Senadora Indira Rosales San Román, en la comparecencia del titular de la Sedesol, ante la Comisión de Desarrollo y Bienestar Social

 

Intervención de la senadora Indira Rosales San Román, en la comparecencia del titular de la Sedesol, Eviel Pérez Magaña, ante la Comisión de Desarrollo y Bienestar Social

 

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros senadores; secretario Eviel Pérez Magaña.

Yo también fui secretaria de Desarrollo Social en mi estado, en Veracruz, y me gustaría decir que yo viví la misma experiencia que algunos de mis compañeros que se encuentran aquí, desafortunadamente no fue así, desafortunadamente nosotros logramos entender, tanto mi equipo como una servidora, cómo funcionaba perfectamente la estrategia nacional de inclusión.

Sin embargo, en Veracruz nunca pudimos ver resultados; sin embargo, en Veracruz se nos obstruyó por completo esa posibilidad de acceder a un Sifode para poder evitar una duplicidad, de poder acceder a un SISI para ver a potenciales beneficiarios de un programa, nada de eso ocurrió.

Y me atrevo a decir que eso no ocurrió porque tiene muchísimo que ver con los servidores que trabajan en todo en la Secretaría, no nada más a nivel central, y eso a mí sí me gustaría comentarlo porque desafortunadamente a veces el trabajo de un grupo de personas con buena intención se ve, desafortunadamente, dañado por intereses políticos, como ocurrió en mi estado.

Y también quisiera aprovechar, digo, el año pasado tuvimos una experiencia muy terrible, quiero decirlo, en junio del año pasado nos llamaron a la Comisión Nacional de Desarrollo Social en Oaxaca y, desafortunadamente, hubo que hacer una pausa de dos horas porque el secretario quería ver el partido, jugaba, había un partido de fútbol y tuvimos todos los secretarios y todos los miembros de comisión que esperar dos horas y media a que terminara el partido, durante una mañana.

La verdad eso a mí me da absoluta vergüenza, que toda la Comisión Nacional, para las personas que a lo mejor no están involucradas en el tema, la formamos todos los secretarios de Desarrollo Social del estado, junto con el titular de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal, tuvimos que hacer una pausa en la política social el día, los dos días, las dos veces al año que nos reunimos, para ver un partido de fútbol.

Esos son comentarios que desafortunadamente lastimaron el trabajo que a lo mejor algunas personas decidieron hacer bien; y, bueno, respecto a las preguntas, yo quisiera hacer dos preguntas fundamentales y sin hacer (inaudible) ha trabajado muchísimo el área técnica de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno federal, tengo entendido, en la elaboración del SISI, en la elaboración del Sifode, y ahora existe, a través del gobierno de transición, están elaborando una mal llamado “censo del bienestar”, pero que finalmente tiene el mismo objetivo: el poder realizar una gran base de datos, el famosísimo padrón único de beneficiarios que no terminamos de entregar, y algunos personajes del gobierno de transición han mencionado que tienen que hacer este levantamiento nuevamente, debido a que con la Secretaría de Desarrollo Social, que se encuentra a su cargo, no han podido tener diálogo, entonces estamos otra vez empezando de cero.

Yo quisiera saber ¿cuál va a ser durante esta transición, o cuál sería para usted la relevancia que debiera tener un Sifode, un SISI, para la implementación de una política social durante los siguientes seis años?, finalmente es un trabajo que todavía faltaría por hacer, ¿se tiraría a la borda desde la perspectiva de usted con la elaboración de este nuevo padrón único de beneficiarios, o consideraría que se debe de ocupar un SISI y un Sifode para la política social de los siguientes seis años?

Y, segundo, me gustaría también preguntarle para usted ¿cuál sería la relevancia que tiene la separación, que usted bien mencionó, Liconsa y Diconsa?, debido a que también este gobierno de transición ha mencionado el volverlos a unificar.

Quisiera saber el por qué ha sido importante el poder separar estas dos áreas que se encuentran sectorizadas a Sedesol, ¿y cuál sería el detrimento, en caso de volverlas a unir?

Muchas gracias.

 

–ooOoo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *