Senadora Minerva Hernández Ramos para pedir la celebración de una Convención Nacional Hacendaria

 

Intervención en tribuna de la senadora Minerva Hernández Ramos, al presentar punto de acuerdo que exhorta la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, a analizar y valorar la conveniencia de convocar al Gobierno Federal, estatal y municipal, a los congresos locales, a los órganos autónomos, a las cámaras empresariales, a los colegios de profesionistas, a las organizaciones civiles y a la sociedad en su conjunto, a la celebración de una Convención Nacional Hacendaria.

 

 

Ante la alternancia democrática y el inicio de una nueva gestión en la Presidencia de la República, el contexto es propicio para señalar cuáles son los grandes retos que enfrentan las finanzas públicas de México en materia de ingresos, gastos y deuda.

Por las noticias nos enteramos de que el proyecto de Presupuesto de Egresos presenta un incremento real del 4 por ciento respecto del aprobado e, insisto, si no entramos al fondo y resolvemos las inercialidades presupuestales un mayor gasto no va a redundar en el beneficio de la población.

Somos de 120 millones de mexicanos, pero el sostenimiento de las cargas públicas solamente recae en 22 millones de personas, apenas el 18 por ciento y de éstas son los contribuyentes cautivos, los de siempre, los asalariados quienes aportan en mayor medida al gasto de la nación.

En cuanto a la deuda es conocido por nosotros que su costo se ha venido incrementando anualmente y que la presente administración no sólo se endeudó más, sino que lo ocupó en pagar los intereses de la propia deuda.

Estas fallas estructurales en las políticas fiscales, presupuestales y de gasto público han redundado en que la economía de México no se desarrolla en beneficio de toda la población, en que la concentración de la riqueza sea una dolorosa brecha que ahonda cada vez más la desigualdad.

En Acción Nacional estamos convencidos de que es urgente plantear una reingeniería de las finanzas públicas. Es preciso que el tema financiero no solamente esté limitado al presupuesto, sino que es necesario que desde el Congreso de la Unión veamos a las finanzas de este país como un gran sistema en el que también participan los ingresos, la deuda y el patrimonio.

En este sentido, para hacer un ordenamiento integral de nuestras finanzas, las y los senadores de Acción Nacional consideramos que primero debe hacerse una revisión a profundidad del marco normativo del gasto público y por eso presentamos una propuesta de reforma a la Ley de Presupuesto.

En segundo lugar, creemos que debe hacerse una revisión de los mecanismos de coordinación fiscal que están vigentes, puesto que las fórmulas de distribución de aportaciones y participaciones deben actualizarse en beneficio de un verdadero federalismo fiscal.

No podemos depender de la voluntad política de los coordinadores estatales, ni de que se esté en sintonía con las aspiraciones propias, cuando debe ser la ley el instrumento en que se plasma en estas reglas.

Solamente así podremos arribar a la celebración de una inminente Convención Nacional Hacendaria que mejore la situación de las finanzas y de la administración del endeudamiento.

La insuficiencia de recursos financieros de la Federación, de las entidades y de los municipios requiere de atención inmediata. Es impostergable la revisión del Sistema Nacional de las Haciendas Públicas para dar mayor eficiencia al uso de los recursos que pertenecen a todo el pueblo de México.

Por eso, en este punto de acuerdo que hoy nos ocupa, estamos proponiendo exhortar a la Junta de Coordinación Política de este Senado para que analice y valore la conveniencia de convocar a los tres órdenes de gobierno, a los congresos locales, a los órganos autónomos, a las cámaras empresariales, a los colegios de profesionistas, a las organizaciones civiles y a la sociedad en su conjunto a la celebración de una Convención Nacional Hacendaria.

Que sean las Juntas de Coordinación Política de este Congreso de la Unión quienes establezcan los criterios y lineamientos que habrán de regir esta Convención Hacendaria a fin de generar una nueva corresponsabilidad política, administrativa entre los gobiernos Federal, estatales y municipales fortaleciendo la transparencia y la rendición de cuentas.

Y, por último, que este Senado solicite respetuosamente a la Secretaría de Hacienda el envío de un informe sobre el diagnóstico de la situación actual de las haciendas públicas estatales y municipales, así como diversas propuestas para el fortalecimiento de las haciendas públicas en los tres órdenes de gobierno.

Es cuanto, senadora Presidenta.

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *