Medidas anunciadas para la frontera norte son positivas: Gustavo Madero

  • La sociedad se vería beneficiada, aunque se deben pulir previo a su implementación

El Senador Gustavo Madero destacó la intención del próximo Gobierno Federal por ofrecer mejores condiciones a los habitantes de la zona fronteriza norte del país mediante la disminución del IVA e ISR, homologación de precios de gasolina y electricidad, y aumento al salario mínimo y fomento al empleo; aunque, consideró, habrá un análisis más certero de sus posibles resultados positivos y negativos hasta que se conozcan los detalles de estas iniciativas.

Esto lo afirmó en Ciudad Juárez, Chihuahua, durante el “Foro: Retos y oportunidades derivadas de las medidas a implementar en la frontera norte por el nuevo Gobierno de la República”, organizado por el mismo legislador en su calidad de presidente de la Comisión de Economía en conjunto con la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico del Gobierno del Estado.

Participaron personajes involucrados en el tema para exponer desde distintas perspectivas los posibles escenarios al pasar de 16% a 8% el IVA y reducir la tasa del ISR para personas morales del 30% a 20%, que representaría el robustecimiento de la economía de los ciudadanos permitiendo que su dinero alcance para obtener más productos, aunque a la par se presentaría menor recaudación fiscal, traducida en poca inversión para infraestructura pública, para contrarrestarlo, puntualizaron en la necesidad de priorizar proyectos clave para el desarrollo de la región. Respecto al IVA, la pérdida se calcula en el rango de 51,277 millones de pesos hasta 55,163 millones de pesos; y en cuanto al ISR, la merma ascendería a 22,765 millones de pesos.

De concretarse, se tendría que hacer énfasis en evitar que empresas simulen su mudanza a la zona fronteriza, modificando solamente sus domicilios fiscales, pero manteniendo su operación en otro punto de la República Mexicana con el fin de pagar menos impuestos.

Esta medida se complementaría con la propuesta de aumentar el salario mínimo, a partir del 1 de enero de 2019 a 176.72 pesos, el doble del actual, con la pretensión de conseguir la homologación de los sueldos en ambos lados de la frontera norte. Se considera que esto no generaría presiones inflacionarias, aunque una mayor capacidad de consumo, considerando que el nivel de crecimiento de la oferta es más lento que el de la demanda, provocaría afectaciones contrarias a lo estimado.

Señalaron que se podrían presentar riesgos provocados por abogados laborales que generen incertidumbre entre los trabajadores que no presenten modificación alguna en su percepción económica, por ello será fundamental, de aplicarse el aumento, emprender una campaña informativa donde se expliquen a detalle las cantidades de los nuevos salarios.

Un tercer aspecto se refiere a la homologación en los precios de los gasolina, Diesel y electricidad respecto a su costo en Estados Unidos. El costo de los dos primeros es mucho menor al cruzar nuestra frontera y su modificación traería buenos dividendos para familias, comerciantes y transportistas; aunque existe una situación adversa respecto a la energía eléctrica, como ejemplo está Baja California donde la cantidad que pagarían sus habitantes se duplicaría si se igualan las tarifas a las que se pagan en California, EU.

Por último, está la creación una zona franca en 3 mil 180 kilómetros de territorio desde Matamoros, Tamaulipas, hasta Tijuana, Baja California, con 30 kilómetros de ancho, que implica la mudanza de las aduanas y reforzamiento en las acciones de seguridad, empleo, transporte y vivienda, mediante la inversión de 10 mil millones de pesos.

De implementar estas medidas el nuevo Gobierno de la República habrá que considerar efectos secundarios como la posible migración de personas en búsqueda de mejores empleos y pago de menores impuestos, lo que además traería nuevas necesidades en vivienda, seguridad y servicios.

Para prevenir inflación a causa de los cambios fiscales y de salario de manera, será fundamental que estos se apliquen de manera simultánea.

Afirmaron que lo fundamental será arropar legislativamente esto, evitando que futuras administraciones lo modifiquen nuevamente generando incertidumbre a empresas e inversionistas interesados en la zona fronteriza de México y sobre todo a los habitantes de las regiones que colindan con Estados Unidos.

En el “Foro: Retos y oportunidades derivadas de las medidas a implementar en la frontera norte por el nuevo Gobierno de la República” se dieron cita a invitación del Senador Gustavo Madero, representantes del Gobierno del Estado de Chihuahua, Gobierno de Ciudad Juárez, del sector empresarial (industria, comercio, servicios, cámaras), expertos fiscales y expertos laborales; entre estos la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECOM), el Plan Estratégico de Juárez, APTIV, la Confederación Patronal de la República Mexicana en Ciudad Juárez (COPARMEX) y el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora de Exportación (INDEX).

Etiquetas de la nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *