Twitter/SenadoresdelPAN
Senado.PAN
SenadoresPANTV
SenadoresdelPAN
Correo GPPAN

Senador Fernando Torres Graciano presenta dictamen para modificar la Ley de Educación Militar del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos

20 de abril de 2017.- Intervención en tribuna del senador Fernando Torres Graciano, al presentar por parte de las Comisiones Unidas de Defensa Nacional y de Estudios Legislativos, un dictamen que contiene proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 1 y 28 de la Ley de Educación Militar del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Gracias, Presidente.

El dictamen que hoy ponemos a su consideración, es un dictamen que ya estudiamos y se trabajó en la Comisión de Defensa Nacional y Estudios Legislativos y que pretende reformar el artículo 1ro y 28 de la Ley de Educación Militar del Ejército y de la Fuerza Aérea Mexicanos.

No está de por demás recordar que en nuestra Constitución tanto el artículo primero como el cuarto, garantizan los derechos y las garantías individuales de la no discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, es que se buscó hacer una reforma para establecer el derecho a la igualdad y la no discriminación entre hombres y mujeres para que ejerzan de manera efectiva los derechos que consagra la Constitución en el ámbito de lo que es la educación militar.

La minuta objeto del presente dictamen tiene como finalidad garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres dentro del sistema educativo militar previsto en nuestra Constitución Federal en tratados internacionales y en la propia ley.

Cabe mencionar que las reformas en materia de igualdad de oportunidades no han sido ajenas a la legislación militar. Desde hace algunos años se ha venido avanzando en este tema y así tenemos algunos antecedentes. Es pertinente recordar como un antecedente que la escuela médico militar en el año de 1973 estableció en los planteles militares de enfermería y odontología, que se fundaron en los años 1938 y 1976, las únicas opciones de participación de las mujeres, esas eran las opciones donde podían participar las mujeres en educación militar, en odontología y enfermería.

Y en el año 2007 se establece que las mujeres tienen la opción de ingresar en otros planteles del sistema de educación militar como son: La Escuela Superior de Guerra, la Escuela Militar de Aplicación de las Armas y Servicios de Centros y Estudios del Ejército y Fuerza Aérea, la Escuela Militar de los Servicios de Administración e Intendencia y el Primer Batallón de Transmisiones y Escuela Militar de Servicio de Transmisiones.

En ese sentido, en materia de igualdad y equidad de género el 5 de agosto del año 2011, se adicionó la fracción 12 del artículo 2 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, que tuvo por objeto precisar que militares son hombres y mujeres que participan y pertenecen en las Fuerzas Armadas mexicanas, porque el concepto de militar se atribuía exclusivamente a los hombres y esta reforma permitió que se le reconociera el concepto también al esfuerzo y trabajo de las mujeres que pertenecen las Fuerzas Armadas.

Bajo este tenor de ideas es que los integrantes de las comisiones unidas de Defensa Nacional y Estudios Legislativos, reconocemos el esfuerzo que se hizo en la Cámara de Diputados, en la colegisladora, de promover dentro de la Ley de Educación Militar del Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos, una participación más efectiva de la mujer, dándole mucha mayor certeza jurídica.

Y así es que atendiendo este compromiso de garantizar el principio de igualdad entre hombres y mujeres, se estiman de ser incluir en el artículo 28, además de la igualdad de oportunidades propuesta por la Cámara de Diputados, “la igualdad de trato”, un concepto muy importante y trascendente, todos los cadetes no sólo los que son instruidos intelectualmente, sino también los que son instruidos en el arte de la guerra o a través de ejercicios militares, que conforme van aprobando los años escolares, se les asignen los grados que le permitan ejercer el mando, además conforme a los cadetes que avancen en los siguientes años tengan la responsabilidad de orientación y en su caso de supervisión de alumnos de años anteriores.

Por ello, no sólo es aplicable la igualdad de oportunidades sino también la igualdad de trato que debe prevalecer en los planteles militares para garantizar a las mujeres una participación a plenitud y sin obstáculos en su formación castrense.

En virtud de estas reflexiones es que venimos a presentar este dictamen y a solicitar su voto a favor del mismo, a esta asamblea.

Muchas gracias pos su atención.

Muchas gracias señor Presidente por el uso de la voz.

ooOoo