Senadora Josefina Vázquez Mota, al presentar una iniciativa que reforma el décimo primer párrafo del artículo 4 de la Constitución

Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, al presentar una iniciativa que reforma el décimo primer párrafo del artículo 4 de la Constitución.

7 de marzo de 2019

Versión de la intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, al presentar una iniciativa que reforma el décimo primer párrafo del artículo 4 de la Constitución

Muchas gracias, presidente, con su permiso.

Muy estimadas senadoras y senadores.

Las niñas y los niños de México no tienen partido político. Las niñas y los niños de México tienen derechos e interés superior.

El pasado martes se constituyó el Frente por los Derechos y Defensa del Interés Superior de las Niñas y Niños y se ha venido consolidando como un grupo plural, integrado por legisladoras y legisladores de distintos grupos parlamentarios, así como expertas, expertos y académicos especializados en la materia.

Este frente tiene como propósito ser una poderosa voz para millones de niñas y niños en nuestro país que logren defender y salvaguardar sus derechos.

Hoy invitamos a sumarse a este frente a todas y todos aquellos comprometidos en esta causa, cuyo único partido es el interés superior de la niñez y que coinciden con que esta etapa de vida nos marca y nos marcará para siempre a nosotros y también a México.

Este día manifestamos nuestro apoyo y defensa al modelo de estancias infantiles.

El artículo cuarto de nuestra Constitución mandata que en todas las actuaciones y decisiones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), sólo 1 de cada 10 niños es atendido por el gobierno o subsidiado por éste, lo que pone en evidencia el largo camino que aún tenemos que recorrer.

Con las reglas de operación recientemente publicadas, ni siquiera será atendido ya uno de cada diez e las niñas y los niños en México en esta edad inicial.

El mismo Coneval establece que en México hay cerca de 5.4 millones de niñas y niños en pobreza y también en pobreza extrema, de los cuales 3.1 millones están viviendo en las zonas urbanas.

De acuerdo a estas reglas de operación, nos hacemos la pregunta y se la hacemos a la autoridad: ¿cuál será el destino de las niñas y los niños más pobres en las zonas urbanas? Justamente donde tendremos la mayor concentración de la población y el mayor número de mujeres jefas de familia o padres de familia con la necesidad de un modelo de atención.

Por supuesto, reconocemos el esfuerzo en las zonas indígenas, pero es urgente no abandonar las zonas urbanas.

Es importante resaltar que en estos hogares de los que estamos hablando, el ingreso promedio mensual es de aproximadamente 3 mil 280 pesos; si no hay un cuidado en la transferencia que hagan a las madres y a los padres de familia, el riesgo de que estos recursos no se inviertan en las niñas y en los niños es muy alto, no por falta de amor o consideración de los padres, sino por las grandes y graves necesidades que enfrentan todos los días estos hogares.

En los hogares justamente de mayor pobreza, en donde viven los niños de 0 a 5 años de edad, tenemos cerca de 800 mil hogares monoparentales, quiere decir hogares que solamente están sostenidos por la mamá o por el papá y, como todas y todos nosotros sabemos, la gran mayoría de estos hogares monoparentales están sostenidos por una jefa de familia.

El riesgo de que el cuidado de estos niños y niñas vayan a recurrir a mecanismos informales, poco calificados y sin supervisión, es una realidad; baste decir que también el Coneval señala y advierte que si se desmantelan los modelos de atención, como las estancias infantiles, 34 de cada 100 madres de familia, jefas de familia, tienen que renunciar a su empleo, con todas las consecuencias que esto implica.

En este programa se atienden a poco más de 4 mil niñas y niños también con discapacidad; hay que recordar que en un acto me parece de una enorme responsabilidad, el pasado 7 de febrero aquí, en este Senado de la República, todas y todos nosotros firmamos un punto de acuerdo, desde la Junta de Coordinación Política, exhortando a la Secretaría de Bienestar y de Hacienda a emitir las reglas de operación de las estancias infantiles, a transparentar ese uso correcto de los recursos y el tercer punto de este punto de acuerdo, que todas y todos coincidimos y luego votamos en el Pleno, era mantener el monto del presupuesto destinado en el ejercicio fiscal 2018.

Es urgente que exijamos, que colaboremos, que apoyemos, a que este punto de acuerdo se cumpla. No hay partidos para las niñas y los niños.

Por eso propongo en este Pleno adicionar en el artículo 4 de nuestra Constitución la obligación del Estado mexicano a proporcionar directamente, y en colaboración con los sectores privado y social, servicios adecuados para la atención, cuidado y desarrollo integral de las niñas y niños en esta etapa de primera infancia, a través de modelos diversos que garanticen el pleno desarrollo y el interés de la niñez.

La propuesta es elevar este derecho a nivel constitucional para consolidarlo y garantizarlo plenamente.

Desde esta tribuna, me reitero, y estoy segura que lo hacemos todas y todos los senadores, a favor de las miles de niñas y niños hoy afectados, me reitero a favor de las jefas de familia, me reitero a favor de las madres y los padres de familia, me reitero a favor de todo el personal que hacen posible el modelo de estancias infantiles con transparencia y apego a la legalidad y rendición de cuentas.

Espero contar con el apoyo de todas y todos ustedes, las niñas y los niños de México sí tienen derechos, y nosotros, en el Senado, el deber de salvaguardarlos, de proteger y defender su interés superior, hablemos por ellos, seamos sus voces y no les demos la espalda, hoy estamos en la oportunidad histórica de responderles afirmativamente.

Muchas gracias, señor presidente.

Es cuanto.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *