Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, al participar en la discusión de un pronunciamiento relativo a las agresiones hacia alumnos de la UNAM

Intervención de la senadora Josefina Vázquez Mota, al participar en la discusión de un pronunciamiento relativo a las agresiones hacia alumnos de la UNAM

 

Muy buenas tardes, con el permiso de la Mesa Directiva, senadoras y senadores.

El Grupo Parlamentario de Acción Nacional en este Senado de la República condena enérgicamente la agresión en contra de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, ocurrida el pasado 3 de septiembre, y hoy desde esta tribuna exigimos a las autoridades competentes, de todos los órdenes de gobierno, escuchen y atiendan los planteamientos de los estudiantes.

La Universidad Nacional Autónoma de México está llamada a continuar siendo una de las mejores instituciones académicas del mundo y, para ello, debemos garantizar que su comunidad pueda vivir en paz.

Una vez que las causas del conflicto hayan sido encaradas, se exhorta a todas las autoridades docentes, investigadores, trabajadores administrativos y estudiantes, hacer todo lo posible para volver a la normalidad en el menor plazo.

Con pleno respeto a la autonomía de nuestra máxima casa de estudios, es obligado proteger el espacio en donde históricamente se han formado un gran número de mexicanos con orgullo y excelencia.

En nuestra bancada tenemos egresados, de los cuales nos sentimos plenamente orgullosos, de esta máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ofrecemos desde el Senado de la República nuestra solidaridad y apoyo; reprobamos cualquier intromisión en la vida universitaria, no la pongamos en riesgo.

Acción Nacional repudia la existencia de todo tipo de grupos de choque que violenten, de cualquier manera, la vida académica y la convivencia social, y con respeto irrestricto a la autonomía de la máxima casa de estudios, pedimos y exigimos que no se permita la impunidad.

No basta con la expulsión de los agresores, tiene que hacerse justicia, demandamos una investigación que revele, con absoluta claridad, quién patrocina o fomenta a los “porros” y quién pretende beneficiarse con ello.

La Universidad Nacional Autónoma de México no puede ser rehén de la inseguridad o de la violencia promovida por unos cuantos, nos pronunciamos por una defensa decidida por la paz y de la educación, en todos los niveles y ámbitos de nuestro país. Y nos unimos, con fuerza y determinación, plenamente, al grito de los universitarios: ¡Fuera porros de la UNAM!

Por su atención, muchas gracias.

 

 

ooOoo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *