Senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al presentar un punto de acuerdo sobre la consulta de la construcción del tren maya

Intervención de la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, al presentar un punto de acuerdo que exhorta al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a que en la realización de la consulta sobre la construcción del tren maya, se cumpla cabalmente con los requerimientos de los tratados y declaraciones internacionales, así como de la legislación nacional y atienda las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México en la materia.

 

 

Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras y compañeros senadores.

Durante siglos los pueblos indígenas han visto pasar el progreso delante de sus ojos, ahora se pretende que lo vean pasar sobre vías de tren con el denominado Tren Maya.

Más de un millón de indígenas habitan en 42 municipios de los estados de Yucatán, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco, Campeche, y se verán afectados o beneficiados por el proyecto anunciado.

Desde 1971 las tierras de los pueblos mayas han sido ocupadas sin su consentimiento, se han construido desarrollos turísticos, carretera, centros de diversión y ciudades, pero nunca nadie les preguntó si estaban de acuerdo, nadie les informó cómo se ocuparían sus tierras, ni nunca nadie les informó cómo podrían participar de los beneficios con la construcción de los paraísos turísticos, no queremos que eso se repita.

Mayas, choles, tzeltales, tzotziles, nahuas, zapotecos, mam, zoques y kanjobales tienen derecho a ser consultados acerca del proyecto del Tren Maya, pero no con una encuesta de 10 puntos de sí y no, en la cual sólo hay una pregunta sobre el proyecto del Tren.

El Convenio 169 de la OIT de los pueblos indígenas y tribales nos obliga a incorporar la consulta y participación del pueblo indígena. Ninguna institución pública puede excusarse en la falta de norma expresa sobre el derecho a la consulta.

Dicho Convenio está avalado por el artículo primero de la Constitución mexicana y fue aprobado en el año de 2011 donde se volvió vinculante.

El Estado está obligado a hacer partícipe a los pueblos indígenas de los beneficios que reporten las actividades en la construcción del Tren Maya, en la operación y en los beneficios que genere ese proyecto.

Los pueblos indígenas esperan y demandan que se cumpla un derecho fundamental, el derecho a la consulta y el consentimiento libre, previo e informado en un proyecto gubernamental que les cambiaría su vida, su cultura y sus territorios.

Quiero aclarar que el Convenio 169 tiene tres elementos: informar, dialogar y acordar los beneficios, su participación y su representación en este proyecto.

Además, se debe de cumplir estrictamente lo requisitos que marca la legislación ambiental y los ordenamientos ecológicos vigentes, las afectaciones al uso de suelo. No podemos transmitir que suceda lo mismo que en Dos Bocas, Tabasco, donde ya fueron desmontadas 300 hectáreas de selvas y manglares para el proyecto de refinería a pesar de no contar con autorización de impacto ambiental ni cambio de uso de suelo, como hoy da cuenta un periódico de circulación nacional.

Aquí podemos ver de Dos Bocas, donde ya se desmontaron 300 hectáreas de selva y de manglares, por eso no podemos esperar compañeros senadores, no podemos esperar a que un periódico nos diga que ya fueron desmontadas la selva en la reserva de Calakmul.

Realizar la consulta sobre el tren Maya es obligado, es trabajar y para cumplir los derechos de los pueblos indígenas de México, por ello propongo este punto de acuerdo de pronta y obvia resolución, señor Presidente, para que el Senado exhorte al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para la realización de la consulta sobre la construcción del Tren Maya y se cumpla cabalmente con los requerimientos de los tratados y declaraciones internacionales, así como la legislación nacional y atienda las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México en la materia, con el propósito de respetar los derechos de los pueblos indígenas.

Muchas gracias, y yo le pido a mis compañeros de Morena, que sé que es su causa, sé que ellos están convencidos de que en el pasado, antes del 2011, no eran vinculantes estas consultas porque no estaban en la Constitución. De verdad, es importante hacerlo y pido que esto se haga de pronta y obvia resolución.

Muchas gracias compañeros.

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *