Intervención de la senadora Minerva Hernández Ramos, en la reunión de trabajo con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal

 

Intervención de la senadora Minerva Hernández Ramos, en la reunión de trabajo de las comisiones unidas de Relaciones Exteriores, de Relaciones Exteriores América del Norte y de Economía, con el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal

Gracias, senadora Presidenta.

Reconocerle secretario, es usted un servidor público de tiempo completo, lo conocí como legislador hace varios años y creo que su ritmo no baja, felicidades.

Yo quisiera plantearle tres cosas también en concreto, secretario: ¿A qué nos obliga como país ese capítulo anticorrupción que hoy atinadamente plantea este Tratado, el T- MEC?, eso me interesa sobremanera, pues porque todos sabemos el nivel que ocupa nuestro país en la percepción internacional.

Por otro lado, y abundando también en el tema de las leyes laborales que ya planteaba el senador Napoleón, ¿a qué modificaciones o qué modificaciones implica para las leyes mexicanas en materia laboral, la suscripción de este importante Tratado? ¿Cuál es la interacción que prevé ese Tratado respecto de los sindicatos?

Y por otro lado, bueno mi estado, Tlaxcala, tiene una tradición muy importante una historia en la industria textil; sé que la industria textil, la industria del calzado y la industria automotriz son tres aspectos muy importantes que están siendo todavía de algún modo revisados, que están llevándose a cabo mesas de trabajo en la Secretaría que usted encabeza, para tratar de subsanar o compensar algunas de las circunstancias que lesionan, por decirlo de algún modo, o quizá no es la palabra adecuada, algún rezago que tienen en estas industrias.

Y bueno, ahí plantearle también, siendo Tlaxcala un estado eminentemente textil se ha visto muy afectado por la competencia desleal de productos que llegan de otros países, especialmente los asiáticos, concretamente China; antes en Tlaxcala se producía mucho la cobija, hermosas cobijas de lana, hoy se hacen de otro material, acrílico, poliuretano, en fin, que se obtiene a partir de una materia prima que es el trapo picado, porque no está permitido que vengan las prendas y que de ahí se extraiga, es el trapo picado, pero fíjese señor secretario que cuesta más caro el arancel, este impuesto a la importación del trapo picado que la propia materia prima, que el propio trapo, no sé si ahí se tiene prevista alguna consideración.

Y, por otro lado, se importan pacas, hay muchas que entran de manera ilegal, pero hay otras que pagan un arancel mínimo, y me cuestiono si no están generando un riesgo sanitario y si estas circunstancias están previstas también en lo que engloba el Tratado.

Muchísimas gracias por sus amables respuestas.

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *