Senadora Indira Rosales San Román solicita al equipo de transición del presidente electo, un informe detallado sobre el llamado Censo de Bienestar

Intervención de la senadora Indira Rosales San Román, al presentar un punto de acuerdo por el que se solicita al equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que presente un informe detallado sobre el procedimiento, metodología y costo para llevar a cabo el llamado censo de bienestar, para identificar a los beneficiarios de programas sociales durante su sexenio.

 

Con el permiso de la Mesa Directiva.

Solicito también a la misma Mesa Directiva que el presente punto de acuerdo sea considerado de urgente y obvia resolución.

La semana pasada el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer el inicio del llamado censo del bienestar con el objetivo de identificar los potenciales beneficiarios de los programas sociales que la siguiente administración pondrá en marcha.

Este levantamiento, informó, se llevaría a cabo a través de personas denominadas servidores de la nación, quienes deberán ir de casa en casa evaluando las condiciones económicas de las familias mexicanas para poder establecer un padrón único de beneficiarios.

Ahora bien, lo que yo les acabo de comentar es realmente lo único que sabemos de este llamado censo del bienestar, pues esta misma mañana el presidente del Inegi menciona que no es un censo y que no lo confundamos con la labor que realiza el Inegi.

Además de que, en todo caso, debería acudir exhaustivamente a todas y cada una de las viviendas en todo el país para poder denominarlo realmente censo, de otra forma únicamente estaríamos hablando de una encuesta, de un levantamiento aleatorio.

Y debido a esta falta real de información el Partido Acción Nacional y seguramente muchas personas nos surgen una serie de preguntas que esperamos el gobierno de transición pudiera respondernos.

Primero, ¿quiénes son estos servidores de la nación que están yendo de casa en casa haciendo esta recolección de datos?

¿Estos servidores tienen un salario asignado acaso? De ser así, si este gobierno de transición evidentemente aún no es gobierno y por lo tanto aún no tiene acceso a los recursos públicos, ¿quién les paga y de dónde proviene este recurso?, me pregunto, porque resultaría extremadamente delicado que estos servidores de la nación fueran militantes del Movimiento de Regeneración Nacional, que este partido estuviera cubriendo sus honorarios y pues esto nos llevaría a la conclusión de que hay un partido político haciendo un levantamiento para ingresar familias a programa sociales y creo que está demás que yo les diga lo ilícito que esto resultaría, el ocupar un recurso público junto con un partido político. Finalmente este gobierno electo estaría realizando exactamente aquello que tanto criticaron.

Por otro lado, también pareciera existir una probable violación a la protección de datos de los ciudadanos que están siendo encuestados. Aparentemente también el formato utilizado carece de un aviso de privacidad y francamente no sabemos qué institución será la encargada de procesar esta información y darle un correcto uso.

Nos preguntamos también sobre la metodología de este levantamiento, desconocemos si existen localidades o municipios prioritarios, si resultan prioridad las zonas de atención prioritaria o se está realizando con base en un marco referencial, de acuerdo con los (inaudible) que marca el propio Inegi, o si los indicadores de Coneval resultan también algún tipo de preferencia dentro de este levantamiento.

Desconocemos el cuestionario a realizar, si es la misma batería de preguntas que realizaba Sedesol federal durante este gobierno, o Sedatu, ¿le agregaron algo?, ¿le quitaron algo?, ¿cómo se va a llevar a cabo este análisis para determinar quiénes van a ser beneficiarios de estos programas sociales?, digo, es una de las muchas preguntas.

Me pregunto también, y seguramente muchísimas familias que son ahora beneficiarios de 65 y más o de Prospera, si este mismo cuestionario va a servir para recertificarlos o simplemente será un borrón y cuenta nueva de los beneficiarios, ¿qué va a pasar con el (inaudible) que ha estado elaborando la Secretaría de Desarrollo Social durante esta administración y la creación de este padrón único de beneficiarios?, que, efectivamente, está incompleto, sin embargo ha habido un pequeño avance.

Y, bueno, por todo el anterior el presente punto de acuerdo tiene por objeto exhortar de manera muy respetuosa al equipo de transición del Presidente electo a que presente un informe detallado sobre el procedimiento, metodología y costo para llevar a cabo el llamado “censo del bienestar”.

De igual forma, se exhorta al próximo gobierno a establecer una política social seria y responsable, que atienda a los indicadores de pobreza y carencias sociales establecidos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, y las recomendaciones de las instituciones especializadas, así como a evitar la implementación de programas y acciones sin un sustento metodológico real.

Me parece que estamos viviendo, se nos está pasando por enfrente un censo del cual no conocemos absolutamente nada, y en realidad como Partido Acción Nacional no nos vamos a oponer a las políticas de desarrollo social que sean serias y que beneficien a los mexicanos, simplemente queremos saber cuál va a ser esta metodología y a qué está atendiendo, a qué leyes y a qué instituciones se están encargando.

Es cuanto.

 

 

 

ooOoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *