Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse al dictamen que solicita recursos económicos al Fondo del Programa para el Desarrollo de las Lenguas Indígenas Nacionales

 

Intervención en tribuna de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz para referirse al dictamen de la Comisión de Cultura, el que contiene punto de acuerdo, que solicita a autoridades federales y estatales destinar recursos económicos al Fondo del Programa para el Desarrollo de las Lenguas Indígenas Nacionales.

Gracias, señora Presidenta.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró el 2019 como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

En la actualidad, millones de personas se comunican en la lengua heredada por nuestros ancestros, cuyas madres les hablan a sus hijos para transmitirle la sabiduría de los abuelos.

La lengua que nos acuna desde los primeros días y nos entrega con las primeras voces los valores que nos marcarán para siempre, sonidos, arrullos y, sobre todo, la palabra, y con ello nuestra historia y nuestra manera de ver el mundo.

No hay duda, debemos apoyar la persistencia y resistencia de los pueblos indígenas que han conservado sus idiomas, así como sus formas de vida, costumbres, fiestas, su presente y su futuro.

En México, alrededor de 12 millones de personas son indígenas, el 10 % de ellos, de la población total, 7.3 millones hablan una lengua indígena con 68 lenguas y 364 variantes dialectales.

Con ellas, las autoridades gobiernan e imparten justicia a los pueblos y comunidades, expresan los cuidados del mundo y la naturaleza, con el poder de la palabra curan el corazón de los enfermos y dan salud con la medicina tradicional.

Muchos pueblos indígenas se comunican con sus deidades en rituales y celebraciones que confortan su espíritu y su moral y dan continuidad a su vida.

En la actualidad hay lenguas en riesgo de desaparecer como el teco, con 81 hablantes, el Cachiquel con 61, el Ayapaneco con 24, el Aguacateco con 17 y el Kiliwa con apenas 5 hablantes.

Sin duda, las lenguas indígenas en México se encuentran en severa desventaja ante el español.

En 2003 se promulgó la Ley General de Derechos Lingüísticos de los pueblos indígenas que reconoció por primera vez en la historia de México que las lenguas indígenas y el español son lenguas nacionales y tienen la misma validez en todo el territorio.

Ahí se determinó que nadie debe de ser discriminado a causa o en virtud de la lengua que habla, por el contrario, se tiene el derecho a comunicarse en la lengua indígena de la que sea hablante, sin restricciones en el ámbito público o privado, de forma oral o escrita.

Sin embargo, al hacer una revisión vemos que no hay cumplimiento pleno en la aplicación de esta ley y que nos hace falta mucho para afirmar que somos una nación respetuosa y orgullosa de su riqueza y diversidad cultural.

Los pueblos indígenas seguirán demandados ser escuchados en sus lenguas y el resto, quienes sólo hablan español deben entender que la sobrevivencia de las lenguas maternas y sus culturas nos hacen un pueblo mágico.

Por ello apoyo este punto de acuerdo, dado que los últimos acontecimientos.

Y yo quisiera pedirle a los compañeros de Morena, que seamos muy cuidadosos de lo que está pasando.

El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas se le redujo en 22 % su presupuesto, en el año 2018, se le asignaron 85 millones de pesos y este año, Año Internacional de las Lenguas Indígenas sólo 66 millones de pesos.

Por eso es importante pasar del dicho a los hechos.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *