Senador Damián Zepeda Vidales, al presentar el posicionamiento del GPPAN en relación con un dictamen de la Comisión de Justicia en materia de elegibilidad para ocupar el cargo de magistradas o magistrados de Sala Regional del TEPJF

Intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al presentar el posicionamiento del GPPAN en relación con un dictamen de la Comisión de Justicia que concluye que las personas aspirantes que integran las cinco ternas propuestas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para ocupar el cargo de magistradas o magistrados de Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, reúnen los requisitos legales exigidos y, por ende, son elegibles para el cargo citado.

 

28 de marzo de 2019

Versión de la intervención del senador Damián Zepeda Vidales, al presentar el posicionamiento del GPPAN en relación con un dictamen de la Comisión de Justicia que concluye que las personas aspirantes que integran las cinco ternas propuestas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para ocupar el cargo de magistradas o magistrados de Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, reúnen los requisitos legales exigidos y, por ende, son elegibles para el cargo citado

Con su permiso, presidente, y con el permiso de esta honorable Asamblea.

¿Qué es la democracia? La democracia es un sistema político que defiende la soberanía del pueblo y defiende el derecho que tiene el pueblo para elegir y para controlar a sus gobernantes.

México hace muchos años que eligió a la democracia para definir sus gobiernos, su forma de gobierno; sin duda alguna, nos ha costado mucho a lo largo de la historia. Podemos remontarnos a luchas por autogobernarnos, hasta la Independencia, a la lucha por el sufragio efectivo, por supuesto, en el marco de nuestra Revolución, y a luchas más modernas por tener un sistema democrático sólido.

No hace muchos años, las elecciones las organizaba el Gobierno y estaba por demás criticada pues la intervención que tenía el Gobierno en procesos que deberían de ser democráticos y libres para la elección de nuestros gobernantes.

Después vinieron las reformas políticas que dieron fruto al IFE, después al INE y hoy nuestra Constitución, a lo largo y ancho de la misma, regula la democracia de nuestro país. El 35 constitucional nos da a los ciudadanos el derecho a votar y el derecho a ser votado; el 36 constitucional nos marca la obligación de participar y de votar en las elecciones; el 40 define la forma de gobierno como una República, entre otras características, democrática; y el 41 establece que la renovación de nuestros órganos de gobierno tienen que ser en elecciones libres, auténticas y periódicas.

Ese mismo 41 nos dice que en México va a existir un sistema de impugnaciones, un sistema de impugnaciones que va a garantizar que se cumplan estos principios de elecciones libres, auténticas y periódicas. Y luego el 99 lo regula en su integración con el Tribunal Electoral, y eso es lo que nos tiene aquí.

En un México donde la desconfianza es constante y la certidumbre es la excepción, sin duda alguna, necesitamos un Tribunal que dé certeza a los mexicanos de que nuestras decisiones de quiénes son gobernantes son respetadas y son acatadas.

Al Tribunal le corresponde poner el punto final a los conflictos en materia electoral en este país, pero al poner el punto final también da el punto de partida para que un gobernante electo democráticamente ejerza sus funciones. De ese tamaño es la relevancia de la decisión que estamos tomando hoy aquí.

Hoy yo vengo aquí, a nombre del Grupo Parlamentario del PAN, a hacer un reconocimiento amplio, positivo, al proceso que se llevó a cabo en la Comisión de Justicia para la selección de estas ternas que hoy van a ser sometidas a consideración del Pleno del Senado de la República. Es un proceso ejemplar el que vivimos al interior de la Comisión de Justicia.

Hoy tenemos ante nosotros un dictamen de idoneidad que, en efecto, eso es lo que es, decir todos aquí que las personas propuestas son ideales, son idóneas, son adecuadas para el cargo; todas las propuestas que vienen en el dictamen, sin duda alguna, creemos nosotros que son merecedoras a ser nombradas en esta alta responsabilidad; evidentemente, sólo una va a ser electa para cada una de las salas.

Pero éste que sirva de ejemplo para otros procesos de que, cuando se hacen las cosas bien, podemos coincidir; no es casualidad que los procesos donde no hay filtros para recibir las propuestas hemos disentido; no es casualidad que donde no hay ningún mecanismo de evaluación previa, se generan disensos, se generan puntos de vista distintos porque, en muchos casos, los perfiles no son adecuados.

Por el contrario, en todos los procesos donde ha existido una evaluación y análisis previo, como los que existen para el tema de competencia, telecomunicaciones y hoy los que existieron para los magistrados de las salas regionales estamos logrando consensos, no es casualidad.

Y nosotros queremos llamar la atención a esto, porque queremos hacer la propuesta de que podamos hacer una reforma profunda, para garantizar que todos los procesos de nombramientos tengan un procedimiento técnico de evaluación previo de los perfiles que van a ser sometidos a consideración del Senado.

Hoy podemos decir que todos los perfiles que están puestos a consideración tienen capacidad, tienen trayectoria técnica y tienen también la garantía de una independencia y una objetividad en el cargo.

Por supuesto que hoy el Partido Acción Nacional, por lo tanto, viene a decir: estamos a favor de este dictamen y por supuesto que vamos a lograr el consenso para poder nombrar a personas adecuadas en las salas regionales.

Hoy a quienes van a ser electos les mandamos un mensaje: ustedes están llegando ahí, sí, por el consenso y la votación del Senado de la República, pero que no se les olvide que también lo están haciendo por su capacidad, por su trayectoria, por su desempeño; no lo deben nada a nadie en este Senado de la República porque lo que estamos haciendo aquí es nuestro trabajo, cumplir con nuestra función de elegir a personas idóneas para que vayan y hagan un buen desempeño.

Le deben su profesionalismo, su ética, su entrega, a su trabajo, a los mexicanos; y lo que hoy exigimos es que cuando lleguen a ese puesto tomen las decisiones que consideren correctas y objetivas en cada uno de los casos que sean puestos bajo su consideración.

Eso es como van a dignificar a la decisión que hoy estamos aquí en el Senado de la República, eso es lo que queremos.

Ha llegado el momento de ponerle punto final a la mala práctica de las cuotas y los cuates; hoy nosotros nos sentimos satisfechos y seguros de que quienes van a llegar a cada uno de estos cargos no es por cuotas y no es por ser cuates, es por tener capacidad y es porque tienen la calidad profesional de hacer un buen desempeño en su trabajo.

Yo hoy quiero reconocer, a nombre del Grupo Parlamentario, a todos los coordinadores parlamentarios, empezando por el nuestro, que tuvo la apertura de escucharnos a todos nuestros puntos de vista, pero también a cada uno de los otros grupos parlamentarios, incluyendo por supuesto al grupo mayoritario, que supo escuchar y que supo generar consensos.

Hoy el mensaje es que en el Senado hay altura de miras y en el Senado sabemos lograr acuerdos por el bien de este país; por supuesto que ha habido momentos de disenso, por supuesto que ha habido momentos de tensión, pero si ponemos por delante el interés de México, como lo estamos haciendo hoy, sin duda alguna le vamos a hacer un bien al país.

Enhorabuena. Y el Partido Acción Nacional va a favor de este dictamen.

Muchas gracias.

–000–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *