Senadora Josefina Vázquez Mota durante la inauguración del Diálogo en el Marco del Día Internacional contra el Cáncer Infantil

 

Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota durante la inauguración del Diálogo en el Marco del Día Internacional contra el Cáncer Infantil convocado por la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia

A todas y todos muy buenos días.

Para nosotros es un gran honor recibirlos aquí en el Senado de la República, contar también con un aliado extraordinario que es el Presidente de la Comisión de Salud del Senado de la República, el doctor Miguel Ángel Navarro, quienes hemos tenido el gusto de conocerlo en su trayectoria pero sobre todo en su compromiso, no podemos más que sentirnos muy fortalecidos, gracias doctor por siempre estar y por siempre tener este compromiso.

Decíamos hace unos minutos –dialogando entre nosotros– que este encuentro debe ser el primero de muchos otros y de un trabajo común.

Quiero nuevamente dar la bienvenida a cada una a cada uno de ustedes, pero sobre todo agradecer el trabajo de quienes todos los días están dedicados en cuerpo y alma a acompañar a las niñas, a los niños y también a sus familias.

Tengo el privilegio de tres hijas, una de ellas pediatra y ya casi neonatóloga, y lo comparto porque quienes tenemos la bendición y la fortuna de tener una hija o un hijo doctor, siempre en la mesa de la casa están las historias presentes de las niñas y de los niños, están las historias de amor, de alegría, pero también están las historias de dolor, de pérdida y de tristeza; están las historias de satisfacción cuando se logra tener el medicamento que se requiere cuando esa niña o ese niño tiene un seguro que lo protege, o están las historias de frustración y de dolor cuando el medicamento no está, o cuando no hay seguro de gastos médicos, o cuando los papás deciden empeñar los próximos 20 años de su vida para pagar una enfermedad, o cuando por cualquier circunstancia no se logra salvar esta vida.

Yo le agradezco mucho a cada una y cada uno de ustedes, pero sobre todo el que tener una hija con esta gran vocación y compromiso que me ha permitido y me ha enseñado a tener una sensibilidad que no tenía y que todos los días entra en la casa de ustedes muchas niñas y muchos niños como ustedes han permitido y se han comprometido con ellos desde hace muchos años.

Agradezco enormemente la presencia de las legisladoras, de los legisladores que aquí nos acompañan, y ésta es una señal y lo quiero compartir sobre todo con quienes desde la sociedad civil hacen o trabajo incansable, de que para nosotros las niñas y los niños están por encima de cualquier otra circunstancia, y es algo en lo que les quiero dar la tranquilidad y la seguridad que van a encontrar aquí en este Poder Legislativo y también en la Cámara de Diputados.

Quiero agradecer muchísimo a director del Instituto Mexicano del Seguro Social, a mi querido amigo Germán Martínez, porque nos ha permitido hoy la presencia del doctor Javier Enrique López Aguilar, doctor muchísimas gracias.

Y también a la Secretaría de Salud porque el secretario de manera muy generosa y atenta nos ha permitido la presencia de la doctora Miriam Esther, con quien vamos a tener un diálogo.

Lo importante de este encuentro es escuchar las voces de ustedes. Yo solamente diré: lo que hemos venido aprendiendo de lo que pasa, está pasando hoy en nuestro país con los niños que están enfrentando y luchando y trabajando todos los días con este cáncer infantil.

En el mundo, cada tres minutos se diagnostica a un niño o a una niña con cáncer. El cáncer en niños y adolescentes representa hoy la segunda causa de muerte en la edad pediátrica, entre los 4 y los 5 años de edad, en México, solo superado por accidentes infantiles.

El 70 por ciento de los casos de cáncer en México se diagnostican en etapas avanzadas; en promedio, se diagnostican al año 6 mil nuevos casos, en promedio, de cáncer infantil entre niños de 5 y 15 años edad, lo que quiere decir que, aproximadamente, más de 14 niñas y niños enfermarán de cáncer cada día.

Cada año mueren 2 mil 300 menores a consecuencia del cáncer; por día, aproximadamente estamos perdiendo a 6 de nuestras niñas y niños, que no van a lograr superar esta batalla.

La sobrevida global en México es de 50 por ciento, mientras que en países desarrollados como los Estados Unidos alcanza ya un 80 por ciento. De 10 niñas y niños con cáncer 8 se pueden curar y este es nuestro gran trabajo. Aquí debe de estar nuestro esfuerzo o uno de nuestros esfuerzos más importantes.

En México de cada 100 personas con cáncer, de acuerdo al Inegi, 5 son niños.

Para llegar a una alta tasa de curación es importante que se conjunten diferentes factores, por eso le doy la bienvenida a este diálogo, que seguramente deberá irse ampliando tanto cuanto ustedes nos vayan indicando que lo hagamos.

Primero, que los pacientes tengan acceso a un sistema de salud, el doctor seguramente ampliará este aspecto, lo cual en México todavía tenemos pendientes y tareas por hacer, particularmente aquellos que carecen de seguridad social o que no tienen un sistema de soporte para poder ser atendidos.

El segundo, los médicos de primer contacto a los cuales acuden los padres cuando su hijo está enfermo, tienen que sospechar que el niño puede tener cáncer, si tienen que poder tener elementos de diagnóstico y enviarlo lo más pronto posible a un centro de referencia acreditado para su tratamiento.

Y diría, finalmente, que los tipos más comunes son la leucemia, el cáncer cerebral, el linfoma y los tumores sólidos que seguramente ustedes hablarán en su expertis sobre todas estos tipos de cáncer infantil.

Quiero nuevamente dar la bienvenida, estamos y nos reiteramos a sus órdenes, y hago votos para que el Poder Legislativo, y también nuestro compromiso, que encuentren las respuestas los papás, las mamás que nos escucha pero sobre todo las niñas y los niños.

Y también nuestros sistemas de salud; creo que aquí en esta mesa lo que se está tejiendo es una red, justo la red que se necesita para poder construir conjuntamente.

Y si me permiten voy a dar el uso de la voz al presidente de la Comisión de Salud, que conjuntamente estamos trabajando en este dialogo con ustedes.

Nuevamente bienvenidos y gracias por su tarea cotidiana y por el amor con el que han y siguen abrazando esta causa.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *