Baja calificación a Pemex por incertidumbre en política energética del próximo gobierno: GPPAN

  • No es una buena idea ir por ahí diciendo cosas y pensando en que no tienen consecuencias, claro que las tiene, sostuvo el senador Julen Rementería Del Puerto.
  • Piden senadores del PAN comparecencia del director de Pemex, para explicar la baja en la calificación de la deuda de la empresa.

El senador Julen Rementería Del Puerto solicitó se cite a comparecer al Director General de Petróleos Mexicanos (Pemex) ante las comisiones de Hacienda y Crédito Público, y de Energía, para abordar el tema de la baja en la calificación de la deuda de la empresa productiva del Estado.

De aprobarse la proposición del legislador veracruzano, el Senado de la República deberá invitar a representantes de las agencias calificadoras internacionales en México, para comentar sobre esa situación y sus perspectivas para Pemex, propuso.

Rementería Del Puerto recordó que el pasado 19 de octubre la agencia calificadora internacional Fitch Ratings bajó la calificación de estable a negativa para Pemex, lo que supone condiciones contrarias para la empresa.

Al presentar un punto de acuerdo, el senador por Veracruz señaló que ha bajado la calificación de Pemex, primero, por la calidad crediticia y, segundo, por la incertidumbre creciente respecto de la futura política pública precisamente en la paraestatal.

En ese sentido, hizo un llamado al presidente electo “para que se haga con responsabilidad algunas de las ofertas, declaraciones y compromisos para invertir en un tema tan serio como es el energético”.

La sola depreciación del peso por el tema de aeropuerto ha hecho que esa deuda hoy sea mucho más alta de lo que era hace unos cuantos días.

Rementería del Puerto afirmó que “no es una buena idea ir por ahí diciendo cosas y pensando en que no tienen consecuencias, claro que las tiene, porque lo está diciendo quien va a ser el próximo presidente este país tiene una consecuencia muy importante en materia económica”.

El senador panista señaló que el titular de Pemex deberá explicar “exactamente cuál es la condición, la realidad y cuál es el camino que debiéramos proponer para darle certidumbre en el futuro a la empresa”.

“Hay que tener mucho cuidado, porque no le sirve al próximo Presidente, no le sirve el grupo mayoritario, no le sirve a nadie en México que a Pemex se lo lleve el traste”, sostuvo.

Apuntó que lo que México necesita es “tener una empresa fuerte, una empresa que se pueda prestigiar, que pueda generar que la producción se eleve, porque eso es lo que están premiando los mercados, más que la refinación”.

“Si a Pemex le va mal, a México se le complican las cosas” en materia de la deuda pública de la empresa productiva del Estado, dijo, la cual asciende a 104 mil millones de dólares hasta junio de 2018.

El punto de acuerdo se turnó a la Comisión de Energía para su análisis y dictamen.

 

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *