Twitter/SenadoresdelPAN
Senado.PAN
SenadoresPANTV
SenadoresdelPAN
Correo GPPAN

Gobernador de Nayarit debe separarse del cargo: senador Héctor Larios Córdova

Senador Héctor Larios, Fiscal General de Nayarit

5 de abril de 2017 

  • Con su renuncia se podrán llevar a cabo las investigaciones pertinentes en el caso del fiscal del estado, detenido en Estados Unidos por cargos de narcotráfico

El senador Héctor Larios Córdova emplazó al gobernador del estado de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, a separarse del cargo para que puedan llevarse a cabo las investigaciones pertinentes en relación con el fiscal, Édgar Veytia, detenido en Estados Unidos por cargos de narcotráfico.

En conferencia de prensa, el legislador panista afirmó que está muy claro que el gobernador tiene algún grado de complicidad con el ex fiscal, ya que primero lo invitó a colaborar como secretario de Seguridad Pública, luego como sub procurador y, finalmente, como Procurador de la entidad, en una relación de más de 11 años.

Al anunciar que el día de mañana presentará el punto de acuerdo en el Pleno del Senado para solicitar al gobernador su separación del cargo, Larios Córdova dijo que, antes de ser fiscal de Nayarit, Édgar Veytia tenía antecedentes penales por el delito de lesiones graves.

Para ser subprocurador y Procurador debió haber pasado por una prueba de control de confianza en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) o en la Procuraduría general de la República, lo cual no hizo.

En este sentido, dijo que se tiene tres escenarios; primero, que “no le hayan aplicado los controles de confianza y entonces Roberto Sandoval cometió un delito al proponer como fiscal a alguien que no tenía acreditada esta prueba”.

Segundo, continuó Larios Córdova, que no haya acreditado la prueba de control de confianza y de cualquier manera haya sido propuesto al cargo, lo cual también implica una falta del gobernador, por la cual tiene que separarse.

O tercero, que haya existido alguna complicidad del Cisen o de la PGR para falsear la prueba de control de confianza o que la haya hecho a nivel local, lo cual vuelve a ser un delito del gobernador Roberto Sandoval, señaló el legislador.

De una persona que públicamente desde el 2012 se dice que tiene relaciones con delitos, con el crimen, es una imprudencia enorme del gobernador haberlo invitado a colaborar como funcionario de distintos niveles, apuntó.

No obstante lo anterior, añadió, “entra como fiscal interino o como sustituto el secretario particular de Veytia; el gobernador Roberto Sandoval no busca de ninguna manera desligarse de esta persona, sino que nombra como sustituto al secretario particular”.

Lo anterior apunta a que, de alguna manera, Roberto Sandoval tiene algún grado de complicidad con esta persona, y la única manera de garantizar que las investigaciones sean las adecuadas es que pida licencia y se separe del cargo para que puedan hacerse las investigaciones, concluyó.

ooOoo

(Se anexa versión)

5 de abril de 2017

Versión de la intervención del senador Héctor Larios Córdova en la reunión de trabajo de la Comisión de Hacienda y Crédito Público con el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens

Gracias, Presidente.

Bienvenido, señor Gobernador.

Yo, en primer lugar, quisiera reconocer el trabajo del equipo del Banco de México.

La verdad de las cosas es que lo que vivimos en diciembre, primeramente, con la elección de Trump en el Gobierno de Estados Unidos y sus amenazas, que tenían fuerte repercusión en las expectativas económicas y en las acciones de los actores económicos; después, el “gasolinazo”, que amenazó con generar una escalada de precios y, finalmente, todos los efectos que tuvo en la devaluación; a la vuelta de tres meses, me parece que ése es un tema que ha tenido un excelente tratamiento por parte del Banco de México.

Creo que México ha sido el país que más ha subido las tasas de interés de referencia, 350 puntos en 3 meses, en menos de 3 meses, desde diciembre del 15.

Y, luego, el instrumento de la cobertura, que me parece que ha sido un extraordinario instrumento, para moderar las expectativas de la devaluación del peso. Yo quisiera empezar por hacerle ese reconocimiento.

Ciertamente, usted comentaba la importancia de hacer concurrentes la política fiscal con la monetaria, y en la política fiscal, pues, vivimos hasta el año anterior, tres o cuatro años de fuertes incrementos en los saldos históricos de requerimientos financieros del sector público; es decir, la deuda pública, al llegar a niveles de arriba del 50 por ciento del Producto Interno Bruto, un saldo histórico, lo cual representa muchísimos riesgos para la economía mexicana y para su estabilidad.

Ciertamente, ha habido una contracción del gasto en este año y yo quisiera que nos hiciera algún comentario sobre los pronósticos que hace en los precriterios de política económica que presentó la Secretaría de Hacienda el pasado 1 de abril, es decir, hace tres días; de hecho anteayer, porque, por ejemplo, se estima que habrá una reducción del déficit del 10.4 por ciento en términos reales, lo cual es un planteamiento extraordinariamente agresivo y que me parece que está sustentado sobre pronósticos que pueden ser muy dudosos.

Por ejemplo, el crecimiento económico; el crecimiento económico que estima el Gobierno federal está un tercio de punto arriba del que estima el Banco de México; el crecimiento del precio del petróleo, que es muy probable que se dé a niveles internacionales, pero luego, ingresos adicionales por crecimiento de la plataforma de producción de petróleo, que me parece que la tendencia histórica que tenemos en los últimos años es de continua reducción de esa plataforma de producción, estamos produciendo cada vez menos petróleo.

Y, considerando que no reduce los gastos, que mantiene prácticamente ahorita en estos precriterios los mismos gastos en todas las áreas de Gobierno vigentes en este año y que, adicionalmente, se estima un incremento fuerte del costo del crédito precisamente por el incremento en las tasas de interés, pues, me parece que con estos pronósticos…, hay varios otros temas que revisándolo con cuidado se encuentra con que hay un extraordinario optimismo en cuanto al desempeño, y lamentablemente, ese optimismo que lo han tenido otros años pues no ha resultado.

De tal forma que también habría que ponerse en un escenario menos optimista y quizá no se reduzca el déficit, ya no digo el 10.4 por ciento, sino que a lo mejor mantenemos el mismo déficit, pero es un año electoral, y creo que valdría la pena que nos hiciera un comentario de cuáles son los márgenes de actuación que podrían afectar el comportamiento de la macroeconomía con una no convergencia de la política fiscal con la política monetaria.

-ooOoo-