Discurso del Sen. Martínez Martínez al instalar la Comisión de la familia y el Desarrollo Humano

Senador José María MartínezMéxico, D.F., 12 de junio de 2014.- Intervención del senador José María Martínez Martínez al instalar la Comisión de la familia y el Desarrollo Humano que él mismo preside.

Gracias.

En principio, para dar la bienvenida a quienes nos acompañan hoy en el presídium, tanto de la Cámara de Diputados, en representación la diputada vicepresidenta; la senadora Lisbeth Hernández Lecona también, compañera de la Comisión; la senadora Martha Palafox, también compañera de la Comisión; el senador presidente del Senado de la República, el senador presidente de la Junta de Coordinación Política; la senadora Angélica Araujo, en representación del senador Emilio Gamboa, coordinador de la bancada del PRI y destaco también la presencia en el presídium de la Doctora Elva Leonor Cárdenas Miranda, directora general de Protección a la Infancia, en representación de la señora Angélica Rivera, del Sistema DIF Nacional. También destaco la presencia de la Maestra Consuelo del Rosario González Jiménez, directora general del Sistema DIF Jalisco, en representación de este Sistema de mi estado natal. Muchas gracias por acompañarnos.

También a todos ustedes, amigas, amigos, representantes de la sociedad civil, representantes del gobierno que nos acompañan el día de hoy a ser testigos no sólo de la instalación de la Comisión Ordinaria de la Familia y Desarrollo Humano. Es la primera vez en la historia parlamentaria, cuando menos en las últimas décadas, que se establece esta Comisión de carácter ordinario.

Ha habido esfuerzos en otros momentos, tanto en la Cámara de Diputados, como el Senado, de comisiones especiales, al igual que las hay también en algunas entidades federativas.

Hoy la importancia de esta Comisión radica en los retos y desafíos que hoy tiene la familia. La familia que conceptualmente hoy no tenemos una distinción que cuando menos jurídicamente nos armonice el sentir o los sentires de todos los mexicanos en concreto respecto del modelo que nosotros queremos.

Hoy los legisladores se han pronunciado por un concepto, hoy la Corte ha metido de más su criterio, y discúlpenme mi atrevimiento, en términos de la familia, y hoy algunos estados, en concreto el Distrito Federal ha ido más allá, ha ido incluso a través de modas, tendencias, tratando de adoptar este modelo de familia, sin que ello nos signifique a la mayoría de los mexicanos.

¿Qué es la familia? Ya decía el senador presidente del Senado que debemos ir más allá de ese concepto jurídico, y no sólo de ese concepto jurídico, esa unidad social, esa unidad económica.

Hoy la familia debe entenderse como esa comunidad perfecta, esa escuela de solidaridad y de amor, esa escuela de ciudadanía, debe entenderse con la misma sociedad, es aquí donde construimos a ciudadanos de valor y con valores.

Es aquí donde reside la importancia de esta Comisión y su reto fundamental: defender, fortalecer y trabajar por la familia que nos significa a todos los mexicanos. La familia desde ese concepto de los lazos naturales que han predominado a lo largo de la historia y ha resistido embates de modas y tendencias. Ese concepto es el que hoy nos interesa y nos significa en esta Comisión trabajar.

Desde esta Comisión habremos de trabajar de manera conjunta, tanto con el gobierno federal, como con los gobiernos locales para buscar de forma transversal políticas que sí la fortalezcan. Tenemos que trabajar por rescatar nuestra experiencia, por darle de nueva cuenta valor a esa experiencia a través de nuestros adultos mayores, que hoy hay incluso algunas familias que los llevan a retiros.

Hoy tenemos que trabajar cómo incluimos también a los niños, a los jóvenes, a los adolescentes en un sentido de responsabilidad compartida con sus padres, con sus abuelos, con sus tíos, con sus primos. Hoy tenemos que trabajar también porque la familia no se desintegre. Y esto implica también un gran trabajo por parte del Estado que no ha sido, que no ha sido una asignatura cuando menos de los últimos gobiernos.

En todas las entidades de la República vemos cómo las familias se desintegran por la necesidad económica. Hay niños incluso, migrantes, hay adolescentes, jóvenes, padres que dejan solos sus hogares para ir en pos de una mejor oportunidad. Migran al extranjero, migran a zonas metropolitanas porque no hay oportunidades económicas y por tanto no hay desarrollo desde el propio municipio.

Aquí es donde quiero revertir esa premisa que nos han enseñado a lo largo de la historia, hacer desde lo local, pero pensar desde lo global. No. Hoy tenemos que pensar desde lo local, desde lo local tenemos que pensar cómo fortalecer esta comunidad perfecta de solidaridad y amor que es la familia.

Desde aquí también tenemos que trabajar en que políticas públicas a partir del Presupuesto de Egresos de la Federación se dirijan a potenciar el “vocacionamiento” económico de todas las entidades federativas para que desde ahí encuentre la familia oportunidades de desarrollo y supervivencia sin que pierda su integración vocacional.

Desde aquí, desde esta Comisión también habremos de trabajar por políticas públicas que integren a todos y que no se traduzcan en un esfuerzo aislado o lineal, como hoy ocurre. Hemos adoptado políticas internacionales a lo largo de nuestra historia que nos han dado por crear institutos de las mujeres, de los jóvenes, de los adultos, sin pensar en el concepto integral de la familia.

Hoy tenemos de nueva cuenta que volver a agrupar estos esfuerzos, a coordinarlos, a vincularlos para crecer juntos como sociedad y como México. Hoy tenemos de nueva cuenta que volver a antaño y pensar en un andamiaje jurídico que permita integrar todos estos esfuerzos, pero que obligue a la autoridad a trabajar de manera transversal en todos y cada uno de los integrantes de la familia para que puedan enfrentar sus propios retos.

También tenemos que cerrar la puerta ya a algunas entidades o algunos políticos que están pensando más en modas o en tendencias o incluso que nos han llevado a pensar en la muerte.

Tenemos que trabajar en políticas que fortalezcan la familia, a la mujer y también a nuestros jóvenes. No queremos el aborto. Queremos trabajar en función exactamente de la vida. Esa es nuestra convicción, eso es lo que vamos nosotros a ofrecerle a México y a todos los mexicanos. Hoy tenemos que volver de nueva cuenta a esos lazos naturales que han integrado este concepto, esta comunidad de amor y de solidaridad.

Esa es parte y ese va a ser el reto y la agenda de esta comisión. Muchísimas gracias. Sean todos ustedes bienvenidos.

Faltó declarar formalmente instalada esta Comisión. Habiendo tres de los integrantes de cinco que conformamos esta Comisión, les agradezco, muchas gracias, estando la senadora Martha Palafox, la senadora Lizbeth Hernández y un servidor, como integrantes de esta comisión y de conformidad al artículo 147 del reglamento del Senado de la República declaro formalmente instalada la Comisión Ordinaria de la Familia y Desarrollo Humano. Enhorabuena. Muchas gracias.

-0000-

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Mensaje