Senadora Sylvia Mart铆nez Elizondo en el foro Garant铆a y Protecci贸n de los derechos de las audiencias

13 de septiembre de 2017.-聽聽 Participaci贸n de la senadora Sylvia Mart铆nez Elizondo en el foro 鈥淕arant铆a y Protecci贸n de los derechos de las audiencias. Reflexiones en torno a la minuta de reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusi贸n鈥

 

 

Buenas tardes a todas las personas que nos acompa帽an.

 

Y agradezco la invitaci贸n realizada por nuestra moderadora, la Maestra Adriana Sol贸rzano, para participar en este tan relevante y necesario espacio de opini贸n.

 

Yo quiero comentarles que siempre he luchado en este sentido, aunque de otra manera. Siempre me ha preocupado lo que recib铆an mis hijos y lo que reciben ahora mis nietos de informaci贸n en la televisi贸n y en todos lados.

 

Pero ahora quiero leer para no equivocarme en decir. Entonces, es una lectura lo que voy a hacer.

 

Me complazco mucho porque en primer lugar ha sido muy enriquecedor escuchar por la ma帽ana a mujeres y hombres tan l煤cidos en el tema.

 

En segundo lugar, porque me dan la oportunidad de participar en esta mesa con panelistas tan distinguidos, dotados de conocimientos y de experiencias muy valiosas para contribuir a este debate de ideas que nos permita garantizar verdaderamente, desde la propia Ley, todos los derechos ciudadanos que hoy se encuentran amenazados por intereses particulares.

 

Debo decirles que en este Senado, mi participaci贸n como integrante de la Comisi贸n de Radio, Televisi贸n y Cinematograf铆a tiene como antecedente la destacada participaci贸n de Javier Corral en esta instancia legislativa.

 

El ahora gobernador de Chihuahua tiene una marca destacada en su carrera legislativa como impulsor de la democratizaci贸n de los medios de comunicaci贸n en nuestro pa铆s, una lucha de m谩s de 20 a帽os hasta que se logr贸 aprobar la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusi贸n, as铆 como su ley secundaria.

 

Si bien esta reforma tiene aciertos que permitieron revolucionar la industria de las telecomunicaciones y la radiodifusi贸n, su acierto m谩s relevante fue establecer la regulaci贸n de los derechos fundamentales de libertad de expresi贸n y derecho a la informaci贸n.

 

La legislaci贸n tambi茅n dej贸 varios asuntos pendientes que el propio Javier Corral me pidi贸 encarecidamente no descuidar en mi quehacer legislativo, es por ello que hoy refrendo ese compromiso y me comprometo a trabajar para no mermar los derechos que se han conseguido a trav茅s de estas modificaciones constitucionales.

 

A tres a帽os de la publicaci贸n de la ley convergente en materia de telecomunicaciones y radiodifusi贸n, sostengo que no estar铆a en contra de los cambios a la ley, siempre y cuando esto no impliquen retrocesos o violaciones a los derechos de las audiencias y los usuarios de los servicios de telecomunicaciones.

 

La intenci贸n de la C谩mara de Diputados con nuevas disposiciones a incorporarse en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusi贸n no es otra que mantener a las audiencias como consumidores antes que como sujetos de derechos.

 

Permitir la autorregulaci贸n de los concesionarios de la radio y la televisi贸n tendr谩 repercusiones en la calidad de la informaci贸n a la que tienen derecho las y los mexicanos, como tambi茅n la forma enga帽osa que se ha utilizado para contraponer los derechos de las audiencias con la libertad de expresi贸n, como si la primac铆a de una sobre otra fuera la soluci贸n para evitar que los concesionarios sean regulados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

 

Es muy preocupante que desde la C谩mara de Diputados se legisle en contra del inter茅s p煤blico, pues es un indicador importante del grado de intervenci贸n pernicioso que factores reales de poder imprimen en algunos legisladores, lo cual demuestra la falta de ciudadanizaci贸n de nuestra democracia.

 

Sin una ciudadan铆a que tenga los canales institucionales para poder ejercer su conciencia cr铆tica, estamos retrocediendo en el ideal democr谩tico de construir una sociedad mejor a partir de valores como el respeto, justicia, tolerancia, legalidad, equidad, pluralidad.

 

Y no suficiente con ello, ya en el Senado, la Mesa Directiva, que estaba a cargo del Partido Verde, omiti贸 reservar un turno de la minuta enviada por los Diputados para la Comisi贸n de RTC, que solamente se turn贸 a la Comisi贸n de Comunicaciones y Transportes y de Estudios Legislativos, yerro que se est谩 pidiendo que se corrija por ser de inter茅s para esta Comisi贸n dictaminar los cambios a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusi贸n. En este momento, la discusi贸n y aprobaci贸n no pasar铆a por la Comisi贸n especializada.

 

La semana pasada, el senador Zo茅 Robledo envi贸 un oficio al presidente del Senado para solicitar la ampliaci贸n de turno, pero a esta hora no se ha dado respuesta a esta petici贸n.

 

Conf铆o en que la Mesa Directiva otorgue esta ampliaci贸n al menos para que participemos, ya que no nos dieron la oportunidad de ser los responsables del proceso de dictaminaci贸n.

 

De cualquier manera, asumiendo una actitud propositiva que ampl铆e los par谩metros y los alcances de la normatividad vigente, les quiero compartir que presentar茅 en los pr贸ximos d铆as una iniciativa que fortalece las atribuciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones en materia de supervisi贸n de los contenidos y por lo que respecta a la autoridad investigadora.

 

En consecuencia, no s贸lo se ver铆a reflejada una fortaleza en el ejercicio de las funciones sino tambi茅n en las Defensor铆as de las Audiencias.

 

Requerimos y exigimos un IFT aut贸nomo que pueda verificar el ejercicio de los concesionarios de la radio y la televisi贸n para que los contenidos respeten los derechos humanos bajo principios de igualdad y no discriminaci贸n.

 

Adem谩s, y muy importante para los concesionarios, que respeten el inter茅s superior de la ni帽ez, el derecho a la protecci贸n de la salud y a una alimentaci贸n nutritiva y de calidad, y sobre todo, el derecho a tener informaci贸n plural y oportuna.

 

En este panorama que hoy enfrentamos no se ha puesto 茅nfasis suficiente a la figura de la Defensor铆a de las Audiencias, mujeres y hombres nombrados por los concesionarios de radiodifusi贸n para ser el v铆nculo con las audiencias y dar seguimiento a las sugerencias, observaciones y quejas cuando haya lugar a afectaciones a sus derechos.

 

Disminuir las capacidades normativas para la supervisi贸n de los contenidos audiovisuales, como pretenden en su minuta los Diputados, no parece el camino m谩s adecuado para fomentar el ejercicio de los derechos fundamentales de libertad de expresi贸n y derecho a la informaci贸n a que se refieren los art铆culos sexto y s茅ptimo de la Constituci贸n Pol铆tica de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Por el contrario, conforme al esp铆ritu que impuls贸 la reforma constitucional de junio de 2013, deben reforzarse las atribuciones que al respecto se le otorgaron al Instituto Federal de Telecomunicaciones, evitando en todo caso las intromisiones indebidas que a la fecha le fueron asignadas a la Secretar铆a de Gobernaci贸n, por lo que la iniciativa de reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusi贸n que presentar茅 centra su finalidad en promover un ejercicio pleno de las facultades de supervisi贸n que le asisten al IFT en esta materia.

 

No debemos perder de vista que para el ejercicio del derecho a la informaci贸n, en su doble vertiente: individual y social, el papel que desempe帽an los defensores de las audiencias se convierten en un pilar.

 

Ya dec铆a Beatriz Sol铆s como Defensora de las Audiencias de Radio Educaci贸n: que estos derechos y las correlativas obligaciones para los concesionarios no pueden presentarse ambiguos en su materializaci贸n.

 

Tampoco debemos dejar s贸lo en los c贸digos de 茅tica y, en consecuencia, en la voluntad de los concesionarios su garant铆a, defensa y promoci贸n. Mucho menos, aprobar unas reglas que permitan que se nombre a personas que no superen el test del conflicto de inter茅s y est茅n ligadas con el concesionario.

 

脡stas son tareas que hay que emprender en el mediano plazo, pero lo que es urgente en este momento es hacer un llamado al Instituto Federal de Telecomunicaciones para que exija a todos los concesionarios regulados por la ley ad hoc a que ya se tenga el defensor de las audiencias y que se cumpla en todos los t茅rminos con lo dispuesto en la ley actualmente vigente.

 

 

Tambi茅n a que se apersone ante la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n y que defienda con argumentos basados en los principios fundamentales asumidos constitucionalmente por el Estado mexicano, los Lineamientos Generales sobre los Derechos de las Audiencias controvertidos por el senador Pablo Escudero, del Partido Verde Ecologista de M茅xico.

 

El reto que hoy me ocupa, y seguramente a varios de mis compa帽eras y compa帽eros en este recinto, es que no se aprueben, particularmente por lo que respecta a las defensor铆as, las reformas a los art铆culos 259, 260 y 261 de la minuta de los Diputados.

 

En las minucias, por insignificantes que parecen, se modifica el rol que deben desempe帽ar las defensor铆as y se les acota a conformarse como una mera oficina de tr谩mite subordinada y dependiente de las decisiones que asuma el concesionario.

 

Es preocupante que en M茅xico vayamos a contrasentido de las recomendaciones que a nivel internacional se est谩n presentando en la materia. No debemos perder de vista que hoy las audiencias se enfrentan a fen贸menos como la desinformaci贸n, la propaganda y las fake news.

 

Ante este fen贸meno, les traigo a cuenta que el pasado 3 de marzo el relator para la Libertad de Expresi贸n de la Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos, en conjunto con el relator de las Naciones Unidas para Libertad de Opini贸n y de Expresi贸n, la representante de la Organizaci贸n para la Seguridad y la Cooperaci贸n en Europa para la Libertad de los Medios de Comunicaci贸n y la relatora de la Comisi贸n Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos suscribieron la Declaraci贸n Conjunta que aborda el fen贸meno de la desinformaci贸n, propaganda y las llamadas fake news.

 

Esto, ante la preocupaci贸n de que estos fen贸menos afectan intensamente a la democracia, interfieren con el derecho de las personas de buscar y recibir informaci贸n de todo tipo, y pueden aumentar la hostilidad y odio en contra de ciertos grupos vulnerables de la sociedad. Pero tambi茅n pueden utilizarse como una excusa para censurar a la prensa independiente y suprimir el disenso.

 

Por ello, frente a la realidad, las defensor铆as de las audiencias tienen un gran reto que deben asumir proactivamente; sin embargo, debemos darles un marco regulatorio favorable o al menos no modificar el que actualmente se tiene para una defensa efectiva que favorezca el ejercicio de la libertad de expresi贸n en nuestro pa铆s.

 

Finalmente, hago votos para que los defensores de las audiencias organizados en la AMDA tambi茅n realicen esfuerzos que lleven a la defensa de los derechos de sus integrantes, que se sumen a las exigencias de que su autonom铆a, independencia e imparcialidad no se vean mermadas por ninguna norma legislativa o administrativa.

 

Agradezco mucho su atenci贸n y estoy abierta para los comentarios que se realicen.

 

Much铆simas gracias.

 

ooOoo

 

 

Sin comentarios a煤n.

Deja un comentario

Mensaje