Senadora Mariana Gómez del Campo, al participar en la discusión del dictamen por el que se declara el 21 de marzo Día Nacional del Síndrome de Down

Senadora Mariana Gómez del Campo

16 de marzo de 2017.- Intervención en tribuna de la senadora Mariana Gómez del Campo Gurza al participar en la discusión del dictamen por el que se declara el 21 de marzo Día Nacional del Síndrome de Down.

Muchísimas gracias, Presidente.

Bueno, primero agradecer a las comisiones unidas la realización de este dictamen, a la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables y de Estudios Legislativos Primera; a sus presidentes, la senadora Lilia Merodio Reza y al senador Raúl Gracia Guzmán, por su importante trabajo para que pudiese salir adelante este dictamen.

Primero, quiero señalar que según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente uno de cada mil nacimientos en el mundo reportan este trastorno, por lo que cada año nacen entre 3 mil y 5 mil niños con síndrome de Down.

En ese sentido, en diciembre de 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down con la finalidad de poder aumentar, por un lado, la conciencia pública sobre este tema y recordar también la dignidad inherente, la valía, las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades.

Es importante apuntar que la fecha que fue seleccionada por la Asociación Internacional de Síndrome de Down refiere a la triplicación del cromosoma 21, por lo que se optó por el mes tres y el día 21; para todos aquellos compañeros que tenían esta duda de por qué el día 21 de marzo.

En México podría haber casi 6 millones de personas con Síndrome de Down y que todos los días muy desafortunadamente se enfrentan a un país, a ciudades, a comunidades que no les ofrecen la accesibilidad necesaria para poder desarrollar sus actividades cotidianas.

Al igual que los más de 7.2 millones de mexicanos que tienen alguna discapacidad, que representan el 6 por ciento de la población de nuestro país.

Si hablamos del tema de la accesibilidad ―de hecho hemos presentado iniciativas de ley al respecto en este Senado―, si nos enfocamos a lo que ha ocurrido en la Ciudad de México.

Bueno pues, queremos que la apuesta a lo que no ha ocurrido en la Ciudad de México, que la apuesta sea a revolucionar el entorno para ponerlo al alcance de las personas que presentan algún tipo de discapacidad.

Es momento de dejar de ver a las mujeres y hombres con Síndrome de Down como personas ajenas a nuestra sociedad, que están apartadas y que sólo deben ser objetivos de asistencia social. Son mexicanos valiosos que tienen mucho que aportarle a nuestro país.

Un dato alarmante que proporciona el Inegi es que se estima que alrededor de 30 mil niños con Síndrome de Down viven en la Ciudad de México, pero no tienen acceso a la educación especial que necesitan. Es importante contar con una educación especializada para las personas con discapacidad, pero al mismo tiempo tengan como premisa la integración y no la segregación, para que a largo plazo puedan insertarse en el campo laboral y no se les siga negando oportunidades de crecimiento profesional y personal.

Es momento de actuar. Sigamos desde este Senado de la República impulsando las acciones necesarias, las acciones pertinentes.

Y para terminar, no quiero dejar de mencionar a muchos de los actores claves para que hoy estemos aquí presentando este dictamen.

Esta fue una iniciativa que fue respaldada por el senador Roberto Gil Zuarth, entonces presidente de la Mesa Directiva; por el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Luis María Aguilar Morales; por la magistrada María del Carmen Carreón Castro, del Tribunal Electoral del Distrito Federal; siempre ha sido sensible y abanderado este tipo de causas, por la actriz Leticia Calderón, la periodista Katya D’ Artigues, organizaciones de la sociedad civil, como Arte Down México AC., Downis, la Confederación Mexicana de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual, entre muchas otras organizaciones, asociaciones civiles, que nos ayudaron a impulsar este día 21 de marzo, como el Día Nacional para las Personas con Síndrome de Down.

Muchísimas gracias y es cuanto, Presidente.

ooOoo

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Mensaje