustedes tanto condenan, pero que tanto les gusta vivir todavía, el artículo décimo sexto transitorio.

El décimo sexto transitorio de lo que habla específicamente, fíjense, es: “con la entrada en vigor de las presentes disposiciones los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación se regirán por el artículo 123 constitucional, Apartado B, con fundamento en este decreto la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera de los Maestros y Maestros”.

Fíjense lo que dice precisamente en el artículo 62 de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del Apartado B de este artículo 123 constitucional, establece que el 50 % de las nuevas plazas sean para los sindicatos. Aquí lo dice.

Casualmente cuando se ingresó este artículo décimo sexto transitorio es cuando dejó de haber la presión de la CNTE en la Cámara de Diputados, y mágicamente la reforma empieza a caminar.

¿Ante qué estamos?

Ante una concesión precisamente a quienes se debieran de esforzar por ser mejores, antes de alguna forma podrían ser evaluados para ayudarse a hacer mejor su trabajo, y no, simplemente se cede al chantaje para que puedan obtener las plazas por medio de estas disposiciones que hoy les aplican y que ahora, de acuerdo a este décimo sexto transitorio, se hace oficial.

Pero que además se contradice porque se habla de las leyes normativas que tendrán que hacer para el sistema de los maestros y maestras, precisamente el sistema para la carrera, y ahí, pues qué va a pasar con ello, no se sabe.

Realmente molesta que se venga a decir aquí cosas que en realidad ni se sienten, ni se van a cumplir, ni son verdad porque no se mueve en esta reforma a partir de la mejora en la educación, lo que destrabó esta reforma para que se aprobara ahí en la Cámara de Diputados y lo que hace para que se apruebe aquí es las concesiones que se hacen específicamente a través de este décimo sexto transitorio a una parte de agremiada, precisamente a la coordinadora.

Están concediéndoles cosas que realmente no aportan a la mejora de la educación en este país, léanlo, por favor, el artículo 16 en donde alguien puede entender, después de leer este artículo, que le sirve a la educación en nuestro país, lo que le sirve es, en todo caso, a una corriente sindical que le ha servido, por cierto, a quienes hoy están en el gobierno, y que es al parecer, no cabe duda, un pago de favores, seguramente electorales.

De eso es de lo que estamos hablando, con esa claridad lo quiero decir, hoy esta reforma lo que está funcionando y lo que está resolviendo es el poder salir del atolladero y, lamentablemente, lo que comprobamos es que sometió a Morena y sometió al gobierno y obligó a que hicieran una reforma como ellos querían y que les sostuvieran todavía las concesiones que indebidamente tienen porque no son las que van a lograr las mejores condiciones para nuestro país en materia educativa.

Y termino con una pregunta, ¿quién entonces es el que manda en esta Cámara, quién manda en el Congreso de la Unión en México?

¿Manda la pluralidad?, ¿manda la suma de los esfuerzos de los distintos partidos o manda el Presidente, o manda, en este caso, pues un grupo que sometió a las mayorías para hacer lo que le conviene, que no es lo que le sirve a la educación en este país?

Es cuanto, Presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *