Twitter/SenadoresdelPAN
Senado.PAN
SenadoresPANTV
SenadoresdelPAN
Correo GPPAN
Artículos en periódicos

Senador Daniel Ávila: Aumento de la corrupción en México

La organización Transparencia Internacional recientemente dio a conocer la medición de Índice Global de Corrupción para el año 2017. México volvió a caer una vez más para ubicarse en el penoso lugar 135 de 180 países evaluados. Nuestro país obtuvo 29 unidades, quedando muy rezagado del promedio mundial que es de 43.

La medición de 2017 mostró que México tiene una evaluación similar a la registrada por países como República Dominicana, Honduras, Paraguay, Rusia, Bangladesh, Papua Nueva Guinea, Bangladesh, Guatemala, entre otros.

Los países con mejores calificaciones en la lucha contra la corrupción son: Nueva Zelanda (89), Dinamarca (88) Finlandia (85), Noruega (85), Suiza (85), Suecia (84), y Singapur (84).

En contraparte, los países considerados más corruptos son Sudán (16), Yemen (16), Afganistán (15), Siria (14) y Somalia (9). Lamentablemente, México está más cerca de los últimos lugares.

A escala continental, el promedio fue de 44 puntos, un poco mayor que el alcanzado en todo el mundo, lo cual también pone a México en una posición incómoda. Los mejores promedios del continente se lograron en Canadá (85), Estados Unidos (75), Uruguay (70) y Chile (67).

En comparación, los peores resultados en la región se dieron precisamente en México (29), Honduras (29), República Dominicana (29), Paraguay (29), Guatemala (28), Nicaragua (26), Haití (22) y Venezuela (18).

La corrupción además de desincentivar las inversiones reduce la competitividad del país. También inhibe la rendición de cuentas, el acceso a la información pública y la transparencia, lo que mina la confianza de los ciudadanos y empobrece a los países.

Es muy triste ver que 32 países de África están mejor evaluados que México, lo que demuestra el fracaso del sistema nacional anticorrupción, las deficiencias de la Secretaría de la Función Pública o la impunidad que gozan los ex gobernadores, entre otros elementos.

El fracaso en la lucha contra la corrupción ha sido por la falta de voluntad para realizar esfuerzos serios en la materia, sobre todo por parte de la administración encabezada por Enrique Peña Nieto.

México está en deuda con su población y es humillante que el gobierno no reaccione ante este cáncer social. Es claro que el actual gobierno no atenderá el problema, pero ojo: el electorado lo tomará en cuenta en las próximas elecciones.

Senador del Pan por Yucatán

Publicado por El Sol de México, 7 de marzo de 2018