Twitter/SenadoresdelPAN
Senado.PAN
SenadoresPANTV
SenadoresdelPAN
Correo GPPAN

Senadora Silvia Garza Galván al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión de los Derechos de la Niñez

Senadora Silvia Garza Galván

16 de febrero de 2017.- Intervención en tribuna de la senadora Silvia Garza Galván al participar en la discusión de un dictamen de la Comisión De los Derechos de la Niñez y de la Adolescencia que contiene punto de acuerdo que exhorta a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas a atender a las niñas y los niños huérfanos producto de la masacre suscitada el 18 de marzo de 2011 en el municipio de Allende del estado de Coahuila.

Compañeras y compañeros, senadores y senadores.

Me presento ante este Pleno para solicitar su voto a favor ante este delicado tema.

Los huérfanos en el mundo, es un tema muy importante y delicado. La organización no gubernamental denominada “Humanium”, en sus estadísticas muestra que hay alrededor de 170 millones de niños y niñas huérfanos en el mundo, de los cuales 9 millones se encuentran en Latinoamérica y el Caribe.

Diversos estudios señalan que la prolongada permanencia de los niños en los centros de internación, teniendo la mayoría familiares, constituye un indicador de que no se ha trabajado con las familias ni se han aplicado las medidas alternativas a la institucionalización.

Es importante porque en el artículo 25 de la Ley de Protección a los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes señala, –ese artículo es muy claro–, cuando una niña o niño, o un adolescente, se vean privados de su familia, tendrán derecho a recibir la protección del Estado, quien se encargará de procurarles una familia sustituta y mientras se encuentren en la tutela de ésta, se les brindará los cuidados especiales que se requieran por su situación de desamparo familiar.

Especialistas del país indican que se encuentran institucionalizados un gran número de niñas, niños y adolescentes, en albergues o centros de protección especial y hogares sustitutos de manera indefinida, algunos sin lo debidos procedimientos, atentando sustancialmente contra sus derechos humanos elementales.

Pero, ¿qué pasa con aquellos niños que no se encuentran institucionalizados? Lo cierto es que no se sabe cuántos huérfanos existen en México, pero, sobre todo, cuántos huérfanos viven sin protección.

Llama la atención que seguimos sin un sistema de información que pueda decirnos en qué condiciones viven y cuántos son los huérfanos producto de la guerra contra el narcotráfico.

Una de las entidades federativas donde la situación es crítica es mi estado, Coahuila, en donde en 2011 cientos de personas fueron ultimadas por un grupo criminal en el municipio de Allende, el ataque duró varios días y se extendió a otras poblaciones cercanas como Piedras Negras; lamentablemente ninguna autoridad municipal, estatal o federal se dio cuenta de estos hechos tan lamentables: casas derrumbadas, propiedades quemadas, en las calles balazos y más balazos.

Y es increíble que ninguna autoridad dio alerta o se dio cuenta de esto. El resultado fue entre 200 personas desaparecidas aproximadamente y más de 70 niños y niñas que quedaron huérfanos.

La institución encargada de dar apoyo a las víctimas es la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, que tiene la obligación de construir el Registro Nacional de Víctimas, así como dar acceso a los recursos del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral para Víctimas.

En el punto de acuerdo en concreto pido dos cuestiones: uno, atender, o sea que se exhorte a través del Senado de la República a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, para atender a los niños huérfanos producto de la masacre suscitada el 18 de marzo de 2011 en el municipio de Allende, de Coahuila de Zaragoza, incluyendo el acceso al Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral; esto es bien importante, dice: incluyendo el acceso Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral para Víctimas.

Y la otra parte es también exhortar a la misma comisión a que informe las acciones implementadas de la atención a las víctimas en esta masacre, en esta horrible masacre y hechos violentos y que quedarán en el pasado negro de Coahuila, al cobijo de todas las autoridades.

Por eso agradezco muchísimo a los integrantes de la comisión, en especial a mi compañera la senadora Martha Elena, por este dictamen y sobre todo porque sus integrantes tienen esa sensibilidad necesaria para estar y entrarle a estos temas tan difíciles.

Es necesario que el Gobierno federal promueva acciones de protección y atención a todos estos huérfanos mediante ayuda psicológica, porque no solamente hablo de Allende, el punto por supuesto que lo mencioné, querida senadora, de Allende, porque quedó en lo “oscurito”, porque lamentablemente esto salió a la luz pública por los medios de comunicación, no por las autoridades y esto de verdad que es muy, pero muy lamentable.

Hablo de todos los huérfanos del país que están en esta situación, en esta guerra incontrolable contra el narcotráfico, que son los más vulnerables, los que más sufren y los que quedan sin atención y que la Comisión de Atención a Víctimas le entre a la parte de utilizar ese fondo en lo que debe, no andarlo gastando en otras cosas que no tiene, no tiene ningún caso invertir ahí.

Estos huérfanos necesitan ayuda psicológica, acceso a la salud, garantizar la entrada y permanencia de la educación en todos los niveles, apoyos económicos y demás acciones de corte social que garanticen el apoyo a estas personas.

Así es que gracias, Martha Elena, gracias a la Comisión. Y es cuanto, Presidenta.

ooOoo