Senador Ismael García Cabeza de Vaca, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria

Intervención en tribuna del senador Ismael García Cabeza de Vaca, al presentar iniciativa con proyecto de decreto que reforma la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria

 

Con tu permiso, presidente.

El día de hoy presento esta iniciativa que tiene como propósito reformar el artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para incluir a los migrantes en los grupos prioritarios que se contemplan en dicho artículo, a fin de que no se puedan realizar reducciones a sus programas presupuestarios, ni a las inversiones dirigidas en este grupo social.

Quiero destacar la constante que se ha presentado desde la presentación y aprobación del Paquete Económico para el 2019 y es la desaparición de fondos y programas o disminución hasta hacerlos inoperantes, situación que por demás preocupa ya que se trata de temas que para muchos mexicanos resultan prioritarios.

Desde años anteriores existían dos fondos para apoyo de migrantes, el fondo para migrantes y el fondo para fronteras, el primero de ellos destinado principalmente a mexicanos en retorno para ayudarles a encontrar una oportunidad dentro del mercado formal, incrementar sus opciones de autoempleo, fomentar la operación de albergues o brindar recursos para pasajes terrestres para el regreso a sus lugares de origen.

En cuanto al fondo para fronteras se destinaba para obras de equipamiento urbano, infraestructura e imagen urbana, proyectos de desarrollo económico de fomento a la competitividad en las entidades federativas o municipios en cuyo territorio se encuentran las líneas divisorias internacionales del norte y sur del país.

Los recursos de este fondo eran prioritarios para estados y municipios, ya que se podían utilizar de manera indistinta tomando en cuenta el flujo migratorio de estancia permanente o de paso, de repatriados migrantes que necesitan regresar a sus países de origen.

Al igual te Tamaulipas, muchos de los estados fronterizos enfrentan un doble flujo migratorio al ser expulsores y receptores de migrantes y repatriados. Para este año, en el 2019, los fondos de atención a migrantes desaparecieron y no resultaron prioritarios para el Ejecutivo federal.

La Dirección General de Servicios Consulares, encargada de atender a compatriotas que viven en el extranjero y de darles asesoría legal de trámites, tuvo la misma suerte, ya que el Ejecutivo propuso una disminución de un 82 por ciento en relación con lo que se contaba en el 2018.

En el presupuesto de todos estos programas se ha dejado al lado, primero, la mayoría de las entidades que recibían apoyos de los fondos para migrantes son receptoras de paisanos repatriados. Sólo por mencionar un ejemplo, Tamaulipas ocupa el segundo lugar que recibe más mexicanos repatriados de los Estados Unidos de Norteamérica, sólo durante el 2016 se recibieron casi 60 mil personas con esa calidad migratoria, únicamente por debajo de Baja California.

Segundo, que se trata de estados receptores de migrantes que intentan cruzar al país vecino y que ahora con las caravanas de centroamericanos se les ha puesto algo de atención, sin embargo, no se trata de situaciones nuevas. En Tamaulipas, y particularmente en los municipios de Reynosa y Matamoros llegan miles de ciudadanos de diversos países como África y ahora Centroamérica.

Que las caravanas migratorias de migrantes se integran por cientos de personas que requieren un apoyo de ayuda humanitaria, comida, cobijo, lugar donde dormir, atención médica y los servicios básicos de higiene.

Ante esta situación, las instituciones públicas de los estados, sobre todo de Tamaulipas, a su paso se han visto rebasadas por el gran volumen de personas que requieren de atención solidaria. No sólo es el trayecto que nos debe de preocupar y ocupar, también en su intento por llegar al país del norte, los estados fronterizos se convierten en lugar de residencia mientras espera poder ingresar a territorio estadounidense.

Finalmente, quiero destacar que el artículo 58 que se propone modificar ya incluye la no reducción de los programas presupuestarios, ni a las inversiones dirigidas a la atención de la igualdad entre hombres y mujeres al programa de ciencia, tecnología e innovación, al desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas, y a la atención de los grupos vulnerables.

Es cuánto, presidente.

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *