Senador Víctor Fuentes Solís, al presentar un punto de acuerdo por el que se solicita la intervención de la Comisión Reguladora de Energía

Intervención del senador Víctor Fuentes Solís, al presentar un punto de acuerdo por el que se solicita la intervención de la Comisión Reguladora de Energía, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos y demás autoridades competentes, con la finalidad de que se modifique la Norma Oficial Mexicana NOM-016-cre-2016 para que la zona metropolitana de Monterrey se homologue con la zona metropolitana de Guadajalara y zona metropolitana del Valle de México, en su especificación de clase de volatilidad de las gasolinas, de acuerdo con las zonas geográficas y a la época del año y especificaciones adicionales de gasolinas por región, que permita mitigar los altos indices de contaminación en el estado de Nuevo León.

Descargar punto de acuerdo

Muchas gracias.

Con su permiso, Presidenta, solicito se inserte el presente siguiente discurso en el texto íntegro del Diario de los Debates.

Vengo a esta tribuna a presentar un punto de acuerdo de urgente resolución, con el ánimo que los habitantes del estado de Nuevo León podamos contar con las garantías consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo cuarto, que establece: “Que toda persona, todo ciudadano mexicano tiene derecho a la protección de la salud y a un medio ambiente sano para su desarrollo y su bienestar”.

Lo anterior, evidentemente, en Nuevo León no existe, no sucede, no pasa y es una enorme deuda que se tiene con los habitantes de este gran estado, dado que los altos grados de contaminación que se presentan en la entidad han encendido ya las alarmas por el profundo daño que se está ocasionando a la salud con la mala calidad del aire y el pésimo mal ambiente, afectando, primordialmente, a los niños y las personas de la tercera edad.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la OMS, en el 2016 Monterrey fue la ciudad más contaminada de todo México, ocupando el lugar 255 de dos mil 597 ciudades en todo el mundo.

Asimismo, en un análisis sobre la calidad del aire, en distintas ciudades de la República Mexicana, Monterrey es la ciudad más contaminada con 86 partículas menores a 10 micrómetros, 36 partículas finas menores a 2.5 micrómetros.

Ciudades como Guadalajara y Ciudad de México reportan, aproximadamente, la mitad de esto, 41 partículas menores a 10 micrómetros y, 42 partículas menores a 2.56, lo que significa que tienen, hoy en día, la Ciudad de México y la Zona Metropolitana de Guadalajara, en ningún caso más de la mitad de la contaminación que tiene el área metropolitana de Monterrey.

Gracias a que estas ciudades cuentan, entre otras muchas cosas, con gasolinas de mejor calidad, con clasificación A y doble A, entre otras medidas que han tomado para el cuidado del medio ambiente.

Desde el año 2013, la Secretaría de Salud y Desarrollo Sustentable del estado de Nuevo León han venido declarando de manera frecuente, alertas de contingencia por la contaminación del aire en la Zona Metropolitana de Monterrey y en lo que va de este año se ha declarado ya en tres ocasiones la alerta ambiental, entre otras cosas, suspendiendo las clases en las escuelas, las clases de los niños y limitando muchas tareas cotidianas de nuestra vida habitual.

A la fecha, los neoloneses no tenemos una respuesta del gobierno del estado que permita mitigar esta problemática que está causando graves daños a la salud de las personales, especialmente padecimientos cardiorrespiratorios y de cáncer pulmonar.

Ante la gravedad que representa esta condición, el pasado 10 de marzo más de mil 500 niñas y niños se manifestaron en las calles de Monterrey exigiendo su derecho constitucional de contar con aire limpio y protección a la salud, exhortándonos a todas las autoridades asumir medidas urgentes en el ámbito de nuestras competencias para revertir esta contaminación ambiental.

En este sentido, el tema que hoy nos ocupa, compañeros y compañeros Senadores, es solicitar a la Comisión Reguladora de Energía y al Comité Consultivo Nacional de Normalización de Hidrocarburos, Petrolíferos y Petroquímicos para que modifiquen la Norma 016-CRE/2016 que permita a la Zona Metropolitana de Monterrey para que pueda contar con gasolinas de mucho mejor calidad.

Lo anterior, sin lugar a dudas, será un gran y enorme paso en el camino de la implementación de acciones que permitan, a los neoloneses, tener una mejor calidad del aire y un mejor medio ambiente; porque no hay razón para que existan diferencias y especificaciones y clasificaciones de las gasolinas de la Zona Metropolitana del Valle de México y la Zona Metropolitana de Guadalajara, en relación con la Zona Metropolitana de Monterrey.

Estoy cambios son necesarios para contribuir a la disminución de contaminación en el aire que respiramos todos los días los neoloneses.

Es por ello, Presidenta, es por ello compañeras y compañeros que solicito su voto a favor de este exhorto para hacer posible que las autoridades en mención garanticen acciones necesarias para salvaguardar el equilibrio ecológico y el medio ambiente del estado de Nuevo León.

Por su atención, muchísimas, pero muchísimas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *