Senadora Kenia López Rabadán en la inauguración de la exposición “70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”

 

 

Intervención de la senadora Kenia López Rabadán en la inauguración de la exposición “70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”

Bienvenidas y bienvenidos todos al Senado de la República.

Por supuesto, quiero agradecer al presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, muchísimas gracias, presidente, por tu compañía en este día tan importante, este día 10 de diciembre.

Gracias, por supuesto, a quienes integran la Comisión de Derechos Humanos; al doctor Navarro, por su compañía siempre a cualquier hora del día y todos los días, muchas gracias doctor; a la senadora Nestora Salgado, que es secretaria de la Comisión, también muchas gracias por estar aquí.

Nestora, hubo, igual que el doctor Navarro, de venir de sus entidades federativas para estar aquí en lunes; muchísimas gracias, senadora Nestora.

A mi compañero y amigo el senador Emilio Álvarez Icaza, muchas gracias; Emilio y yo somos de aquí, de la Ciudad de México, así es que no fue tan complejo estar aquí el día de hoy, y, por supuesto, agradecer a Citlalli, que Citlalli, la senadora Citlalli, Emilio y una servidora somos aquí representantes de la Ciudad de México y, por supuesto, a la licenciada Estefanía, que hoy nos acompaña.

Quiero decirles que esto no hubiera sido posible si no es por la Junta de Coordinación Política, y ahí quiero agradecer muy enfáticamente al senador Vasconcelos, quien representa a esta Junta; muchas gracias, senador, gracias por estar aquí, gracias por habernos aprobado esta solicitud de la Comisión y quien viene hoy en representación de la Junta de Coordinación Política, muchas gracias al senador Héctor Vanconcelos.

Quiero decirles que hoy es un día importante, vamos a tener cuatro actividades a lo largo del día.

Iniciamos este día tan importante en esta primera etapa; hoy lo que vamos a inaugurar son 15 imágenes en donde se concentran los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En estas 15 imágenes, en estos 30 artículos, las mujeres y los hombres que transiten por este Senado de la República van a conocer exactamente qué dice cada uno de los artículos.

Déjenme decirles que esta Declaración ha sido la más discursada en todos los idiomas en nuestro mundo.

¿Eso qué significa?, pues es uno de los instrumentos internacionales de mayor énfasis.  Podemos encontrar en ella, por supuesto, cada uno de los temas de protección de los derechos humanos que nos ocupan.

Yo hoy, que celebramos estos 70 años, tengo absolutamente claro una cosa, y es que aún nos falta mucho por avanzar; hoy en México tenemos mucho por hacer para que cada uno de estos 30 artículos se materialice y se vivifiquen en todas las mujeres y los hombres en nuestro país.

Sin embargo, es increíble, pero cuando algún mexicano o alguna mexicana transite por esta calle de Madrid y se detenga a leerlos, sí, me parece que lo primero que pensará es: qué bueno que los conozco para que pueda defenderlos.

Así es que este primer ejercicio me parece que es de suma importancia para visibilizar, decimos en el discurso de mujeres, y hoy, para visibilizar en los derechos humanos lo que esta Declaración mandata, no de manera vinculante, no de manera obligatoria, sino de manera esencial para los seres humanos.

Ojalá y quienes nos acompañan en los medios de comunicación pudieran dar un paneo a cada uno de los artículos; aquí tenemos dos, en específico el artículo 17 y 18, y dice: “toda persona tiene derecho a la propiedad individual y colectivamente, nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”, ése es el artículo 17 y el artículo 18: “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

Si ustedes revisan cada uno de los artículos, evidentemente, podrán encontrar cómo del conocimiento, del respeto y, sobre todo, de la protección podremos tener un mejor país, eso nos toca a todos; le toca la ciudadanía en el ejercicio de sus derechos y también nos toca a quienes estamos aquí adentro, nos toca al Poder Legislativo, así como también a los poderes Ejecutivo y Judicial.

Yo quisiera agradecer y, por supuesto, darle el uso de la palabra a mi siguiente compañera senadora, será la senadora Nestora Salgado, y quisiera también pedirle, si no tuvieran algún inconveniente, en que el senador Héctor Vasconcelos, ya estando aquí presente, nos pueda dirigir unas palabras.

Muchas gracias, senador.

 

 

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *