El coordinador de los senadores del PAN, Damián Zepeda Vidales, al presentar el posicionamiento al dictamen por el que se crea la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República

Intervención en tribuna del coordinador de los senadores del PAN, Damián Zepeda Vidales, al presentar el posicionamiento del GPPAN al dictamen de las comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se crea la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la República.

 

Con su venia, señor presidente.

Éste es quizá uno de los temas de mayor relevancia que vamos a discutir en este Pleno del Senado de la República.

Hoy en México la procuración de justicia no funciona, hay que decirlo tal cual: al año tenemos más de 33 millones de delitos; la cifra negra, es decir, los datos que no son denunciados, que no hay averiguaciones previas, ronda el 95 por ciento.

La mitad de esa cifra negra, cuando le preguntas a la gente, te contesta que no tiene sentido denunciar, porque no cree en la institución que procura justicia en el país.

En inseguridad, el 75 por ciento de los mexicanos se siente inseguro y,  en términos de resultados de la PGR hoy, sólo el 5 por ciento de los delitos que inician una averiguación previa concluyen con una orden de aprehensión.

El sistema está colapsado, el principal problema que tiene este país se llama corrupción e impunidad, es un cáncer que existe en todos lados, en todos los colores, en todas las instituciones y que tenemos que acabar con él.

A eso venimos aquí el Grupo Parlamentario del PAN al Senado de la República, a cambiar la realidad de este país.

Y no hay una institución más importante para combatir la corrupción y la impunidad en este país que la Fiscalía General, que vamos a crear.

La pregunta de fondo es: ¿cómo le hacemos para que funcione?, ¿cómo le hacemos para que verdaderamente en México se acabe la impunidad?

La respuesta es bien sencilla: con una Fiscalía General autónoma e independiente.

Hoy no lo es, se dio un paso con la reforma constitucional y la sociedad civil organizada nos mostró la debilidad de dicha reforma constitucional y nosotros aceptamos y salimos a impulsar su cambio.

La pregunta que hoy nos tenemos que hacer es: ¿lo que hoy se presenta a votación aquí en el Senado de la República, logra una Fiscalía General autónoma e independiente? La respuesta, señoras y señores, díganse lo que quieran, es no.

Esta reforma que presentan ¿puede contestar las siguientes preguntas con un sí contundente?

¿Se garantiza que no se puede imponer un fiscal carnal con este dictamen?, la respuesta es no.

¿Se garantiza que quien esté al frente de la Fiscalía General sea independiente del Presidente de la República?, la respuesta es no.

¿Se garantiza que quien esté al frente de la Fiscalía General no sea militante de un partido político, familiar o incondicional del próximo presidente?, la respuesta es no.

¿Se garantiza que el fiscal Anticorrupción y de Delitos Electorales y de Derechos Humanos tenga plena independencia al fiscal general y del titular del Poder Ejecutivo?, la respuesta, señoras y señores, es no.

¿Se garantiza que esos fiscales no estén siempre maniatados por parte el titular del Poder Ejecutivo, porque los puede remover cuando guste, por lo que guste? La respuesta es no.

¿Se garantiza que puedan tener presupuesto, recursos financieros, materiales y humanos libres de disposición para hacer su trabajo? La respuesta es no.

Entonces no hay Fiscalía General autónoma, independiente, es un engaño de Morena y es un engaño de Andrés Manuel López Obrador.

Da tristeza ver a quienes hace apenas unos años escuchábamos exigir la verdadera autonomía e independencia de la Fiscalía, hoy a venir a defender lo indefendible.

Nadie está diciendo, ojo, que el dictamen en sí, que esa ley, que ese producto sea malo. Lo que estamos diciendo es que no le da el paso de garantizar autonomía e independencia a la Fiscalía General porque no puede, señores.

 

Esa ley tiene que estar directamente ligada a lo que dice la Constitución y hoy la Constitución no permite una Fiscalía General autónoma e independiente.

¿Qué características debe de tener un órgano, por supuesto la Fiscalía, para ser autónoma, independiente?

Primero, tiene que garantizar que el nombramiento está ajeno de cualquier análisis político, de cualquier dependencia hacia el titular del Ejecutivo y esta Constitución actual no lo prevé así.

No hay ni un solo señalamiento de que no pueda ser un militante, un directivo, es más, pueden agarrar el dirigente partidista y ponerlo de Fiscal General, para que me entiendan.

No es correcto eso.

Necesitamos, necesitamos garantizar autonomía e independencia.

En el tema de la remoción, permite libremente que se quite por parte el titular del Poder Ejecutivo; yo les preguntó si alguien te puede remover ¿es tu jefe, sí o no?, claro que sí, claro que sí. Estás siempre subordinado, siempre amenazado a que te lo haga. No vas a poder hacer tu trabajo con garantía e independencia.

Los fiscales especiales no nada más no los nombra el Senado, los nombra directo el Fiscal General, que a su vez no es autónomo ni independiente y los puede quitar cuando quiera.

Una experiencia con el pasado fiscal de delitos electorales, lo conocen bien ustedes, hoy va a colaborar con el gobierno futuro Andrés Manuel López Obrador, se llama Santiago Nieto, y él lo que decía cuando lo removieron (que por cierto nos pareció a nosotros en el PAN injusta esa remoción), es que no funcionaba la fiscalía electoral, ni la anticorrupción iba a funcionar, por una sencilla razón: tiene completa dependencia, no tiene libertad en su presupuesto, se lo tiene que autorizar el Fiscal general. No tiene libertad en su personal, se los tiene que autorizar el Fiscal General. Si quiere ir a hacer una diligencia le tiene que pedir permiso para que lo acompañen policías y si no se los autorizan no lo van a acompañar.

Para acabar pronto: no tienen ni libertad para autorizar los viáticos para poder ir a un estado a hacer una investigación, ¿qué independencia va a garantizar ese esquema?, lo mismo viene con este dictamen que hoy se está aquí presentando, porque así está la Constitución.

Por último, para garantizar la autonomía se requiere blindar todo el esquema de la Fiscalía General, de los fiscales especiales, darles un andamiaje que permita que operen y hagan su trabajo de manera correcta.

Todos aquí venimos a decir que queremos acabar con la impunidad; todos aquí venimos a decir que queremos que funcione bien el órgano, pues yo les digo algo, le decimos algo desde el Grupo Parlamentario del PAN: sin reforma al artículo 102 constitucional no sirve la Fiscalía General,  es una simulación y no va a dar resultados.

Yo he escuchado con atención los argumentos que han dado, soy miembro de la Comisión de Justicia y en el debate se decía: “es que urge”; “no hay tiempo que perder”; “necesitamos ya la Fiscalía funcionando de manera adecuada”.

Coincidimos, nada más que para garantizar la Fiscalía General autónoma e independiente, ¿saben cuántos artículos necesitamos reformar? Principalmente uno y máximo cuatro, para darle garantía en todo lo que dije: nombramiento, remoción, autonomía en la manera de operar y obligar a que los estados también tengan que tener fiscalías generales autónomas e independientes, todos parejos, todos, de todos los colores, todo el país, para acabar con la impunidad.

Cuatro artículos, señores. Y el argumento es: “no hay tiempo”

¿Saben cuántos artículos tiene dictamen que hoy nos presentan? 64.

Sí hubo tiempo para analizar 64 artículos de un proyecto de dictamen de la Ley Orgánica y no hubo tiempo para revisar cuatro artículos de la Constitución y garantizar la Fiscalía General autónoma.

No, no nos engañemos, no es un tema de tiempo, se llama voluntad política, y Morena y Andrés Manuel López Obrador no tienen voluntad política para tener un Fiscalía General autónoma e independiente, esa es la verdad y hay que decírsela de frente al pueblo de México.

Por último, decirles lo siguiente, con esto concluimos: aquí está el Grupo Parlamentario del PAN para hacer realidad una Fiscalía que sirva, estamos listos para votar hoy, esta semana, la que sigue, un dictamen con reforma constitucional para garantizarle a México una Fiscalía General autónoma e independiente.

La pregunta es si Morena tiene disposición o no de verdaderamente acabar con la corrupción y la impunidad en este país.

Vamos por una Fiscalía General autónoma; vamos por una reforma al 102 constitucional, lo demás, lo demás es simulación.

ooOoo

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *