Audio de la intervención en tribuna del senador Héctor Larios Córdova

Héctor Larios Córdova México, D.F., 19 de abril de 2013.- Audio de la intervención en tribuna del senador Héctor Larios Córdova al emitir el posicionamiento del GPPAN al discutir el dictamen de reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica.

Versión de la intervención en tribuna del senador Héctor Larios Córdova al emitir el posicionamiento del GPPAN al discutir el dictamen de reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica

Con el permiso de la Presidencia, a nombre del Grupo Parlamentario de Acción Nacional vengo a respaldar el dictamen que el Partido Acción Nacional votará a favor de la minuta que recibimos de la Cámara de Diputados.

Es una minuta que recoge reformas largamente esperadas y que en el PAN fueron de manera reiterada, impulsadas en años anteriores.

Aquí se han hecho reconocimientos, merecidos, tanto a los coordinadores parlamentarios como a los presidentes y a los integrantes de las comisiones dictaminadoras. Me parece que es justo también reconocer a los presidentes de los partidos que junto con el gobierno, los presidentes de los partidos de oposición, que junto con el gobierno supieron construir consensos, que fueron posteriormente, y también el reconocimiento, recogidos por la Cámara de Diputados y hechos minuta, que hoy se dictamina en el Senado y seguramente encontrará el respaldo mayoritario.

Ya se ha dicho aquí de manera reiterada que hoy es el primer paso para una reforma en esta materia de radiodifusión, de telecomunicaciones y de competencia económica, y esto es muy importante resaltarlo. Es el primer paso. Ciertamente en los medios se hablará de que se logró la reforma en esta materia, la verdad en la conciencia de cada uno de nosotros tiene que estar claro que lo único que hicimos fue el día de hoy, junto con la Cámara de Diputados, cuando regrese a ella, la reforma constitucional.

El gran reto será la reforma de la ley, o la construcción de la ley secundaria o de las leyes secundarias, el nombramiento de los comisionados de los órganos nuevos autónomos constitucionales que se constituyen.

Esta reforma nos parece que es una reforma de tercera generación en materia de telecomunicaciones y de radiodifusión. Permítanme hacer un ejemplo, en materia de telecomunicaciones, en materia de telefonía. Primeramente lo importante es que existiera el servicio, que hubiera acceso al servicio en este país, que se construyera una infraestructura fundamentalmente pública.

Posteriormente, una parte como empresa pública y otra como empresa privada, lo importantes es que hubiera acceso a todo mundo a la telefonía. Cualquiera recordaría la época en que una empresa requería más de seis meses para que pudiera tener un servicio, de telefonía fija, no había de otro. Y fue la posibilidad de la segunda generación de cambios que hubiera acceso para todos, del teléfono, que pudiéramos contratar líneas y sobre todo que hubiera la adecuación tecnológica y la entrada de la telefonía digital.
Hoy lo que hagamos es el arranque de una reforma de tercera generación que se centra en la calidad del servicio y en el precio, y la calidad del servicio y el precio también determinan la posibilidad de acceso para todos de estos servicios.

Realmente el enfoque de esta reforma es una reforma que está centrada en el consumidor, en el ciudadano, en el usuario. Es una reforma que busca darle mayor acceso a mejores precios, a más bajos precios, a precios competitivos que no los tenemos en este país y sobre todo con servicios de calidad.

Por en la misma reforma se aborda una reforma en materia de competencia económica dándole autonomía constitucional a la Comisión Federal de Competencia Económica. Ese es un tema que no está en los medios de comunicación pero que es verdaderamente trascendente.

En este país tenemos muchísimos mercados imperfectos, no solamente el de las telecomunicaciones y el de la radiodifusión. Se dice que para los más pobres, el 30% de los ingresos se pierde en sobreprecios que pagan en mercados imperfectos, mercados imperfectos, alguien lo llamó.

Este país es el país de dos, dos grandes empresas que proveen los insumos para la producción, por ejemplo, de tortilla, dos grandes televisoras, en fin, tenemos dos grandes distribuidores de pollo, por ejemplo, que hacen que los consumidores mexicanos paguen precios por encima de los precios internacionales.

Tenemos problemas de competencia en el cemento, en el huevo, en los medicamentos, desde luego que en el Internet, desde luego que en la telefonía, desde luego y no se habla mucho del transporte que encarece todos los bienes que se distribuyen en este país.

Esta reforma constitucional es el punto de arranque de tratar de perfeccionar mercados que permitan que los consumidores mexicanos accedan a precios internacionales que liberen parte de su ingreso y este ingreso los destinen a otros bienes y servicios que seguramente le permitirá al país desarrollar otros mercados.

Contrariamente a lo que se ha dicho aquí, no es una reforma que tenga el propósito de combatir a los monopolios. El centro es ayudar al consumidor, ayudar al usuario; ciertamente a las empresas con las reglas de mercado que están ahorita han extraído la renta de los consumidores tomando, porque esas reglas son los que están, lo que se trata es de cambiar esas reglas.

La reforma tiene varios temas que se han abordado ya aquí, yo quisiera resaltar solamente cuatro, cuatro temas, algunos de ellos muy discutidos.

La creación de dos órganos con autonomía constitucional. Ciertamente en este país, yo soy partidario de que aun cuando no sea la mejor técnica legislativa, le demos autonomía constitucional tanto al Instituto Federal de Telecomunicaciones como a la Comisión Federal de Competencia Económica, son los organismos que tendrán la encomienda de definir las políticas públicas tanto en materia de competencia económica, como en materia de radiodifusión y telecomunicaciones.

Segundo, un tema que parece central, que es la convergencia. Tanto la radiodifusión como las telecomunicaciones usan el mismo conducto de transmisión, el espacio radio eléctrico. Y es absurdo que existan concesiones para un tipo de radiodifusión y concesiones para telecomunicaciones. Lo que se hace es que existan un solo tipo de concesiones y que sobre todo una sola ley rija a todos los concesionarios que usan el espectro radioeléctrico ya sea para servicios de radiodifusión o para servicios de telecomunicaciones o lo mejor en beneficio del usuario y del consumidor, que en el mismo espacio radioeléctrico que tiene concesionado presten todos los servicios y haya mayor concurrencia en el mercado.

El tercer punto, uno de los más debatidos, que tenga un enfoque hacia el consumidor. Ciertamente nuestro sistema jurídico defiende los derechos, la presunción de violación de derecho de cualquier persona física o moral. Y a veces la defensa de los intereses legítimos de una persona física o moral se contrapone a los derechos de la mayoría de los consumidores.

El amparo, la suspensión es un mecanismo mediante el cual en aras de garantizar que no se violentarán los derechos de un particular puedan seguirse a lo mejor violentando los derechos de la mayoría. Dicho de otra manera: la autoridad regulatoria para poder establecer una regulación tiene que ganar todos los amparos que el particular presente. En cambio, el particular con un solo amparo que gane en ese sentido lograría sobreponerse sobre el interés general.

En todos los países miembros de la OCDE cuando el órgano regulador establece una medida de corrección del mercado, esta medida se implementa. El particular, como aquí en México lo seguirá teniendo, derecho de defenderse, pero la medida no se interrumpe hasta que concluya este juicio, es lo que se hace, es un tema muy polémico, pero me parece que cambia el centro hacia el consumidor, hacia el derecho de la mayoría.

Finalmente, la creación de una infraestructura pública, una red que permita el acceso democrático a los servicios, a las pequeñas empresas que hoy tendrían enormes barreras de entrada para ingresar.

Finalmente, comentar que este dictamen tiene algunos cambios, cambios impulsados por la fracción del Partido Acción Nacional, en primer lugar poner contrapesos a los organismos autónomos constitucionales. Se crea una contraloría interna, el contralor será normado por la Cámara de Diputados, tanto para el Ifetel como para la Cofeco.

Adicionalmente, la posibilidad de que los órganos autónomos constitucionales puedan presentar controversias constitucionales contra otros órganos del Estado y viceversa.

Adicionalmente, eliminar todas las referencias a delitos penales que estaban en la minuta y desde luego, cambios que el PAN seguirá impulsando a través de las reservas que presentaremos en la discusión en lo particular.

Concluyo, afirmando, reiterando que este es un primer paso, es solamente la reforma constitucional, no es una reforma en materia de telecomunicaciones, no es una reforma en materia de radiodifusión y no la es en materia de competencia económica. La reforma verdadera tendrá que ver con las leyes secundaria y ese es el enorme reto que tiene el Congreso de aquí en adelante, con muchas más dificultades, seguramente, y mucha más finura en el trabajo que tendremos que hacer.

Hago votos porque ese trabajo que afrontaremos próximamente sea sacado en beneficio de este país.

Es cuanto, señor Presidente.

**oOo**

Sin comentarios aún.

Deja un comentario

Mensaje