Senadora Adriana Dávila pide al Ejecutivo Federal instruir a dependencias llevar a cabo acciones de supervisión en los centros de asistencia social que atienden niñas, niños y adolescentes y adultos

Senadora Adriana Dávila Fernández

16 de marzo de 2017.- Intervención en tribuna de la senadora Adriana Dávila Fernández, al presentar punto de acuerdo que exhorta al titular del Ejecutivo Federal a instruir a las dependencias de la administración pública federal a llevar a cabo acciones de supervisión en los centros de asistencia social que atienden niñas, niños y adolescentes y adultos para prevenir tragedias.

Muchas gracias, señor Presidente.

Como siempre, pido la atención de las y los senadores de este Pleno.

Recientemente aprobamos una ley general en materia de víctimas, modificaciones diversas
que se hicieron y lamentablemente, el 8 de marzo pasado fuimos testigos otra vez más de un caso en el cual el Estado, el Estado en este caso Guatemala, fue cómplice de otra tragedia, por que fallecieron al menos 40 niñas, niñas en situación de vulnerabilidad, muchas de ellas con hogares desintegrados, otras tantas que buscaban un refugio en donde poder ser atendidas de manera integral, tal cual se establece en muchos tratados internacionales y también en muchas legislaciones de este país y de muchos otros.

Estas medidas de protección, tendrían que haber sido, medidas que el Estado, en este caso Guatemala, pudiera haber contemplado y hubiera mejorado pues, y evitar que estas 40 niñas murieran en su desesperación al quemarse un colchón, murieran y fueran no sólo víctimas de algún delito de esta desintegración familiar, sino ya fallecieran para poder salvar a muchas otras de sus compañeras albergadas ahí.

México no es la excepción en casos como éste, en México muchos lugares, muchos lugares, quizá los que menos imaginamos, están siendo olvidados en la supervisión, muchos de estos lugares están siendo olvidados en la revisión de que cumplan con los estándares mínimos, donde se atienden a grupos y a víctimas de diversos delitos, entre ellos los delitos en materia de trata de personas.

Como lo dije en mi participación, respecto del nombramiento del Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas, se han convertido las víctimas en números y cuando llegan a estos albergues no sabemos si son atendidas de manera correcta.

Por supuesto que mi pronunciamiento el día de hoy, este punto de acuerdo tiene que ver con esta solidaridad que le debemos a Guatemala, con esta solidaridad a las familias que están padeciendo la pérdida de sus hijas, que no pudieron ser rescatadas ni de la violencia que sufrieron anteriormente, reinsertadas socialmente tampoco y que lamentablemente tampoco pudieron salvar su vida ante la desesperación de todo lo que les tocaba vivir ahí.

No haré una remembranza mayor, sólo me permito recordar que en este país también se han dado casos que lamentablemente después nos arrepentimos.

Luego de 21 años de denuncias que se hicieron ante diversas instancias tanto federales como locales, se descubrió por ejemplo, un caso que hoy todavía sigue en la impunidad, Casitas del Sur.

Niños retenidos, niños cooptados, niños tratados, para ser dados en adopción ilegal. Sólo a través de la denuncia de una de las abuelas, se pudo encontrar que ese albergue no funcionada de la mejor manera.

No más lejano nos resulta el caso por ejemplo de Mamá Rosa, más de 400 personas víctimas ahí, de abandono, de violencia, de muchas vejaciones y hacinaciones, de lugares que ya parecen comunes para nosotros y a los que poco les ponemos atención, es más, los derechos humanos en este país, pareciera ser que no existen más que para mencionarse de manera discursiva y las acciones que llevamos a cabo son pocas.

Casitas del Sur también sigue en la impunidad y como olvidar aquel caso en Iztapalapa, en donde algunas personas víctimas de adicciones, también eran utilizadas para trabajo forzado por aquellas personas que se supone tenían la obligación de cuidarlas.

Ahora no contamos con un registro de víctimas, tampoco tenemos claro cuántos albergues, cuántas casas de atención, cuántas personas, cuántas asociaciones atienden a víctimas de delitos y no cumplen con las normas establecidas en los distintos ordenamientos que tenemos.

No voy a mencionar todos los artículos, pero si plantearía que también éste Senado aprobó una Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, que fue incluso iniciativa preferente, que establece estos derechos de ser atendidos, o el artículo 14 que también lo dice, o el artículo 108 por supuesto, de la Ley General de Salud, que nos dice con qué requisitos debe contarse en cada albergue.

Yo creo que no tenemos que esperar, a que estas tragedias sucedan, a que repitamos historias, como Mamá Rosa, como Iztapalapa, como Casitas del Sur o lleguemos al extremo, por ejemplo, del caso de Guatemala, que reitero, tiene toda nuestra solidaridad.

Por eso he pedido y quiero pedir el apoyo de ustedes para que este punto de acuerdo sea votado de urgente resolución, que tiene dos resolutivos y que por supuesto, espero contar con el apoyo de ustedes, ya están en sus escaños y también está en la orden del día.

El primer punto de acuerdo es para, perdón, el primer resolutivo de este punto de acuerdo, es para exhortar al titular del Ejecutivo federal, a fin de que se instruya a las dependencias de la Administración Pública Federal que correspondan, para que se lleven a cabo acciones de supervisión en los centros de asistencia social que atienden niñas, niños y adolescentes y adultos, para prevenir tragedias como la sucedida en Guatemala y anteriormente también en nuestro país.

Y estoy proponiendo, también por acuerdo de otras compañeras y compañeros, que revisamos este segundo resolutivo, una modificación que espero también sea aprobada por ustedes y que entregaré a la Mesa Directiva.

Segundo resolutivo, se exhorta a la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, para que se cree un grupo de trabajo conformado por las presidentas de las comisiones Contra la Trata de Personas, Derechos Humanos, Niñas Niños y Adolescentes, Grupos Vulnerables y Gobernación, a fin de que dé seguimiento y acompañe dichas acciones de supervisión en los albergues, refugios y casas de medio camino, tanto públicos como privados
que atienden a víctimas de trata de personas.

Estoy segura que las y los senadores serán solidarios con este punto de acuerdo y espero que podamos hacer esta aprobación de urgente y obvia resolución.

Es cuanto, señor Presidente.

ooOoo

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Mensaje