Promesas rotas y malas decisiones a días de la 4ta. transformación

  • El periodo de transición ha traído más incertidumbre que claridad a la sociedad mexicana

El próximo sábado 1 de diciembre ante el Congreso de la Unión Andrés Manuel López Obrador rinde protesta como Presidente de la República, se trata, dicen, de la fecha marcada para el inicio de la “4ta. Transformación”; a una semana de que ocurra esto, el Senador Gustavo Madero realiza un ejercicio de análisis de las decisiones tomadas por el Presidente Electo y Morena, su partido.

Dudas y desconcierto ha generado la postura de Andrés Manuel ante diversos temas que en muchas ocasiones son contrarios a lo prometido en durante la campaña, como consecuencia sectores que lo apoyaron están externando su molestia.

La mayor incertidumbre fue generada por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, decisión que se tomó por medio de una consulta ciudadana la cual el Legislador Chihuahuense califica de simulada, manipulada, opaca, y sin representatividad.

Lo más preocupante es que este modelo de democracia directa es aplicado a la ligera y sin método, amenazan con utilizarlo de nueva cuenta para determinar la construcción del Tren Maya y de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, así como para la aplicación de una serie de programas sociales que ya había prometido cumplir de ganar las elecciones, dejando “que la voluntad del pueblo” lo decrete.

El Senador Gustavo Madero ha señalado en diversas ocasiones estar totalmente a favor de las consultas ciudadanas, pero éstas deben tomarse con seriedad y conforme a lo que señala la Constitución Mexicana.

En cuanto a las promesas rotas por López Obrador antes de llegar a la presidencia se encuentra el cambio de discurso sobre la presencia de elementos de las Fuerzas Armadas realizando actividades policiacas en las calles.

“Aunque ahora lo niegue, lo escuchamos decir que paulatinamente los militares regresarían a los cuarteles, pero ya anunció la creación de la Guardia Nacional conformada por policías militares y navales. Y adivinen qué, también se someterá a consulta”, apuntó el panista.

Otra promesa donde Morena ya se echó para atrás es la reducción del IVA a 8% y del ISR a 20% en la frontera norte de México al señalar que no existen las condiciones adecuadas para aplicarlo, sobre este tema, el Senador Gustavo Madero organizó esta semana un Foro en Ciudad Juárez donde se analizaron los posibles resultados de estas medidas entre los cuales se encontraron dos principales riesgos: desatender temas de infraestructura local ante la baja recaudación y que empresas muden sus domicilios fiscales con el objetivo de pagar menos impuestos, manteniendo sus operaciones en otros puntos.

La mayoría aplastante que Morena agrupa en el Senado de la República y la Cámara de Diputados ha arropado las cuestionables decisiones de AMLO al expedir la Ley de la Fiscalía General de la República y reformar la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Sobre la primera, el Presidente Electo ignoró por completo el llamado de la sociedad civil, investigadores, académicos y partidos políticos de contar con una Fiscalía Autónoma con plena libertad de acción, eliminando lazos con el Poder Ejecutivo que impliquen la desatención a ilícitos cometidos por miembros del gabinete; lo que hicieron fue dar pie a la figura del ‘fiscal carnal’ a modo que tenga compromisos implícitos con quienes lo asignaron, “Andrés Manuel quiere ordenar qué se investiga”, recalcó Madero Muñoz.

En segundo lugar, destaca el tema de los ‘superdelegados’ quienes, en pocas palabras, relegarán a los Gobernadores de los Estados a figuras decorativas respecto a la toma de decisiones en el tema de programas sociales, debido a que serán ellos los encargados de implementar y supervisar los planes para el desarrollo, atención ciudadana y servicios a cargo de las secretarías. Lo cuestionable aquí tiene doble arista, una es el enorme poder que ostentarán y otra es que se contempla asignar a personajes que han contendido por la gubernatura de las entidades, presumiéndose una promoción continua que pueda tener pretensiones electorales a futuro.

Otro punto de esta ley que se quedó en un simple deseo de López Obrador fue el control de los medios públicos por parte de la Secretaría de Gobernación, los cuales actualmente son coordinados por la SEP; las críticas y presión emitidas por la opinión pública hicieron que Morena reculara, dejando a AMLO con tal decepción.

No se puede dejar de mencionar el poco compromiso que ha mostrado Andrés Manuel López Obrador respecto a la investigación y castigo a los corruptos, como si el tema de la justicia estuviera sujeto a caprichos o consultas públicas.

“Que se procese a quien lo amerite, que se señale al corrupto, no a la impunidad anunciada”, exclamó el Chihuahuense.

El Senador Gustavo Madero llama a legisladores de la oposición, gobernadores y a todo aquel interesado en llevar por el cause adecuado a México a conjuntarse y presentar controversias constitucionales ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) los temas que resulten contrarios a la autonomía, democracia y legalidad.

 

ooOoo

 

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *