Senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros, exhorta al Ejecutivo federal a atender adicciones en menores de edad

Intervención en tribuna de la senadora María Guadalupe Saldaña Cisneros, al presentar punto de acuerdo que exhorta al Ejecutivo Federal y a las entidades federativas a llevar a cabo de manera urgente medidas para la prevención, reducción y tratamiento de los problemas de salud pública causados por las adicciones en menores de edad.

 

Me hubiera encantado tener el Pleno lleno, pero bueno, yo sé que los que quedan me van a poner atención en este tema tan importante y tan sensible para las familias y para los mexicanos.

Les quiero compartir algo que llegó a mí a través de una madre de familia y yo creo que en honor a ella y a muchas hoy hago uso de esta tribuna.

Me dice: “la adicción que vive mi hijo ha sido una enfermedad silenciosa e invasiva que hoy siento que acaba con la vida, no sólo de mi hijo, con la vida de mi familia entera y veo que el gobierno no está atendiendo y no está volteando a vernos”. Su hijo tiene 13 años acabados de cumplir.

Los niños son víctimas silenciosas de las adicciones, de las drogas, del alcohol. Son enemigos del futuro y de la esperanza de México, que son nuestros niños.

México enfrenta serios retos estructurales en materia social y de salud pública que en buena medida determinan el futuro de este país.

La última Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco Encodat 2016-2017 presenta cifras alarmantes que muestran el consumo de las drogas ilícitas que continúa en ascenso. Mientras que el uso y abuso de las llamadas drogas lícitas, como el alcohol y el tabaco, no sólo creció, sino que además se reduce la edad de nuestros jóvenes al consumo de las mismas.

Sobre el consumo de alcohol en menores nos revela que el 41 por ciento de los varones y el 37.9 de las mujeres de quienes tienen entre 12 y 17 años han consumido alcohol alguna vez en su vida y en la población adolescente el consumo aumentó significativamente.

Lamentablemente no sólo aumenta el número de menores que se inician en el consumo, sino que  un alto porcentaje de estos, está pasando del consumo experimental al regular y hoy se registra el consumo entre niños de 11 y 12 años, que cursan apenas el quinto y sexto grado de primaria.

Los datos epidemiológicos no sólo muestra un notable crecimiento en las cifras de consumo, sino también el impacto que tiene en la salud física y mental, en la dinámica familiar y en la sociedad, situación que se hace más compleja dado que las instituciones de salud, desafortunadamente, no cuentan con los recursos ni están preparadas para enfrentar este fenómeno social emergente.

El consumo de drogas, alcohol y tabaco sobre todo cuando se presenta en edades tempranas, desencadena muchos de los problemas que hoy se exponen aquí en el Senado de la República y en la otra Cámara: fracaso escolar, desarrollo de trastornos emocionales, desarrollo de trastornos en la conducta alimentaria, violencia, acoso escolar, abuso sexual, embarazos prematuros, suicidios, entre otros.

En las instancias de justicia que atienden a menores en conflicto con la ley, menores que ya han delinquido, se registra que un alto porcentaje ha cometido el delito bajo la influencia de alguna sustancia adictiva.

Los grupos de ayuda mutua y los centros especializados de tratamiento reportan un incremento en la demanda de atención para menores de edad con problemas de consumo y que no reciben la atención porque los servicios, si es que hay, pues los hay pocos y atienden a personas mayores de edad, no a nuestros menores.

No se dispone de modelos ni espacios para el tratamiento en régimen de internamiento y los centros especializados para la atención de menores con este tipo de problemas son prácticamente inexistentes y que no reciben atención porque los servicios, si es que hay, pues los hay pocos y atienden a personas mayores de edad, no a nuestros menores, no se dispone de modelos ni espacios para el tratamiento en régimen de internamiento, y los centros especializados para la atención de menores con este tipo de problemas son prácticamente inexistentes.

En tal virtud, el presente punto de acuerdo pretende hacer patente a las autoridades de salud la urgente necesidad de implementar políticas públicas y acciones concretas, a fin de reforzar la detección y tratamiento en menores de edad, así como programas de prevención de adicciones para evitar, por un lado, que los menores se inicien en el consumo de drogas; y, por otro, fortalecer las capacidades de la Federación y de las entidades federativas, para atender este gran problema.

Punto de acuerdo:

Primero. El Senado de la República del honorable Congreso de la Unión exhorta al titular del Ejecutivo federal y de las entidades federativas a que, en coordinación con la Comisión Nacional Contra las Adicciones, lleven a cabo de manera urgente las medidas necesarias para la prevención, reducción y tratamiento de los problemas de salud pública causados por las adicciones en menores de edad, de conformidad a las disposiciones indicadas en la Ley General de Salud, la Ley General para el Control del Tabaco y la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de atender el alarmante crecimiento del consumo de drogas en este sector de la población y su impacto en la salud física y mental, y en la dinámica familiar y en la sociedad en general, que este tema sea parte de la agenda nacional.

Segundo. El Senado de la República exhorta respetuosamente a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados a que, en el proceso de análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019, considere un incremento a los recursos asignados para la prevención y atención contra las adicciones, principalmente en menores de edad.

Muchas gracias.

Es cuanto, Presidenta.

Gracias.

 

 

ooOoo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *