Por burocracia de años anteriores, subsidio a refugios no ha llegado completo: López Rabadán

  • De enero a abril los refugios operan sin ningún recurso del Estado
  • La convocatoria cubre del mes de mayo a diciembre
  • Desde hace 4 años RNR ha solicitado que el subsidio sea para los doce meses

La Senadora Kenia López Rabadán, del Grupo Parlamentario del PAN, urgió al titular del Poder Ejecutivo Federal, ordenar que también sean publicados los anexos, las tablas y el glosario, de la Convocatoria de Subsidios a Refugios y Centros de Atención Externa, ya que, al publicarla nuevamente, faltaron estos documentos para que los refugios puedan planificar sus proyectos y alcanzar los subsidios federales.

“Me congratulo de que nuevamente haya sido publicada la Convocatoria, pero faltan estos elementos que son básicos para que las OSC puedan presentar sus proyectos en tiempo y forma, a fin de recibir el subsidio gubernamental para proteger a las mujeres que sufren violencia extrema en el país”, precisó la legisladora.

También, detalló que si bien la fecha del cierre de la convocatoria, 6 de marzo, quedó como estaba originalmente, el tema sigue siendo doblemente delicado para los refugios y para las mujeres que necesitan ser protegidas, ya que con este tipo de demoras afecta la entrega de los subsidios federales.

“Al dejar de publicar los anexos no queda claro si van a haber cambios en el formato, y de ser así las organizaciones no tendrían el tiempo suficiente para adecuar su proyecto y en consecuencia podrían quedar fuera de la convocatoria”, reiteró la legisladora.

Esta convocatoria opera de manera “vigente” desde 2003, ya que si bien se ha publicado en cada año fiscal con diferentes nombres como: “Apoyo para el Fortalecimiento de Refugio”, después se incluyó el nombre, “Centro de Atención Externa”  y posteriormente fue denominada “Subsidios”, en cualquiera de estas modalidades, en la vía de los hechos, la convocatoria sólo cubre 8 meses, ya que de enero a abril los refugios operan sin ningún dinero del Estado mexicano, expuso López Rabadán.

¿Qué implica esto? cuestionó y al mismo tiempo respondió la legisladora: “pues que los primeros cuatro meses del año, es decir de enero a abril los refugios operan sin ningún subsidio del Estado, ya que este comienza a fluir a partir de mes de mayo y hasta diciembre, si bien les va; los cuatro meses faltantes no son subsanados en las respectivas ministraciones que ocurren una o dos veces al año”.

En los últimos cuatro años las OSC han solicitado al Gobierno Federal que los recursos sean para cubrir al 100% los doce meses del año y no solo ocho meses o menos. El presupuesto para PEF 2019 es de 346 millones 486 mil 708 pesos y está etiquetado igual que lo estuvieron los presupuestos anteriores, detalló.

La legisladora señaló que en pasados ejercicios fiscales el recurso ha dejado en estado de indefensión a estos refugios para mujeres víctimas de violencia, ya que el subsidio ha sido entregado tardíamente, por lo que exigió a la presente administración que esto no vuelva a suceder y sobre todo que sean creadas reglas de operación claras para lograr los niveles esperados de eficacia, eficiencia, equidad y transparencia.

Anteriormente, las autoridades llegaron a argumentar que se necesitan 90 días para realizar la tramitología, y que no se podían cubrir los doce meses con el subsidio, ya que desde la publicación de convocatoria “enero”, el cierre de la misma y la evaluación de los proyectos, no les alcanzaba el tiempo, por lo que lo único por hacer era liberar el recurso hasta mayo; esto evidencia que dichos procesos han quedado por encima del bienestar de las mujeres y de sus hijos, precisó la legisladora.

“En esta ocasión el gobierno Federal debe reconocer que la mayoría del personal de estos refugios para mujeres violentadas, en todos estos años y sobre todo en los cuatro primeros meses de cada año, han trabajado de manera voluntaria, sin devengar un peso público e inclusive han solicitado préstamos personales para la compra de medicamentos para las mujeres o bien para pasajes del personal”, dijo López Rabadán.

Apuntó que para sobrevivir y no vulnerar más a las mujeres violentadas, los refugios han tenido que establecer alianzas con proveedores donantes que aportan alimentos y enseres para los primeros cuatro meses de cada año, lo cual cada vez se complica más ante la situación que vive el país.

De acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres, en el país hay 72 refugios, de los cuales, la Red Nacional de Refugios (RNR) cuenta con 41 refugios y 39 centros de atención externa en 28 estados del país, es decir 80 espacios de atención y protección que simultáneamente atienden a más de 17 mil mujeres, niñas y niños. Lo anterior ya que el gobierno federal no tiene capacidad de operación suficiente, mientras que las asociaciones sí.

En este sentido la legisladora apuntó que la RNR ha cuestionado qué si el recurso está etiquetado y claramente especificado, por qué las OSC tienen que esperar hasta el segundo semestre del año para que se les libere la primera ministración asignada a cada refugio, mientras que la segunda ministración se llega a dar hasta septiembre u octubre.

Hay antecedentes de que en diversas legislaturas tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, las legisladoras han hecho exhortos y puntos de acuerdo para que la secretaría de Hacienda libere en su totalidad el presupuesto y que estos espacios de protección operen protegiendo los derechos humanos de las mujeres, niñas y niños.

Finalmente, la legisladora subrayó que se debe apoyar y reconocer la valía en el trabajo de los refugios ya que durante todo el año y las 24 horas del día se dedican a salvar la vida de mujeres, niñas y niños privilegiando ante todo sus derechos humanos, por lo que hizo votos para que en este mandato cambien las cosas para bien.

—o0o—

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *