Senador Ismael García Cabeza de Vaca, al presentar una iniciativa por la que se reforman diversas disposiciones del Código Penal Federal y de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada

 

Intervención en tribuna del senador Ismael García Cabeza de Vaca, al presentar una iniciativa por la que se reforman diversas disposiciones del Código Penal Federal y de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada

Con el permiso de la Mesa Directiva.

Gracias.

El día de hoy subo a esta tribuna presentar una iniciativa sobre el delito mejor conocido como halconeo.

En los últimos años, en nuestro país se ha experimentado una fuerte lucha por el control del territorio por parte de los grupos delincuenciales, quienes por todos los medios buscan obtener información sobre los movimientos de las fuerzas de seguridad a fin de prever sus acciones.

Dentro de la cadena que integra la delincuencia organizada, los denominados halcones conforman uno de los primeros eslabones. Se trata de personas que acechan, espían, vigilan y alertan sobre los movimientos de los cuerpos policiacos de la Marina Armada de México y el Ejército con el propósito de informar los operativos en su contra y disminuir la efectividad del trabajo de las autoridades; es decir, que la información que obtienen y retransmiten les ayuda a concretar sus delitos.

Desafortunadamente, muchos de los halcones son jóvenes adolescentes o menores de edad; todos que han sido reclutados para unirse a las filas de los grupos criminales, por lo que es necesario que los tres niveles de gobierno, y es aquí donde recalcó: los tres niveles de gobierno unan de esfuerzos para atender estos nuevos delitos.

El punto crucial en la tipificación del halconeo es el elemento de dolo en búsqueda y la retransmisión de la información con el propósito de delinquir.

Esta propuesta no pretende limitar la libertad de expresión; por el contrario, estamos a favor de la mayor apertura de la transparencia en la información, siempre y cuando no se comprometa la integridad de ninguna persona y, sobre todo, el trabajo de las organizaciones de seguridad pública.

De un análisis comparado a los 32 códigos penales del país se deriva que el delito se encuentra ya en 21 estados de la República; sin embargo, existen importantes diferencias en las sanciones y agravantes; de ahí la importancia de legislar desde el ámbito federal para homologar los criterios.

El halconeo afecta severamente a la sociedad, sobre todo a nuestros niños ya nuestros jóvenes, porque ahora ocupa, aparentemente, un lugar menor en las organizaciones delictivas, pero este delito definitivamente es el comienzo en el escalafón de la organización delictiva.

Es aquí donde en estados como el que yo representó, Tamaulipas, es de suma importancia poder legislar al respecto, ya que familias enteras se dedican, precisamente, al halconeo; es decir, desde los abuelos, los padres, los hijos, sobre todo menores de edad; todos participan en este grave delito y, desgraciadamente, gracias a esta actuación, cientos, y digo cientos, de elementos federales de la Marina Armada de México y del Ejército han perdido la vida precisamente por esta práctica.

Por lo anterior, se propone incluir en el Código Penal Federal el delito de halconeo con una pena de siete a 15 años de prisión, que podrá aumentar hasta en una mitad cuando se utilice a uno o varios menores de edad o personas que no tengan la capacidad de comprender el carácter ilícito del hecho y cuando el responsable sea uno o varios ex servidores públicos o servidores públicos de las instituciones de seguridad pública.

Y, finalmente, se propone que este delito se incorpore a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

Es cuanto, presidenta.

 

ooOoo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *