Senador Víctor Fuentes Solís, al participar en la discusión de un dictamen por el que se reforma el artículo 19 de la Constitución

Intervención en tribuna del senador Víctor Oswaldo Fuentes Solís, al participar en la discusión de un dictamen de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 19 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

 

Muchas gracias, presidenta.

Primero y antes que nada, quiero expresar mi más profundo reconocimiento al Grupo Parlamentario de Morena, especialmente a su coordinador Ricardo Monreal y al senador Óscar Eduardo Martínez, quienes a través de una muestra muy importante en un tema sumamente importante como éste que estamos tratando el día de hoy, han mostrado una muy importante apertura, una muy importante inclusión, porque si bien en esta propuesta vienen dos delitos muy importantes, que es el delito de corrupción y los delitos electorales, tomaron para bien la decisión de abrirse, de escuchar otras propuestas, de escuchar las propuestas del PAN e incluir otros delitos que hoy en día agravan enormemente a la población de todo México y muy especialmente a la población de Nuevo León.

Así es que mi más sincera felicitación y mi más grande reconocimiento al Grupo de Morena. Así como hemos hablado en su momento y señalado omisiones en esta apertura, el día de hoy queremos reconocer la misma.

Muchísimas gracias.

Quienes hemos tenido la enorme oportunidad de estar al frente del Poder Ejecutivo; quienes han sido gobernadores, cómo licenciado Mancera; quienes hemos tenido la oportunidad de ser alcaldes, como un servidor, del glorioso, grande y bonito municipio de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, hemos enfrentado este problema de frente, en la calle, en el día a día y nos ha angustiado y nos ha sobre preocupado cómo los delincuentes están, en la mayoría de los casos, sueltos porque éste nuevo sistema penal acusatorio vino simple y sencillamente a industrializar al crimen.

Ciertamente avanzamos mucho.

Hoy el Inegi reconoce a dos municipios, de Nuevo León ambos, a San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza cómo los municipios con la percepción de seguridad más grande en el país.

Asociaciones del estado de Nuevo León, como la plataforma de “Alcalde, ¿cómo vamos?”, reconoce los grandes avances que hemos tenido en el municipio y si a tiempo, en su momento hubiéramos tenido está importante herramienta que el día de hoy estamos aprobando, no tengo la menor duda de que muchos delincuentes que hoy en día todavía están sueltos y que son reincidentes y que tal vez el día de mañana y que tal vez la siguiente semana vuelvan entrar a robar o delincan de una u otra manera en uno de los delitos que hoy en día estamos aquí reconociendo y consagrando, afortunadamente estos delincuentes ya no estarán sueltos.

Días anteriores subí a las redes sociales qué opinaban sobre el tema del abuso a menores, de los delitos sexuales contra nuestras niñas y contra nuestros niños, y la respuesta fue rotunda: no quieren, los ciudadanos, que se mantengan libres quienes abusan, quienes violan a los niños y a las niñas, y me da muchísimo gusto el día de hoy estar a la altura de las respuestas de los ciudadanos del estado de Nuevo León.

Porque con esto le ganamos espacios a los delincuentes. Porque con esto ya no habrá margen para que jueces y fiscales que se corrompan con ellos, los dejen en libertad. Porque con esto estarán de principio a fin en prisión.

Porque todos los delitos que hoy en día estamos considerando como graves: el robo a transporte público, la desaparición forzada; quien porte un arma de fuego; quien robe hidrocarburos, con estas herramientas no tendrá cómo salir libre con la facilidad que lo venía realizando.

Todos coincidimos que la verdadera solución está en la prevención. Todos coincidimos en que ésta no es la solución definitiva. La única forma, la única manera en que no tengamos delitos es no tener delincuentes y les puedo decir que me consta que como alcalde del municipio de San Nicolás, la mayoría, como bien ya lo comentaron ahorita, de quienes cometen un delito lamentablemente son jóvenes y que la mayoría de estos jóvenes comparten algo en común: la desintegración familiar, la debida falta de valores y de principios que solamente adquirimos fundamentalmente en nuestros hogares.

En la medida que trabajemos desde este Senado, en la medida que trabajemos desde las diferentes instituciones del gobierno mexicano para garantizar que nuestros niños van a crecer de la mejor manera, con hogares integrados, con buena educación, con espacios culturales y deportivos adecuados será como remediemos, en el mediano y en el largo plazo, la delincuencia.

Si en el hogar tuviéramos debidamente esta transmisión de valores y principios, no tendríamos tantos delincuentes. No tendríamos consumidores de drogas. No tendríamos consumidores de marihuana, de cocaína; seguramente tampoco tendríamos muchos alcohólicos. Tendríamos siempre gente buena, como lo somos la mayoría de los mexicanos.

Muchísimas gracias por su atención.

 

ooOoo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *