Senado aprueba obligatoriedad del tamiz cardiológico neonatal

  • A propuesta de la senadora Guadalupe Saldaña, se adiciona la fracción II Bis al Artículo 61 de la Ley General de Salud
  • La falta de detección oportuna de una cardiopatía o malformación cardíaca, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de un recién nacido, indicó

Con la aprobación del dictamen con proyecto de decreto por el que se adiciona una nueva fracción  II Bis al artículo 61 de la Ley General de Salud, por el Pleno del Senado de la República, se garantizará la obligatoriedad de la aplicación del tamiz neonatal en todas las instancias de salud pública y privada, señaló la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros.

En México, la mayor parte de los recién nacidos son egresados de los cuneros en aparente buen estado de salud y sin un diagnóstico preciso, lo que deriva en situación de riesgo de discapacidad o muerte, indicó la senadora al hacer uso de la tribuna para presentar el posicionamiento por parte del GPPAN.

Al respecto, Saldaña Cisneros apuntó: “Al detectar oportunamente las cardiopatías congénitas, se hará posible tratarlas de inmediato, con lo que se contribuirá a reducir la mortalidad infantil y evitar al Estado mexicano el impacto económico que significa atender a quienes sufren los problemas derivados por la falta de detección”.

Cifras de INEGI 2015, indican que hubo 6 mil 529 decesos de personas menores de un año de edad, por malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas, recordó.

El tamiz cardiológico neonatal, es un estudio que se debe realizar idealmente entre las primeras 24 y 72 horas de vida del recién nacido, mediante una prueba de oximetría de pulso para detectar la disminución o diferencias en la saturación de oxígeno, añadió.

Baja California Sur en el año 2015, mediante modificaciones a la Ley Estatal de Salud y con la intervención legislativa de Lupita Saldaña hoy senadora, en aquellos años diputada local; y con la guía de la asociación civil “Corazón de Niño”, emprendieron el camino por la visibilización de las enfermedades vinculadas con las alteraciones cardiacas.

“Nuestra aspiración es que ningún niño o niña mexicana se quede sin ese examen al momento de nacer. Las cardiopatías congénitas, es la primera causa de mortalidad neonatal precoz y la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo”, expresó Guadalupe Saldaña, quien agradeció a las comisiones por su apoyo para la aprobación del dictamen y en particular al senador Miguel Ángel Navarro Quintero, a quien calificó como un aliado fundamental en las causas de la salud.

ooOoo

Comunicado de la oficina de la senadora Guadalupe Saldaña Cisneros

INTERVENCIÓN DE LA SENADORA GUADALUPE SALDAÑA:

Con la venia, señora Presidenta.

Esta capa de súper héroes se la otorga la Asociación Corazón de Niño a los médicos, a las personas que han apoyado esta causa. Y hoy la asociación trae una capa para cada uno de los Senadores y Senadoras que contribuyan a que esto sea posible en nuestra Ley de Salud.

“A mi bebé se le mezcla la sangre de su corazón y eso hace que no sea suficiente su saturación de oxígeno, además de otros problemas en su corazón. Estamos tristes por la situación y la noticia de la cardiopatía, pero llenos de esperanza de que Javier lo logre.

Nos enteramos que algo no estaba bien con su corazón, gracias al Tamiz Neonatal Cardiaco.

Vivimos en Santa Rosalía, a ocho horas de camino de la Ciudad de La Paz, a donde lo trasladaron al segundo día después de nacer. En La Paz, Javier recibió el manejo y el medicamento para llegar al hospital de la Ciudad de México”.

Esto es un testimonio del papá de Javier Leonardo.

Javier tiene dos semanas de edad, esta semana ha sido trasladado a la Ciudad de México, de hecho sigue aquí, está hospitalizado con un diagnóstico de cardiopatía congénita compleja, y fue posible llegar al diagnóstico que salvó al bebé de una crisis mayor, y salvar prácticamente su vida para darle oportunidad de llegar al tratamiento gracias a la prueba del Tamiz Neonatal Cardiaco.

De no haberse realizado, Javier hubiese iniciado una crisis que pudo costar su vida. Además, a ocho horas de distancia de la Ciudad de La Paz, el punto más cercano que puede proporcionar ayuda especializada a este tipo de pacientes.

Compañeras y compañeros Senadores:

Al hacer uso de esta tribuna hoy para invitarlos a votar por este dictamen es inevitable sentir una gran emoción por la oportunidad que tenemos los legisladores y legisladoras de algo que a lo mejor suena muy grane, pero que es una realidad, la oportunidad que tenemos de salvar una vida, y de ofrecer un futuro mejor para las niñas y niños de México.

El presente dictamen permitirá dar un paso más en favor del cumplimiento del principio del interés superior de la niñez en nuestro país, al establecer en la ley la obligatoriedad del Tamiz Neonatal Cardiaco a todos los recién nacidos aparentemente sanos.

Al detectar oportunamente las cardiopatías congénitas se hará posible tratarlas de inmediato, con lo que se contribuirá a reducir la mortalidad infantil y a evitar al Estado mexicano el impacto económico que significa atender a quienes sufren los problemas derivados de la falta de detección.

La detección oportuna significa la oportunidad al niño o niña de una vida futura con capacidades plenas, salud y bienestar para su desarrollo.

Ese gran avance legislativo que podemos alcanzar para todo el país, lo hicimos posible en Baja California Sur, en el 2015 con la propuesta y el apoyo de mucha gente, encabezados por la Organización Civil Corazón de Niño, y el resultado ha sido trascendental, como lo ejemplifica el caso que les leía al inicio de Javier.

A partir de entonces, todo recién nacido en ese estado, en mi estado, tiene derecho a recibir la prueba para la detección de cardiopatías congénitas graves sin que haya implicado una erogación fuera del alcance de las instituciones.

El Tamiz Neonatal Cardiaco es una prueba no invasiva, de bajo costo y que se realiza con equipos que incluso ya existen en los hospitales, ya que no son de uso exclusivo para esta prueba.

Hoy tenemos que hacerlo en todo México, como ya se encuentra establecido en muchos países del mundo, sumémonos a esa lista.

Nuestra aspiración es que ningún niño o niña mexicana se quede sin ese examen al momento de nacer. Las cardiopatías congénitas es la primera causa de mortalidad neonatal precoz, y la segunda causa de mortalidad infantil en el mundo.

Ese tema nos debe de unir en este Senado, todos queremos mejorar la salud de niñas y niños mexicanos, y esta es una oportunidad que tenemos para lograrlo en este tema.

Nuestro reconocimiento público a quienes de manera altruista han trabajado desde hace muchos años en favor del Tamiz Neonatal Cardiaco, algunos de los que el día de hoy están con nosotros y que han dado su tiempo, su sabiduría, sus manos para operar a niños que ya son detectados.

En especial, mi reconocimiento y agradecimiento a Audelia Villarreal Zavala, Directora de Ayuda a Corazón de Niño A.C.

Audelia es líder de esta organización, es Directora porque tiene un hijo con una cardiopatía, que bendito Dios su hijo está muy bien, pero inició su lucha para darle oportunidad a otros, su hijo Diego y Audelia, su vida está publicada en este libro.

(Aplausos)

Bravo, Audelia.

Finalmente, felicito a los integrantes de las Comisiones de Salud y de Estudios Legislativos que han hecho posible que se apruebe este dictamen por consenso, en particular por supuesto a la Comisión de Estudios Legislativos, encabezada por el Senador Manuel Añorve, por su impulso al dictamen.

Y de forma muy especial me quiero referir al Presidente de la Comisión, al doctor Miguel
Ángel Navarro Quintero, un legislador sensible a las causas de la salud, y un aliado fundamental.

(Aplausos)

Gracias, doctor, por acompañarme a las visitas del hospital, por escuchar a los médicos y por contribuir con esta causa.

Al aprobarse la modificación a la Ley General de Salud para que el Tamiz Neonatal Cardiaco sea un derecho al nacer de todos los mexicanos, se dará una oportunidad de vida a miles de recién nacidos cada año en nuestro país. Un beneficio para el resto de los tiempos, lo cual es evolucionar y dar las bases y derechos para nuevas generaciones.

Es incuantificable la cantidad de historias que como la de Javier, podríamos, yo sé, contar aquí con el paso de los años.

Por todo lo anterior, el grupo parlamentario de Acción Nacional votará a favor de este dictamen.

Muchísimas gracias a todas y a todos por hacerlo posible.

Muchas gracias.

3 Comentarios

  • Felicidades! Pero el problema no termina en hacer el diagnóstico, el mayor problema es que hay muy pocos hospitales con capacidad de resolución cardiovascular y están todos saturados. Mantener a un recién nacido con prostaglandinas es muy caro y la mayoría de las ocasiones no son aceptados por falta de espacio en los hospitales de tercer nivel. Lo ideal sería incrementar camas en esos hospitales o bien crear nuevos y regionalizar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *