Vamos por incorporar los derechos humanos a la paz y al desarrollo: López Rabadán

La senadora, Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, presentó una iniciativa de ley para de elevar a rango constitucional los derechos de los individuos a la paz y el reconocimiento expreso del derecho a su desarrollo, ya que el estado tiene la obligación de garantizar que estos sean progresivos e implica una prohibición al retroceso de los mismos.

“Esta iniciativa que proponemos los senadores del Grupo Parlamentario del PAN, busca reformar los artículos 1 y 4 de nuestra magna carta con el objeto de que el ordenamiento jurídico mexicano tenga derechos y libertades que sólo se puedan ampliar y, por ningún momento, disminuyan”, precisó la senadora.

Estas adiciones en materia de derechos humanos tienen la intención de fortalecer las libertades y los derechos de los ciudadanos desde un punto de vista integral y atendiendo el principio de progresividad.

López Rabadán explicó que la adición al artículo 1 de la Constitución permitirá garantizar los derechos y las libertades ya reconocidos, y si podrán reformarse para ampliar, proteger y garantizar los derechos de las personas, nunca en su menoscabo, conforme al principio de progresividad.

Sobre la la modificación al artículo 4to busca incluir que toda persona tiene derecho a la paz y al desarrollo en términos de los tratados internacionales de los que el Estado mexicano es parte.

La senadora destacó que nuestra Constitución ha sido modificada en lo referente a los temas medio ambientales y la protección de datos personales; sin embargo, aún hacen falta ciertas reformas al texto constitucional que no han registrado precisamente el derecho a la paz como un derecho humano, así como el derecho al desarrollo.

“México dejó de ser hace tiempo un Estado aislacionista para transformarse en un país en el cual se reconocen los derechos fundamentales de las personas, a partir de tres momentos que han marcado esta evolución:

El primero, el cambio de una política de no intervención a formar parte de los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos.

El segundo, el reconocimiento de la jerarquía de los tratados internacionales en materia de derechos humanos y la derogación de la pena de muerte en el texto constitucional.

Y el tercero, el cambio de la concepción filosófica de los derechos de las personas en México cuando se cambió la redacción de nuestra Carta Magna y, a partir de ese momento se reconocen los derechos humanos plasmados en el propio texto constitucional, así como en los tratados internacionales, concluyó.

Dicha propuesta a la que se sumaron senadores de otras fuerzas políticas se turnó a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Derechos Humanos y de Estudios Legislativos, Segunda.

 

ooOoo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *